Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
V I E R N E S 17 DE J U N I O DE 1955. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 39 secuencias la negrura de esas tintas dramáticas, no por ello deja de advertir, en las pinceladas desgarradas, un fondo de verdad bastante para conmover nuestro corazón de cristianos y españoles. Al contemplar el vacío de entonces y la realidad actual, al comprobar que hoy no tienen razón de ser gritos desgarradores de ese tipo, porque todo un Gobierno, toda una En lo social y en lo económico estamos edificando un nuevo orden comunidad, dotados de una fuerza arrolladora, inspiradas por un sentido nuevo y agrario declara el ministro de Agricultura vigoroso de la solidaridad y de la responLE HA SIDO IMPUESTA A DON RAFAEL CAVESTANY LA MEDALLA sabilidad, los hacen imposibles. Por eso debemos sentir la justa alegría de estar DE ORO DE LA COOPERACIÓN edificando en lo social y en lo económico A primera hora de la tarde de ayer los a su vez en la Organización Sindical haun orden agrario propicio a la justicia y miembros de k I Reunión de la Asamblea yan querido demostrarle su gratitud cona la equidad que desde hace siglos se deben de Cooperativas del Campp ofrecieron al cediéndole la Medalla de Oro de la Coopeal labriego español. En la construcción de ración y que hayan querido que- yo se la ministro de Agricultura, D. Rafael Cavesimponga como secretario general del Mo- este orden nuevo figura en primer lugar tany, en su despacho social, la Medalla de la cooperación que origina bloques humaOro de la Cooperación por su actuación vimiento y buen amigo que saben soy de nos como de granito, piedras sillares que ai frente del Departamento y en favor de él. Así lo acabo de hacer ante esta nutrida y selecta representación de miembros de la aseguran la, fortaleza de la nueva estrucla agricultura. tura agraria que estamos forjando. Se aleAsamblea General de Cooperativas, que Asistieron al acto los ministros secretagra de la extensión que va teniendo por han traído a esta ceremonia e! rea! ce de rio general del Movimiento, Sr. Fernántodos los campos de España la obra de la presencia, el calor de su agradecimiendez- Cuesta, y de Trabajo, Sr. Girón; los su v el, testimonio de su fe en la obra que cooperación y que constituye una de las subsecretarios de Obras Públicas, S r Na- to más airosas y queridas banderas sindicales Rafael a cabo en varro Rubio; de Trabajo, Sr. López Jimé- defensa Cavestany está llevando la mancera qiíí; cada día flamee sobre nuevas ciudade los que agarrados a nez, y de Agricultura, Sr. Cejudo; los di- del viejo arado, al volante del moderno des, pueblos y villas como símbolo de conrectores generales de este último Departa- tractor o en la responsabilidad de la emprequista, de ilusión y de esperanza. Y pormento, ei delegado nacional de Sindicatos, sa, sobre el campo trabajan y al que consaque los más altos, quienes más obligados Sr. Solís; D. Carlos Rein y otras muchas gran inteligencia, ilusiones y esfuerzos. están a dar ejemplo, creo que el Ministerio jerarquías, así como el alto personal del de Agricultura y la Organización Sindi- Querido Rafael, tú no necesitas de estíMinisterio. ca! deben estar satisfechos, porque ambos, El Sr. Muñoz Grandes (D. Fernando) mulo para continuar la tarea, pero siempre han cumplido alegremente el mandato secretario de la Unión Nacional en fun- es grato el ver que lejos de pasar desapercibida, es valorada como se merece, y pre- cooperativo, uniendo sus energías en la ciones de jefe, hizo el ofrecimiento de la gran tarea de fomentar la cooperación y cisamente por quien mejor puede hacerlo, condecoración. hacerla posible en todas partes y, sobre que son sus beneficiarios. Esta Medalla de DISCURSO DEL SR. FERNANDEZtodo, allí donde era más urgente. Bodegas Oro lo atestigua, así y yo, con alegría de CUESTA y almazaras cooperativas, tal como las que amigo y camarada te la he impuesto. Seguidamente, el ministro secretario gehemos inaugurado conjuntamente en la neral del Movimiento, Sr. Fernández- CuesPALABRAS DEL SR. CAVESTANY Mancha y Andalucía, son ejemplos elota, impuso la medalla al Sr. Cavestany y Cerró el acto el ministro de Agricultu cuentes de una política definida con cía pronunció el siguiente discurso: servida e Sr. Cavestany, -el cual dijo que debió ser ridad y fielmentedesmayo porinterpretada. De sincera satisfacción es para mí este Continuamos sin este camino para todos un motivo de alegría insupera- apenas iniciado, pues aún nos aguardan acto, ya míeme da la oportunidad de expresar a Rafael Cavestañy el afecto que- como ble el que la cooperación sea una realidad. difíciles, pero reconfortantes jornadas en e ¡Recuerda, que no hace mucho era una amigo le profeso y la admiración que como cumplimiento de este grato deber de coidea casi inaplicable a nuestro medio ru- laboración. ministro tengo, por su obra. ral por una feroz insolidaridad de un inRafael Cavestany es un hombre todo codividualismo anárquico que recibía fuerza Están tan diáfanos nuestros propósitos razón e inteligencia, los que, impulsados y aliento del poder central por su inca- -agregó- que no es necesario consumir por su vehemencia y dinamismo, han dado pacidad para conducir el curso de losacon- un nuevo turno en explicaciones que pus. su obra un signo de marcado patriotismo tecimientos. Transcribe un párrafo de la y de servicio a la agricultura. dieran parecer ociosas. Debo, pues, refe- 1 literatura política agraria de principios de rirme con la emoción y el afecto que en Pero no es Cavestany sólo el técnico que siglo de un aragonés impaciente y apa- mí despierta vuestra presencia al motivo aplica fríamente los adelantos de la ciencia o de la experiencia agronómicas, de las sionado en el que, en síntesis, decía que la concreto que os ha traído a esta casa solar mejor estadística que podía proporcionarse del campo nuestro, junto a uno de sus que es conocedor, sino también la persona era la de los cuerpos demacrados y hara- más modestos hombres. Muchas gracias, que siente las angustias y preocupaciones pientos que desfilaban por los campos de la amigos del alma, por esta medalla que de los agricultores, con los cuales está Península, y agrega que aunque se resiste vuestro ministro ha prendido en mi pecho. identificado porque, al fin y al cabo, uno a aceptar íntegramente con todas las con- Muchas gracias, repito, por este signo de ellos es. Hombre social y de nuestro tiempo, como externo dicho sea como una expresión, buen falangista, sabe que si importantes hoy tan en boga, que me obliga a tributar son los problemas económicos del campo, un esfuerzo en aras de la noble idea coopeno menos lo son los sociales, buscando por radora. Ya conocéis mi pasión y mi debiello dar a la propiedad de la. tierra, a su Dirigido por sacerdotes. Curso de verano. lidad por las cosas del campo y por todo explotación, una organización más justa lo que, como esta insignia, con él se relainternos y externos a pary más eficaz para elevar la producción, y para alumnos tir del día 20. ciona. Perdonad si os confieso que me siencon ella la capacidad adquisitiva del agrito orguíl 2o so de vuestra atención y de Velázquez, 74 (hotel) Madrid. cultor y por ende su bienestar. vuestra recompensa. Yo, soldado de filas Cavestany es un lírico del campo, al que del campo, hago de- esta ceremonia sencilla canta en sus obras y discursos con toda la y. entrañable, realzada por la asistencia TRACTORES exaltación de su temperamento apasionado, de tanto camarada ilustre, una jura de siendo ese canto más que la bucólica suave bandera. Me forjo la ilusión de que he la geórgica que enseña y guía, no habienbesado una cruz imaginaria, formada por do sector alguno de la vida agrícola que la enseña cooperadora y la espiga que no haya merecido su interés y, entre ellos, 35 HP. DIESEL luce en nuestro escudo sindical, y que al el de ¡a cooperación. Comprendiendo las hacerlo he jurado dar y sacrificar cuanto ventajas que de ella se derivan ha estise me pida por que la limpia bandera de mulado su expansión, no sólo teóricamente, la cooperación tremole orgullosa en los 1 sino mediante disposiciones protectoras y ENTREGA EN EL ACTO montes, en los valles y en los llanos, al beneficiosas, que en la memoria de todos igual que hoy flamea en mi corazón agralos presentes están y que conocéis mejor decido. que yo. Tanto el Sr. Fernández- Cuesta como el Por estas razones nada tiene de extraño Sr. Cavestany fueron muy aplaudidos al que los cooperativistas españoles encuadraESPRONCEDA, 36- 40- Tel. 34 54 00. dos e, n la Obra Nacional de Cooperación y terminar sus discursos, ABC. CAVESTANY SIENTE LAS ANGUSTIAS Y PREOCUPACIONES DEL CAMPO DICE EL MINISTRO SECRETARIO GENERAL DEL MOVIMIENTO Ptas. 93.000 SEIDA, S. A. -1