Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
de cantos se asciende a la plaza de Santo Domingo. Convento de San Esteban, con su pórtico plateresco y su portón de artesones. Final obligado de la Gran Vía salmantina. dQue rabien los urbanistas enemigos de las calles torcidas 1) Hay que palpar los muros rosados. ¡No es posible que tanto adorno sea de piedra! Arroyo de Santo Domingo, paseo del Rector Esperabé, mercado viejo. Callejas pedregosas y sombrías, muros resquebrajados, tabernas sucias y hediondas. Al fin de este peregrinaje sentimental los duendes van apareciendo a la cita del recuerdo. Aquí la Celestina pudo hacer sus trapícheos para embeber a la dulcísima Melibea, por allí callejearon Parmeno, Areusa y Elicia. Y más allá, junto a la puente romana, el lazarillo recibiría burlas de su amo ciego. O. N. -M. Convento de San Esteban, quiera, la lápida que glosa el dicho de- Tomás Rodaja: Salamanca, que enhechiza la voluntad de volver a ella a todos los que de la apacibilidad de su vivienda han gustado. Estas mismas palabras del licenciado Vidriera las glosaría Unamuno: L; i íipíicil iJida l rtc tu vivienda gustó, ¿ulurlego rtoñfidor, Cervantes; la voluntad le enliucliizasté y quiso volver a verte. Están juntas, en lo más alto de Salamanca, la Catedral Vieja y la Nueva. Alto soto de torres, bosque de piedras... La primera es obra románica del siglo XII con Influencias del estilo bizantino que se advierte en la torre del Gallo. La nueva fue empezada en 1515 por Juan Gil de Hontañón y se concluyó en 1733. A la maravilla de sus chapiteles, de sus cimorros, de sus cúpulas y altos torreones, se une la magnificencia de sus pórticos con arcos abocinados, abiertos en sucesivas arquivoltas, con molduras exquisitamente labradas y tímpanos rosados, donde se han tallado en la roca los más sugestivos retablos. Y dentro, bajo el ábside altísima, el esplendor del altar, en el que se desborda de un modo alucinante toda la grandeza inverosímil del arte churrigueresco. Calle del Tostado, calle de San Pablo, calle de Solís. Por una amplia escalinata Le casa de las muertes, (Foto Aurede y Juanes. Patio de Escuelas de la Universidad. (Fotos Arribas.