Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B C. VUGRXES 17 DE J U N I O D E 1955. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. Si CORRIDA EXTRAORDINARIA A BENEFICIO DEL MONTEPÍO DE POLICÍA ALTERNATIVA DE LUIS PARRA, PARRITA Sin llegar al lleno, era muy buena la entrada. I b a m o s a ver lidiar ayer, en corrida extraprdina r i a a beneficio del Mont e p í o del Cuerpo G e n eral de Policía, un n o v i lio de rejones por el caballero d o n Be r ¡n a- r diño Landete, y seis toros por Pe Pedrés durante la f ae- drés Chicuena que realizó con su lo II y L u i s segundo toro, bravísimo Parra P a r riejemplar. ta que recibía la alternativa. Todas las reses eran de D. Antonio Pérez, de San Fernaado. El rejoneador estuvo muy bien, aunque. se le fuera la mano en alguno de los hierros, que quedaron bajos. Pero colocó ta fantástico par de banderillas a dos tolanos, metiéndose por el terreno de dentro, en las tablas del 6. HUÍJO riesgo en la entrada y exactitud en ¡a salida. Se le hizo una ovación grande, como merecía Cl arrojo dsl jinete. También colocó banderillas otra vez, pero con menor lucimiento. A toro parado clavó dos rejones de muerte, y echó pie a tierra, viéndose achuchado antes de rematar el empeño. Fue aplaudido y salió a saludar, después de haber descabellado. Con e! toro Fortuna número 40 de, la vacada de D. Antonio, que era negro zaino, recibió Luis Parra la alternativa de manes de Pedrés Luis vestía temo beige y oro. Su faena de muleta tuvo mucho aguante por el pitón derecho. Se trata de un muchacho que llega a la alternativa sabiendo lo suficiente. Hubo cambios de mano al dar salida a las series, con pases de pecho. El toro humillaba para embestir luego con la cara alta y derrotando, como ocurrió más visiblemente cuando Luis quiso emplear la mano izquierda. Y cuando consiguió dos pases con cite de espalda, le ovacionaron. (Ya verá el lector porgué acotamos esto. Concluyó con el toro de dos pinchazos, casi media estocada y un descabello. Le aplaudieron y salió a saludar. Y seguiremos con el nuevo espada. El sexto fue el mayor de la corrida, pero corto lie pitones. Tomó una sola vara, pero fue empujando hasta el centro del anillo, y le metieron el palo a placer. ¿Qué es una vara en éstas circunstancias? nos preguntamos. ¿Ha de medirse el castigo por el número reglamentario de puyazos o por lo que uno solo puede represeaíar? Esta es la cuestión, que el arbitrio presidencial ha de decidir muchas, veees. Nuestra opinión está con el Reglamento, aunque reconozcamos ciertas excepciones, como la de este caso. El toro quedó quebrantadísimo. Parra empezó por alto, para cometer el error de doblar a un toro lias estaba doblado y que se caía. Esto ocurrió en pases redondos y naturales. No había que hacer más que eso que se llama cuidar al toro cosa que indica que el toro no es de cuidado. Por eso se le fue a Parrita la faena de las manos. Y conste que no había muchas posibilidades de hacerla. Mató meáiante una buena esttocada, descabelló certeramente y fue despedido con palmas. Ya hay un matador más. Y más problemas para el muchacho. Llevaba ya matados nueve toros esta temporada en la plaza Monumental Pedro Martínez, En las cuatro corridas anteriores había estado bien, valeroso, pero sin mucho relieve. Se le veía triste, como ausente. Cumplir, exponer... Bueno; pero sin hacer nada extraordinario. Así había estado en el segundo toro de la tarde de ayer. Salió el quinto. Pronto vio el de Albacete que era un toro extraordinario. Por dos veces había derribado a Pimpi quien no había picado, ni mucho menos, con buen estilo. Brindó Pedro la faena. Se arrancó el toro con brío, estrellándose en los tableros. Y surgió el Pedrés de ios tiempos mejores, el de las tardes memorables. Y Pedrés no dio una sola pedresina Parecía empeñado en demostrar su capacidad para el toreo técnico. Comenzó con unos pases por alto. Cuatro naturales y uno de pecho. Pases con la derecha, suaves, haciendo que el toro describiera todo un espléndido e impecaWa círculo. Todo se puede ver como en cámara lenta. El toro va prendido en lai muleta que la muñeca rige pulcramente. Hay juega limpio. Esta faena quedará en la historia de Pedrés Luis Pelayo grita desde su emisora del 1: ¡Hoy mejor que nanea! La voz popular saluda la extraordinaria faena de Pedrés sin pedresina Esa la había dado antes Parrita y la repitió Ciiicuelo El de Albacete ha cambiado la onza de oro. Señala un pinchazo en lo alto. Luego clava todo el estoque en las agejas. El toro cae ante el matador. Han pedido una oreja. Se concede. Sigue el entusiasmo. Piden la otra, que también corta el alguacilillo. Pedro se anima. Su habitual tristeza ha desaparecido. Da la vuelta al ruedo y sale a saludar. Chicuelo ha estado valiente y bullicioso toreando de capa al toro tercero. Le han aplaudido. El toro era feo, kstillafio, no apto para corrida limpia. Buenos maletazos. Cite de espalda. Ovación. Continúa entregado al toro. Cogida, que se veía venir. Calzón roto nada más. Dos pinchazos y una estocada. Hay palmas. No está satisfecho Manolo. Su medio paisano liafeía cortado dos orejas, y para él no había estado muy clara ¡la cosa. Está sobre la arena un toro velsto y descarado de pitones. Se carga la faena sobre mana a derecha. Hay muchísimo aguante y el valor imperturbable de Chicuelo se impone una vez más. Le ovacionan. Otros cites de espalda y adornos. Va a dar un molinete de rodillas y sale atropellado. Luego da manoletinas mirando al tendido. Está en el centro de la plaza, y allí entra a matar. Hay dificultades para salvar e! pitón habida cuenta de la poea estatura de Manuel. Pincha por dos veces, y, al fin, saltando al modo que lo hacía Vicente Pastor, se vuelca sobre el morrillo, y todo el estoque entra en las péndolas, hasta las mismas cintas. El toro cae sin puntilla y le clan una oreja por sufragio popular, con la consiguiente vuelta al ruedo y saludos desde el centro. Cuando termina la corrida pasean en hombros a Pedrés y á Chicuelo P incluso los sacan por la puerta grande. Surgen algunas protestas. A ellas un la mía. Han estado muy bien ambos toreros. Nada he quitado de la referencia elogiosa. Pero no ha sido una tarde de éxito redondo y absoluto. ¿Qué se va a dejar en Madrid para cuando un- torero lo consiga en sus dos toros? -GIKALDILLO. NOVILLADA EN BARCELONA Barcelona 16. En la Monumental se lidiaron seis novillos de Ignacio Sánchez y Sánchez Media entrada. Las reses bien presentadas y bravas, excepte la tercera y sexta. Montenegro fue ovacionado al banderillear a sus dos enemigos A su rírimer. o, faena con naturales, de pecho y c rechazos. (Ovación. Tres pinchazos y descabello. (Vuelta. En su segundo dio ppsea sentado en el estribo que se ovacionaron, -derechazos y molinetes, para un i inchazo y dos medias. (Ovación. Ostos, superior con la capa. (Ovación, 1 La faena fue coreada. Dos pinchazos, una entera y descabello. (Vuelta. V En su segundo estuvo valiente y fue aplaudido en una faena artística, para un pinchazo estocada y descabello. (Vuelta. A Curro Puya le correspondió el penf lote. A su primero lo veroniqueó muy bien. Faena por derechaaos, para una estocada. (Aplausos. Al último, después de unos pases de dominio, legró que tomara el en. gaño a fuerza. de consentir y obligar. Estocada y descabello. Se le despidió con aplausos. -Cifra. ESTA NOCHE PRESENTA POR SIETE ÚNICOS DÍAS DIOSA DE LA PERSONALIDAD EN LA CANCIÓN FRANCESA RESERVE Teléfonos SU MESA 33 27 59 33 93 26 C Sfel? Oiga esta noche por Radio Madrid, la emisión especial Mondariz. VENTA PISOS LUJO Exentos 90 contribución 20 años. 9 habitaciones, tres baños y servicios. Guzmán el Bueno, 27,