Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. DOMINGO 12 DE J U N I O DE 1955. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. EL COMERCIANTE Y EL TURISTA Ua artículo de D. Alberto Insúa Será el lector culto de A B C quien los resuelva PENAS si hemos rozado, con leve mo- dicidad, y anónima mente, planteando proSeguros estamos, como se M dicho tivo, las dificultosas cuestiones gra- blemas a nuestros lectoras. Serán probleen estas columnas, de que las pocas maticales, ha caído sobre nuestra mas entresacados de! a Isctura de libros o excepciones que se han denunciado en Redacción una. copia tan abru- de periódicos o de carias. Serán problemas A B C, y que han provocado una carmadora de cartas- -todas ellas escritas únicamente gramaticaües. Se irán escoia de D. Juan Abelló Pascual, en nom- con admirables competencia y correc- giendo frases incorrectas, ya por su giro bre de la Cámara de Comercio de Ma- ción de estilo- que no podemos por sintáctico, ya por la descarada vulgaridad drid, desaparecerán rápidamente. Lo menos de dar categoría periodística a de sus neologismos y barbaríamos. Esas desean los comerciantes y todos los los problemas de nuestra lengua; los frases incorrectas aparecerán en esta sec madrileños. Lo desea, con más ahinción como tales, y a nuestros inteligentes son, por lo c o m ú co que nadie, la dignísima Cámara, cuales aspecto puramente n intrincados, lectores competirá la tarea de explicarnos en su académico, purepresentada por el Sr. Abelló. Y preramente conservador. Su intrínseca difi- la razón por ía cual son incorrectas, y de cisamente porque no pueden existir cultad crece si se los considera en fun- sugerirnos, al propio tiempo, el vocablo excepciones enojosas, y guiados de un ción de la eficacia y elocuencia modernas. o el giro sintáctico que, a su juicio, serían deseo de hacerlas desaparecer para No son problemas peculiares del castella- más apropiados, más elegantes, más cosiempre, queremos hoy estimular el no. En todos las países ocurre lo mismo. rrectos, en fin. celo de esa Cámara reproduciendo el Dada la nutrida correspondencia que Se trata de compaginar la propiedad y la artículo que D. Alberto Insúa publielegancia de nuestros vocablos y de nues- estos temas gramaticales nos ha proporcaba el día 9 de este mes en La Vansintaxis con las necesidades expresivas cionado, tenemos la certeza de que serán guardia Española de Barcelona. Dice tra la vida contemporánea. muchas y muy sagaces las soluciones a los de así: problemas gramaticales que aquí se planEstas líneas sirven de prólogo a una teen. A B C se complacerá citando los SEGÚN LA CARA DEL CLIENTE -Existe sus una locución francesa que define la con- sección que ABC quiere iniciar enque, nombres de aquellos corresponsales escolumnas. Persona, y aun personas, pontáneos que, a nuestro juicio, contriducta de esos comerciantes que cambian en cierta medida, conocen el lenguaje ve- buyan a. la limpieza, que todos deseamos, el costo de sus mercancías según el aspecnerable de Castilla irán, con cierta perio- del idioma. to del cliente. Es lo que se llama vender a la tete du client Aunque con el precio fijo se ha depurado la moral mercantil, y Estas son hoy las locuciones incorrectas que requieren en algunos países, como el nuestro, es obliuna explicación de nuestros lectores y cultos corresgatorio ese precio, no faltan comerciantes ponsales que se las ingenian para seguir vendiendo a su antojo, que es el de lograr un lucro abusivo cuando la ignorancia o buena fe El régimen de Rusia es efímero. Era un criado excesivamente espectacular. del comprador se presta a ello. A Es mal de todas las épocas y de todos los países. Pero, por fortuna, cada vez menos grave, pues repito que el comerciante probo es el que predomina y que su contrario constituye la excepción. Pero es lamentable que todavía se dé ese tipo de vendedor que recuerda el que nos nresentaba Gerardo de Nerval en uno de sus mejores cuentos filosóficos- fantásticos, La mano encantada Era un mercader de calzas, jubones y gregüescos que tenía tantas tarifas ocultas como compradores, y lo -me para éste valía cuatro escudos, a estotro íe costaba seis u ocho, y así en adelante... Un día pasó frente a su tienda un pobre diablo a quien llevaban a la cárcel por haber hurtado un pañuelo agujereado y sucio. Y nuestro hombre se echó a la calle para gritar que aquel facineroso debía ser quemado vivo Pues bien, ocurre ahora entre nosotros, según leo en un editorial de A B C que algunos comerciantes proceden como el protagonista del cuento de Nerval. Aprovechándose de la afluencia de turistas, cada vez mayor, sus precios son distintos según el que desea comprar, y la diferencia se acrece cuando es un extranjero el que solicita la mercancía. Esto es intolerable y lo denunciamos con toda dureza leemos en dicho editorial. Y son palabras que todo español digno de serlo tiene que suscribir. Entró una señora alemana, acompañada de algunas compatriotas en una tienda de sombreros; preguntó por el precio de uno, y el comerciante le dijo: Cuatrocientas pesetas Para comprobar si el precio era justo, la señora alemana pidió a una amiga madrileña que fuese a la misma casa y repitiera la pregunta. Este sombrero vale trescientas pesetas respondió el comerciante. Es lo que se llama vender a la tete du client Y quien dice según la cabeza según el idioma del cliente, pues por bien que un tudesco, un británico o un francés se produzcan en castellano, siempre se les notará el acento vernáculo, j, Purs no se (De UA P riódico. (De un periódico. Bajo el signo de la política social, el país Estuvimos conduciendo en la noche ha conseguido conquistas fundamentahasta llegar a Toulouse. les. (De un periódico. (De un libro. La razón inicial de este homenaje fue, Los Reyes de Jordania visitan Toledo. como todo el mundo sabe, el ayudar a (Todos los periódicos. una descendiente del genial pintor. Hoy sabemos que la conciencia española (Goya. no es inteligible sin él. (De un periódico. No ha de encontrarse en las páginas de es Sin mi intervención, el pobre animal hute estudio lamentación ninguna ante tabiese sucumbido. les- fenómenos menos halagüeños, sino la (De una novela. decidida voluntad de cambiar el signo de No sabemos por qué secuencia un hecho cualquiera de ellas que hoy no fuese pofortuito produjo tan desastrosos resulsitivo. tados. (De un libro. (Do un libro. diga cuando vienen a descubrir a España! ¡Esto de desplumar al turista ocurre también en Francia, en Italia, en Suiza, en todos los países que por sus bellezas naturales, sus ruinas históricas, sus castillos, sus museos, sus monumentos, atraen a personas de todo el mundo. No es, ni mucho menos, Cursos de verano desde mediados de julio a mediados de septiembre, organizados por la Universidad, el Cantón y la Ciudad de San Galo, en el INSTITUTO SOBRE EL ROSENBERG Escuela, para jóvenes, Estudio rápido de lengua alemana, francesa e inglesa. Cursos para principiantes y discípulos adelantados. Deportes. Sana y magnífica situación en zona prealpina. El año escolar da comienzo el 14 de septiembre 1955: Cursos de lenguas y preparación para el bachillerato en las secciones suiza, inglesa y alemana. Para prospectos, dirigirse al Instituto sobre el Rosenberg. San Galo. véndese directamente, diez habitaciones, telefono, servicies, tres baños. Marqués Urqujjo, 30, segundo. un achaque exclusivamente nuestro, sino un mal universa! Que conste. Más aún, creo- -y lo digo por experiencia- -que el comerciante español se distingue por su probidad, su rectitud y su patriotismo, ya que el mejor modo de ser patriota, de servir a la Patria, es el de conducirse honradamente en cualquiera profesión u oficio. De lo que se trata, en suma, es de procurar que el mercader nervalesco desaparezca de España. Porque ahora- -escribe el editorialista de A B C- -que el mundo nos ha descubierto v que se anuncia la llegada de gran número de turistas, es doloroso que ocurra lo apuntado, y que seguramente llegará a los países de origen de os damnificados, causando un daño general. La ganancia ilícita no creemos que suporga muc o en los balances anuales. Es una cuestión de codicia minúscula que las autoridades han de cortar con la mayor energía El gran comercio, el noble comercio, repudia el modus abutendi de los ¡ue no merecen figurar en su cofradía. Y dispone de medios para excluirlos de ella. Y a las autoridades, a su vez, les basta con exigir, rigurosamente, ti cumplimiento de 1? norma del precio fijo para que no se repita el caso de la señora alemana a quien le pides ochenta duros por un sombrero que a una española le costará sesenta, si no es que por su linda cara se lo rebajan a cua-