Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
1955. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 31 religiosas reconocidas en todo- el país sean a partir de ahora, días laborables. 6. Prohibición de las procesiones y con- 1 centracicnes religiosas ai aire libre sin permiso especial de la Policía. 7. Anulación de la exención que disfrutaba la Iglesia de los impuestos sobre bienes raíces y otros (costará a la Iglesia el equivalente a unos catorce millones de dólares) 8. Presentación de una moción para que sea enmendada la actual Constitución para, separar la Iglesia del Estado. (La Iglesia católica ha sido la oficial del Estado desde que Argentina logró su independencia hace 145 años. 9. Detención de sacerdotes. 10. Detención de dos prelados. -Efe. UNA OFENSA GRAVÍSIMA QUE SE CASTIGA CON EXCOMUNIÓN Roma 15. L Osservatore Romano, en nota autorizada, publicada en primera plana, recoge las informaciones de Prensa de que el Gobierno argentino ha destituido de sus cargos eclesiásticos a dos prelados y se añade: Es superfino recordar aue. el impedir directa o indirectamente el ejercicio de la jurisdicción eclesiástica es una ofensa gravísima que las leyes de la Iglesia castigan ipso jure con la excomunión. La nota- -agrega la información- -no men- Previamente fueron detenidos e interrogados por la Policía KADIO VATICANO ANUNCIA QUE EL SENADO HA PROPUESTO QUE LA RELIGIÓN CATÓLICA DEJE DE SER LA OFICIAL Buenos Aires 15. Monseñor Antonio Tato y monseñor Ramón Carlos Novoa, han sida detenidos y expulsados de la Argentina bajo la acusación de haber provocado violentos desórdenes en la capital el pasado fin de semana. La deportación no tiene precedentes, ya que los dos prelados son ciudadanos argentinos, nacidos en el país. Según manifiesta su abogado, doctor Manuel Río, monseñores Tato- -que, como obispo auxiliar de Buenos Aires, regentaba la archidiócesis por enfermedad del cárdena! arzobispo, quien en el momento de la detención se encontraba hospitalizado- -y Novoa: fueron llevados anoche a la Central de Policía, para ser interrogados, y al amanecer, a la cárcel de Villa Devoto, en concepto de detenidos. Más tarde eran trasladados al aeropuerto y partían, expulsados de su país, para Roma, a bordo de un avión de las Aerolíneas Argentinas. El comisario Almedia, jefe del Departamento Político de la Policía Federal, que está realizando una investigación sobre los sucesos de fin de semana, se presentó ayer tarde en la Curia- -dice el doctor Río- -preguntando por monseñores Tato y Novoa. Monseyor Tato se encontraba en aquel, momento visitando al cardenal Copello en el establecimiento en que se halla hospitalizado. Monseñor Novoa, y también el canciller de la Curia, D. Antonio M. Aguirre, hubieron de ir, acompañados por el doctor Río, con el comisario Almedia al hospital, en busca de monseñor Tato. Allí fueron interrogados los tres dignatarios- -monseñores Tato y Novoa y el señor Aguirre- y trasladados después en un coche policíaco a la Central de Policía, siempre, en compañía del doctor Río. D e s p u é s de largo interrogatorio, M. Aguirre fue puesto en libertad esta tarde, y se le permitió volver a! Arzobispado. -Efe. presidente y el vicepresidente de la República han de ser católicos. -Efe. LAS MEDIDAS ANTIRRELIGIOSAS EN SIETE MESES, Buenos Aires 15. He aquí algunas de las medidas tomadas por el Gobierno en los últimos siete meses: 1. Legalización del divorcio y autorización de nuevo casamiento para personas divorciadas. 2. Aprobación de una ley por. la que se reconoce que los hijos nacidos fuera de casamiento tienen derechos iguales a los legítimos. 3. Restablecimiento de la prostitución legalizada en todo el país. 4. Supresión de la enseñanza obligatoria de la religión en los colegios públicos, y supresión de las subvenciones del Gobierno a las escuelas católicas. 5. Determinación de que cinco fiestas HEMOS SIDO EXPULSADOS Río de Janeiro 15. Han pasado por Río de Janeiro monseñor Tato y monseyor Novoa. Hemos sido expulsados declararon a los periodistas en el aeropuerto carioca. -Efe. LA RELIGIÓN CATÓLICA DEJARA DE SER LA OFICIAL Roma 15. Radio Vaticano difundió la siguiente información, fechada en Buenos Aires: Encuadrado en la penosa lucha contra la Iglesia, el Senado argentino ha propuesto una serie de importantes modificaciones constitucionales. El proyecto tiende, entre otras cosas, a suprimir la declaración de la Constitución, según la cual el catolicismo es a religión del Estadio, y en virtud de este título tiene derecho a su protección. Otras fórmulas constitucionales cuj a supresión ha sido también propuesta, son las que se refieren a la competencia del Congreso para la estipulación de concordatos con la Santa Sede, a la admisión de congregaciones religiosas en el país, a la intervención del Estado en el nombramiento de- los obispos y a la autorización para la publicación de documentos pontificios. Dichc proyecto tiende, además, a la abolición de! artículo constitucional según el cual el En Nueva York, el joyen Frank Santana, de. díecisietévlpbs, se ha declarado culpable del; asesinato de su compañero, de la misma edad 1, William Blankenship. (Da los periódicos. Ahí ven ustedes cómo el mundo sigue siendo mundo, cons sus pros y sus contras, sus dimes y sus diretes, sus fas y sus nefas. Ninguna de las dos noticias es extraordinaria. Una de ellas, doloroso. La otra, casi cómica. Entendimientos primarios, aficionados a las generalizaciones, dirán frente a la primera noticia, que todo se ha puesto malísimo, en el mundo, que ya nadie tiene corazón, que la mocedad está dispuesta al crimen y que no se, puede mirar hacia ninguna parte sin ver horrores por doquiera. Los que comenten primariamente la segunda noticia, dirán que a dónde hemos llegado, que parece mentira la falta de varonía que tienen ahora los muchachos, que no hay derecho a que un zagalón se desmaye, al encaminarse a sus nupcias. Con un poco de meditación deduciremos que siempre habrá superbestias y archisensibles en el género humano. El joven Blankenship vivía en un barrio neoyorkino, cuyos habitantes púberes y adolescentes estaban divididos en dos bandos; los Navajos y los Goldes Guineas. Como en una hermosa película ejetyifplar, de esas que tanto preocupan a los padres de familia. Lo peor del caso es que el joven Blankenship era hijo de William Blankenship, concejal de Bronx, cuyas campañas s e habían ceñido a des punios: poner fdrnlcs en las esquinas oscuras y organizar diversiones para los muchachos d diez a veinte años: los teen- agers como allí los ¡laman. De nada sirvieron faroles ni recreos aptos para menores. Él joven Frank Santana, perteneciente a los Navajos, invitó al joven Blankenship para que se incorporara a su clan. Cuando el. otro se negó, le metió una bala en el pecho. El joven En Glasgow, un muchacho de veinticuatro años se desvaneció en el momento de ir a contraer matrimonio Después sufrió tres soponcios más en. breve espaciede tiempo. (De los periódicos. Blankenship cayó, agonizante, junto a un farol en una- esquina de Bronx. La brutalidad, de Frank Santana está de acuerdo con los Coinics y otros pastos de novelesca putrefacción, que abundan en los Estados Unidos y em- piesan a abundar en otras parles, para atiborramicnio de mentes juveniles. Pero, ¿qué podemos decir, en cambio del ternísimo galán escocés que se desmaya, antes del sí definitivo? ¿Qué dirán los manes del conde de Darnley y de lord Mur- ray? ¿Se habrá vuelto a oír. la carcajada de sir Harry Laudar, -después de cantar I ve a lassie? No seamosexcesivamente burlones. Un mal momento lo pasa cualquiera, y- no será éste el primer caso- -ni el último- -ren que la emoción amorosa juegue una- mala pa- sada a un protagonista. Lo más. cierto es que, casi al mismo tiempo, la vida nos da dos muestras de juveniles acaecimientos, tan diferar s, qué pueden ser utilizados cómo enseñanza. No diremos moraleja- que es una palabra desagradable es un despeciivo. empeqíieñecedor, de algo que no lo admi- te. Las moralejas, por lo demás, suelen ser inútiles. ¿No ha sido el lector mu- cito más partidario de la cigarra que de la hormiga? ¿No le cargaba la hacendosa, egoísta, afanada almaccnc. dora de provisiones, en tanto que la gentil cantora estival acumulaba sus simpa- Has? Así. con casi todas esas fábulas inórales que nos hartaban de ejemplaridnd. En cambio, ante la vida, la vida varia, terrible y hermosa, grande y. chica, admirable y absurda, nos quedamos perplejos de encontrarnos, el mismo día, con las figuras del muchacho neoyorkino que mata por gusto, y el doncel gu lico que se desmaya junto a su novia,