Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
(Continuación) el fracaso ha sido en ambos juntamente. Fracasó por torpe y por mendaz. -Víctor Pradera. ¿Qué ha ocurrido para que sobrevenga este cambio tan bi usco? Pues ha ocurrido esto: que ha habido un hombre, un español de los que van quedando pocos, que consciente de su derecho, se ha negado a dejarse atropellar en la persona de un obrero tan respetable y tan digno de protección como cualquier otro. Y se ha cruzado, con todas sus consecuencias, en el camino de una revolución que no conquistaba más pasiones que las que cobardemente se abandonaban por los que estaban obligados a defenderles. Ha ocurrido que ha habido un ministro de la Gobernación español, antes que nada, dispuesto a hacer respetar el derecho de ese hambre. Y ha ocurrido que un pueblo como el de Madrid, harto ya de una tiranía odiosa, se ha puesto ¡en pie y sin alharacas ni jactancias, pero con firmeza, ha dicho: ¡Presente! Y ha ocurrido, en fin, que unos obreros engañados y t r a i c i o n a d o s han abierto sus ojos, h a n comprendido cuál e r a ¡su verdadero enemigo y han gritado: ¡Basta! y han roto unos carnets que tenían algo de grillete. Honorio Maura. vocativos, sin amenazas ni bravuconerías, sino serenamente y con la plena seguridad y firmeza de la justicia que le asiste, mantuvo su derecho y pidió y exigió el respeto a la ley, que se disponían a atropellar los mismos que la votaron. La Nación 15 de marzo de 1934. EN BENEFICIO DE LOS HUELGUISTAS El día 20 de marzo de 1834, el Consejo de Administración de Prensa Española ofreció un almuerzo en honor de las personas que generosamente se prestaron a repartir y vender por Madrid los ejemplares de A B C después de la huelga planteada en sus talleres. Concurrieron un centenar de personas, aproximadamente. Con la presidencia se sentaron los mecánicos que condujeron las camionetas du- A los postres hizo uso de la palabra, entre otros, don Fernando Luca de Tena, vicepresidente de Prensa Española quien propuso lo siguiente: Como según mis noticias, por considerar perdida la huelga los obreros que laboraron al lado nuestro y que tan queridos eran de nosotros no percibirán en lo sucesivo auxilio alguno, yo propongo a la Empresa de Prensa Etepañola que, como demostración del amor de España a sus obreros, se confeccione un número de A B C que podría ser vendido al precio de veinte céntimos, y que la diferencia de precio se destine a aminorar la situación difícil en que se encuentran las víctimas de los dirigentes y cabecillas del ya resuelto conflicto. La proposición fué aceptada, y el número de A B C del domingo día 25 se vendió a veinte céntimos, dedicándose el En un período de la vida española, en 1 que hemos visto t a n t a s claudicacicnes, el caso de un hombre y de una familia que arriesgan, su comodidad, su bienestar, su fortuna, nada menos y nada más que por defender un derecho que, en fin de cuentas, no les afectaba de un modo personal, es de los que redimen de su abyección posible a todo un pueblo. Cuando el lector compre A B C sepa que contribuye a sostener no una Empresa mercantil, sino una Los primeros números de también Impro. idea pura del derecho y visados en diversos puntosA B C, después de la huelga, se vendieron Ministerioen numerosos puestos público estratégicos de Madrid. He- aquí, Junto al de la Gobernación, II de la libertad, un ¡baarrebatando el periódico a los vendedores. luarte de dignidad y de ciudadanía. Y cuando se oponga a las rante los días que se hizo la venta de este sobreprecio a beneficio de las víctimas de coacciones con que los facinerosos traten periódico por este procedimiento. Entre la Casa del Pueblo. de. impedir la difusión del gran diario, los comensales figuraban los siguientes: El resultado de dicho sobreprecio, en el sepa que defiende su propia dignidad y duque de Hornachuelos, marqueses de total de los 303.200 ejemplares vendidos, combate la más vergonzosa e inmunda de Conquista, Orellána, Eliseda, Fuentes, deducida la comisión extra de los vendelas tiranías. Informaciones 16 de mar- Manzanedo, Asprillas; condes de Tilly, dores, dio un beneficio líquido de peseRuiseñada. Villagonzalo, Barajas, y seño- tas 24.256. A este montante se sumó un zo de 1934. res Moya Goizueta, Ülzurrum, Amado (don donativo particular de don Fernando Andrés) Pombo, Layús, Torquemada, Vi- Luca de Tena de 5.0O0 pesetas y otros dillavicencio, Roca de Togores, Crespi de versos donativos, entre ellos uno del diaValldaura, Ansaldo, Casademunt, Miláns rlo La Nación que lanzó también con La huelga de Artes Gráficas, que aca- del Bosch (don Jaime y don Javier) Semba de fracasar por una admirable reac- prún, Martos, Quirós, Hoyos, Fernández sobreprecio y para este fln uno de sus nú ción de la ciudadanía, ha tenido intere- Villaverde, Castillo, Millán, Da- Biva, Bar- meros. santes aspectos, que bien merecen desta- cenas, Sarabia, Tornos, Miralles (don CarEPILOGO carse y ser comentados. los, don Luis y don Manuel) Linares Ri El más principal de todos, en medio de vas, Jordán de Urríes, Miralles Salabert, El ministro de Trabajo leyó ayer en la cobardía, ambiente en que veníamos Deleito, Ascandoni, Villanueva, Ríos, Alon- las Cortes el proyecto de ley sobre reforviviendo, ha sido la entereza digna, ga- so, López Jiménez, Rebollo, Oliva, Rebo- ma de la legislación vigente de huelgas y llarda y ejemplar, verdaderamente ejem- llo Alonso, García (don José) Ánguera locauts. (A B C, 25 de marzo de 1934. plar, con que ha sabido mantener sus de- de Sojo, García Cordobés, Ferraz y OliHe aquí, sin comenticios, el resultado rechos y su absoluta independencia, con va Lozano. Muchos de estos caballeros de la negativa de A B C a, sumarse al habían de caer- -como los hermanos Mi- coro de los que aceptaban sin chistar tomenosprecio de toda clase de interés material, la Empresa de A B C, a quien qui- ralles y el señor Quirós- -muertos o heri- das las arbitrariedades y vejaciones que so hacer su víctima la tiranía socialista. dos gloriosamente durante la Cruzada de les imponía la Casa del Pueblo. Sin jactancia alguna, sin alardes pro- Liberación. J- B. N