Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Continuacldn. y no Real, el Spanish TraiP que iba a California. Una gran esfera de coquina marca el sitio. El Camino Real, una obra de romanos, partía de aqui hacia el Oeste, iba a Mobile, Alabama; pasaba por Nueva Orleáns en el delta del Mlssissipí, tumba grandiosa de De Soto; se prolon. graba hacia San Antonio, Texas; cruzaba El Paso, penetraba en Nuevo Méjico, atravesaba Arizona, recorría California, moría en San Diego... Me doy cuenta de que empleo el tiempo pasado. Puedo emplear el presente. Transitable a trechos, visible siempre, pavimentado a ratos, aqui está todavía, cruzando el Continente, el Camino Real, el de las Misiones, el de la Aventura y la Colonización, la marca de una civilización y una- epopeya. Poncé de León tiene aqui una leyenda lírica. Su sombra está en todas partes. En la plaza tiene un monumento. En Iqs parques de la Fuente de la Juventud, otro. El dejó la primera huella blanca en este Continente y persiguió, entre las magnolias y las buganvillas, el sueño de una juventud que le había abandonado. Los Indios le hirieron y fue a morir a La Habana. Si algún día recorréis la Florida, acaso pensaréis que no todo eran espejismos en el alma del viejo Ponce de León, que no quería morir. Aquí, bajo los arcos de una Misión restaurada, en el sitio de Seloy, se ofrece todavía agua de la que debió buscar don Juan, y las rentes la toman y pagan por ella y esperan, esperan todavía... Ponce era un adelantado con un ensueño; Menéndez de Aviles, que fundó más tarde San Agustín, era un soldado con una misión. Los hugonotes franceses se habían establecido al Norte de San Agustín y había que destruirlos y asegurar para el Imperio las comunicaciones marítimas del golfo. El camino de los galeones que iban y venían de Cádiz a Cartagena y a Puerto Bello, de Veracruz y de La Habana, era la corriente del golfo, que pasa por aquí. Esta costa oriental de la Florida era la vena yugular del Imperio. Menéndez estableció aquí su primera plaza fuerte, fundó la Misión del Nombre de Dios y pasó a cuchillo a los hugonotes. Aquel día tomó su nombre el río- -Matanzas- -y empezó su vida San Agustín, en 1565, cincuenta y cinco años antes de la I Las puertas de San Agustín de la Florida. Uno de los. bastiones del oastlllo de San Mareos. llegada de la Mayílower a Plymouth; cuarenta años antes del establecimiento de los Ingleses en Jamestown. Cuando estalló la Revolución americana y se redactó la Declaración de la Independencia americana, San Agustín de Florida tenía más de dos siglos de edad. En 1586 Drake saqueó San Agustín. Ochenta años más tarde volvieron los bucaneros de John Davis. La respuesta de los españoles fue el castillo de San Marcos, donde ahora hay una inscripción que dice: Los españoles trajeron tinajas; los ingleses, botellas... El castillo es una bella fortaleza, característica de la ingeniería militar del XVII, situada en la bocana de San Agustín, como un gran centinela. Su línea es gemela a las de Manila, de La Habana, de San Juan. Una obra maestra del arte militar de su tiempo, fuerte como una pirámide, una muralla ciclópea, un arco romano. El fuerte de Matanzas, a la entrada del rio, completaba el sistema. Nadie los rindió jamás por las amias. Lo intentaron el gobernador Moore, de Carolina; el coronel Palmer, el general Oglethorpe, de Georgia. Fracasaron todos. Fue la diplomacia y los Tratados los que rindieron el castillo de San Marcos y San Agustín. En 1763, después del Tratado de París, J 9 an Agustín y la Florida fueron cedidos a los ingleses a cambio de La Habana. Desde Menorca, los ingleses enviaron a las plantaciones dé Florida varios centenares de campesinos, con el padre Camps. Los menorquines se sublevaron y se establecieron en San Agustín, cuya Guía Telefónica está hoy llena de Pellicers, y U cali de Avilé Andréus, y Benets, y Fernández... Luego, durante la Revolución americana, Florida y San Agustín Volvieron a España para ser cedidos, el 10 de julio de 1821, a la joven Unión norteamericana. El castillo fue la base militar de las guerras contra los indios seminólas y fue ocupado durante la Guerra de Secesión, durante dos años, por las tropas Confederadas del Sur... Bajo la paz colonial de San Agustín, primera ciudad blanca en el Continente norteamericano, hay un pasado bello y turbulento. Y un futuro lleno de promesa