Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID, JUEVES 1 A NO CUAD RA G Ei 5 3 73 6 i n E- 5. I U N O EJ E M P U R PE S ET A S I M O O CT A V O N U MERO 6o DE U NA P A G 1 N A S CONSEALEMANIA EL PLANEDÉN 5 -ELECCIONES LIBRES- -SERVIRÁ DE BASE AL, PROGRAMA OCCIDENTAL Las tres potencias aliadas presentarán en Ginebra proposiciones que en Londres califican de muy avanzadas A pesar de que ha sufrido dos derrotas er. la vida de una sola generación, Alema- nía ha vuelto a ser una gran potencia, si no todavía en él terreno militar, sí al menos en el de la economía. Sin la solución del problema germano, Europa no puede recobrar su estabilidad, y todos están de acuerdé, en que la solución ha de consistir, en primer término, en la unificación de las zonas en que está dividido el antiguo Reich. En realidad, debemos hablar de tres, pues 3 ás allá de la línea formada por los ríos Oder y Keisse se extiende el extenso territorio que Alemania ha perdido en beneficio de Polonia y, en parte (la región de Koentgsberg) de la propia Rusia. Nadie se atreve a sostener la tesis contraria a la unificación; nadie preconiza el federalismo como solución definitiva, y menos aun la continuación indefinida del statu quo basado en la división. Todos, en fin propugnan lo mismo, pero sólo Rusia ha sabido explotar para sus propios fines el deseo general de unidad. Aunque el programa es único, cabe preguntar cómo se espera convertirlo en realidad. Se habla de elecciones libres simultáneas en todo el territorio y supervisadas. Si el comunismo fuese un partido como otro cualquiera, el plan de Edén sería lógico. Sin embargo, no parece fácil asegurar la libertad del cuerpo electoral frente a la presión roja. Quizá no hubiese desórdenes callejeros, pero sí amenazas más o menos veladas. Los agentes de Moscú dirán a la gente que actúe con mucho cuidado, pues es segu ro el triunfo de su causa, y los recalcitrantes lo pasarían muy nial. Algo semejante sucederá, dentro de un año, en las elecciones generales vietnamitas. Por, ahora los moscovitas, ao agirán a conseguir una mayoría para los suyos. En efecto, los amos del Kremlin y sus quislings saben bien que ni con terror pueden conseguir una mayoría comunista. Lo que ellos buscan no es otra cosa que n. nar la influencia de Occidente, conseguir que la Alemania unificada se separe del Bloque Atlántico, y que las tropas norteamericanas se retiren del continente. Más claro: en estas circunstancias, Moscú no espera conseguir mayoría propia, sino una mayoría que- -aun siendo anticomunista en política interior- -prefiera inclinarse hacia el Este. Y no parece improbable que lo consiga, supuesto que existen estos elementos en la zona oriental, y en la occidental, e incluso dentro de la coalición del nuevo Canciller de Hierro. Aún hay más. La unificación es en sí misma un peligro, no en el sentido democrático que preocupaba tanto a nuestro Donoso Cortés, porque va dirigida contra la adhesión de la República Federal al sistema político y militar de Occidente. Adenauer, que se batió como un león para conseguir que las dos Cámaras del Parlamento de Bonn, ratificaran los Acuerdos de Londres y de París (incluido el referen- EN ESTE NUMERO Después de haber sido interrogarlos por la Policía, dos prelados argentinos fueron expulsados del país y ayer mismo salieron en avión para Roma (Pág. 31. En un discurso pronunciado en el Club Americano, el director de la Misión administradora de las Operaciones Exteriores norteamericanas en España expuso el alcance del programa, de ayuda. Espera que los problemas pendientes se resolverán con el mejoramiento de las. relaciones entre, los dos países (Pág. 33. Al terminar la siega en Extremadura se puede afirmar que en esa región es buena la cosecha de cereales (Pág. 35. Acerca de Los mandamientos de. las, corridas de toros publicamos hoy un interesante artículo ¿e don Gregorio Corrochano (Pág. 41. te al Sarre) no podría evitar que el Gobierno y el Parlamento de una Alemania unificada- -de un Cuarto Reich- -prescindiesen de lo concertado por los Gobiernos de Bonn y del Berlín oriental. La nueva Alemania no sería continuación de la República Federal. Englobaría todas las tendencias y probablemente no tendría interés en participar en futuras ludias. Con toda seguridad aceptaría el ofrecimiento de Moscú que el leal Adenauer rechaza. De suceder así las cosas, los occidentales, en general, y los norteamericanos, en particular, habrían gastado muchas energías para sólo conseguir un resultado transitorio. Como si la unificación alemana, a pesar de tantos inconvenientes, fuese el supremo bien, se dice en Londres que Occidente está dispuesto a presentar en la reunión de julio, en Ginebra, las proposiciones más avanzadas que hasta ahora se ha hecho acerca del futuro alemán. Los occidentales son siempre generosos al formular propuestas, a veces con la secreta esperanza de que los moscovitas las rechacen. En efecto, en la Conferencia celebrada a principios de! año pasado Moscú rechazó él Plan de Edén, so pretexto de que Alemania, como país soberano, no podía admitir una supervisión extraña de sus elecciones. Pero Moscú desea ahora una rápida solución del problema- -quiere evitar a toda costa que la defensa de Europa se refuerce con doce divisiones alemanas- -y se puede prever que aceptará cualquier fórmula. de arreglo. La ruina de la N. A. T. O. interesa al Kremlin mucho más- que el triunfo electoral del partido comunista. Para de icer el Bloque occidental, o privarle, ai menos, de la aportación militar de la Alemania de Bonn, está dispuesto a renunciar tanto a su programa como al empleo del veto. El problema germano está estrechamente ligado a la re lnión de los cuatro grandes, a la que asistirá el president F. isen- hower, no como jefe de Estado, sino como SU ALTEZA REAL EL PRINCIPE DON JUAN CARLOS ASISTE LA VERBENA DE LA PALOMA EN LA CORRALA De incógnito, y como un espectador más, ha asistido en La Corrala a la representación de La verbena de ¡a Paloma S. A. R. el príncipe D. Juan Carlos, al que acompañaban los condes de Montellano y otras personas de su séquito. En representación de la Comisión Municipal de Deportes y Festejos del Ayuntamiento de Madrid recibieron a S. A. R. don Tomás Seseña, asesor artístico de la misma, y D. Baltasar Sainz presidente de la Casa de Socorro del distrito de la Arganzuela. El príncipe soportó con el Mejor humor un pequeño chubasco y declinó la invitación que la representación municipal le formuló para que ocupara la tribuna cubierta del Ayuntamiento. El público, que se dio cuentí. en seguida de la presencia del principe, le hizo objeto de una calurosa ovación, que se repitió al despedirse S. A. R. de la representación municipal.