Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
El palacio de Monterrey. rrios. ¡Cómo se despliega vuestra magnificencia a la luz derada del mediodía primaveral) ¡Cómo fulgen entonces vuestras piedras con su gama de ocres oxidados, de rojos encendidos por el ardor de muchos soles antiguos I Desde lejos, sobre la llanada verde donde pastan los toros, Salamanca se recorta en el cielo con un perfil de chapiteles altísimos, de torreones agudos y piramidales, de agujas rizadas y puntiagudas, como si toda ella tirase hacia lo alto, arrebatada por un éxtasis de amor divino, mitad teología de fray Luis, mitad versos de San Juan. ¿Qué misterios encerrará la ciudad maravillosa, qué duen- fcsPortada principal de la Catedral. Un aspecto de la Catedral Nueva. (Fotos Arribas.