Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
gubernamental, sin otras condiciones que las que tiendan a garantizar lo que el señor Luca de Tena reputa como derecho inalienable de contratación y de trabajo. Junto a las anteriores declaraciones se hizo pública una nota de Prensa Eapaftola que contenia los siguientes párrafos: Conste de una vea que Prensa Española ha acatado siempre las resoluciones del Jurado Mixto y ha cumplido en todo momento loa contratos que estipula y los preceptos de la ley. Lo que no podíamos ni pedemos conceder, y por negarlo se ha producido la huelga Ilegal de nuestros talleres, es la expulsión de un obrero suplente que no tenia el plácet de la Casa del Pueblo. ¿En qué debemos transigir? ¿En que la Casa del Pueblo organice a su antojo nuestro personal y nuestros servicios, admita o expulse a nuestros obrero y disponga de nuestros talleres? Si hay otro punto de transacción, que lo digan, porque en ése, desde luego, somos intransigentes. La prueba más patente de la arbitrariedad y del despotismo de la Ü. Gk T, es la huelga declarada a los demás periódicos, a los que nada tiene que pedir y los atrepella porque la Empresa de A B tí no concede el sacrificio de un humilde obrero. En efecto, el ministro de la Gobernación había llamado a su despacho al di rector de A B C, don Juan Ignacio Luca de Tena, para rogarle qUe transigiera. Este recordó al ministro, primero, que la ley sobre la libertad de sindicación, hecha por el propio Largo Caballero desde el Ministerio de Trabajo, decía que los obreros tenían libertad para afiliarse al Sindicato que quisieran o no sindicarse, y, segundo, que el artículo 39 de ¡a ley de Jurados Mixtos prevenía que siempre que los obreros prepararan la huelga habían de dar cuenta de sus propósitos al Jurado Mixto, a fin de que éste pudiera procurar la avenencia de las partes, sin cuyo requisito no podía declararse la huelga en los plazos siguientes: a) echo días para los servidos de agua, luz y ferrocarriles; b cinco para tranvías y artículos de consumo general o necesario, y c) cuarenta y ocho horas en los demáa casos. ¿Cree el señor ministro que esta huelga es ilegal? añadió el señor Lüca de Tena. -Si; es ilegal- -respcndló el ministro. ¿Cree el señor ministro que he actuado leal y legalmente en defensa de mis derechos? -Si; reconozco que ha actuado usted legalmente. Pues si es asi, yo pido al Gobierno, como ciudadano español, que me ampare y proteja en el derecho que me asiste. -Así lo hará- -iprometió el señor Sala aar Alonso. ÜN MEDIADOR OFICIOSO Como detalle curioso en el curso de las negoeiacicnes oficiales y ofleiosas para resolver el conflicto, merece la pena recordarse una información publicada en la Debate el día 11 de marao. Dicha infor- uMtt- iat SSlüuS- Sao. mcau WUM- wu n iñw- muera uta tic t two tHtw r anuí tmtm XMKU K mu un M N SAKU tmaütXSa ST Oot lapidas pNMldtn el trabajo en la nave d maquinal de l i tlft i p fl U a la frrifMNI ttá detlloada lá memoria tft tos Herreros Abad, asesinad durante la hU e llé l 1 l ddldt i tm l Mlnide durtnt de 1884 ía gund de gr el d m nlt mi txt nt a tas Míínide durtnt la lUM marxUta 40 M- 188 (Pota V. Mure. Lleva a los agentes a un rincón. Enseña un carnet y consigue que se retiren. Después reprocha a los obreros la encerrona pero éstos explican que, estando la casa vigilada a causa de las amenazas sufridas por el obrero de A B C. no es extraño que a los policías les haya llamado la atención las tres visitas del descenocido. Este reitera sus ofertas en tono apremiante: Ya ven- -advierte- -4 ue la Policía ño puede detenerme, fin fln, piénselo una noche más, Hoy, en cierta estación del Metro les espero para que la renuncia se haga pública en la Hoja del Lunes No se ha podido saber el nombre de ese bienhechor. Tiene dinero, y a lo que se ve, inmunidad, no sólo contra la detención, sino contra la publicidad también, porque la Policía se ha negado decir el nombre escrito en el carnet. ATENTADO CONTRA DOS OBREROS DE A B C Mientras se llevaban A cabo las negó elaciones reseñada y n tanto qtted b declarado en toda España 1 atado di alarma, dos obreros d A B O que habita continuado en su tarea, pertenecientes la sección de albaflileria, fueron Cobar demente agredidos a tiros, en la tarde del día 8, por un grupo de Individuo qül les hablan seguido a la salida del trabajo. Eran estos obreros José Herreros Abad t José Rizo. El primero, de veinticuatro año de edad, casado hacía itrea meses murió el día 11. La noticia aparee en A B O en su numero del dia 14, primero que le publica desde la declaración de 1 huelga En la portada aparece un jtran retrato di Herreros Abad, el obrero asesinado, a uyA memoria se dedica también él edltofl U cuyos son los siguientes fragmentos: Sean las primeras líneas impresa! ti este número para dedicar un recuerdo fu. alvo y cordial, pleno de conmovida admi ración y gratitud, al desgraciado José Herrero Abad, obrero de A B C, cobardemen ta asesinado en la tarde del viernes último cuando salía de cumplir con su obll gaclón en los talleres de Prensa Etpa fióla 41. Existe un sentimiento aún inas denigrante para el hombre que la ingratitud! la cobardía. José Herreros no tuvo miado; no qUiao someterse, Era un hombre libre y digno, atento únicamente a cual plir con su deber según su conciencia f ejercitar su derecho según las leyes di un país del que se creía un ciudadano pro tegido por el Estado. Concluía el artículo anunciando la colocación de una lápida en los talleres. El consejo de Administración de Pren sa Española acordó continuar abonando a los familiares de José Herreros Abad w jornal que disfrutaba al ser asesinado. EL TttIUNFO DE LA CIUDADANÍA Este número de A 8 C, confeccionad por los contados obreros que no habita ÍS? í! itu, lada í w Wé no se le de- tuvo? hacia público que el ebrero que los socialistas querían expulsar de A B C había recibido por tres veces la visita de un caballero, e que le ofreció mil pesetas L f tMltI d, destino en el Ayuntamiento o en la Diputación si accedía a firmar una carta renunciando a su empleo en Prensa Española A la tercera 8 h ap 0 stad 0 fi tres tes de JM í SI bienhechor se descompone un tanto- -dice la información de El Debate pero es realmente hombre 4 e influencia Bou ftataai lalaiar AlonM, ministro clt la Cebe- nación taranta la hu ta Ilegal di k I O, a ln do trio daiftué por tai turb m rxlitat.