Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
I- Bft: MA- BTE: ST DJf confirma en nuestras ideas. Modestísimas ideas que, no comprendemos por qué, exasperan a algunos técnicos que difieren, a lo que tienen el mismísimo perfecto derecho que nosotros. El fútbol no es ni un ajedrez, ni un álgebra. El elemento intelectual de este deporte es mínimo cuando el fútbol goza de salud. Máximo, cuando el fútbol está enfermo. Quiere esto decir que lo principal es el jugador. El preparador, el director, el masajista, etc. son elementos secundarios. Cuando el preparador trata? equipo como un conjunto de piezas de ajedrez que puede mover a su antojo, el fútbol se halla en el polo radicalmente oouesto al que debe ocupar. Lo principal es formar buenos atletas capaces de cubrir sus misiones sin desmayo durante noventa ¡Minutos, dar a esos atletas i na capacidad técnica que a medida que el juego es más rápido debe ser mayor, y orientarles en una serie de ideas generales y posicionales que les permitan improvisar sobre el terreno. Así harán fútbol auténtico y no fútbol de marionetas. No queremos decir que el Sevilla estuviera el domingo excesivamente tirado desde arriba por los hiles de D. Helenio pero sí que la disposición apriorística de éste, resultó una armadura inadecuada que aceleró el fracaso individual de los jugadores. CUANDO CAMPANAL FALLA Ya hemos hablado de la fantasmal actuación de Arza. Hablemos ahora de Campanal. Tuvo el atlético defensa una tarde profundamente desigual. Aciertos fulgurantes; alardes prodigiosos de calidad física, de deslumbradores. Y junto a ellos, fallos absurdos por colocación defectuosa ante la pelota que intentaba jugar, errores de procedimiento, (jue le hicieron ser desbordado numerosas veces, aunque en la constante lucha con Arieta él fuera el me. ior nombre ya que el delantero vasco, fácil, aunque impreciso rematador, sólo pudo tirar a puerta ocho veces- -la mayoría desde lejos y precipitadamente- -en los noventa minutos. El desorden de Campanal, descolocó muchas veces a Guillamón que solía encontrarse con el inesperado relevo de Gaínza y Arteche y desorientó frecuentemente a Valero que hizo alarde de su juego sereno, promesa de un magnífico defensa a cortísimo plazo. Toda la línea se venía así abajo, escasamente protegida por Enrique y Pepíñ, que sólo encontró alguna parte de su espléndido juego cié las eliminatorias matritenses, al final del encuentro, cuando corría prácticamente de interior. Le faltaba al Sevilla la seguridad de su pivote básico J Ü N I Í) DÉ 1 S 55. EDICIÓN DÉ lA MAÑANA. PAG. 53 0 m. -Quirro pone el balón en juego, pasa a Domenech y éste a Loren. 1. m. -Avance ligado del Atlético con centro de Azcárate, sin remate. 8 m. -Avanza Arieta, y Campanal le hace íalta, que saca Maguregui y para Busto. 11 m, -Avanza Liz, tiraba puerta y Carmelo para a los pies de Arza. 13 m. -Ante el acoso de Quirro, que se disponía a chutar, Garay desvía fuerte la pelota, que sale á córner cerca del palo, ante el apuro de Carmelo. 22 m. -Avance de Azeárate, que cede retrasado a Arieta, y el disparo de éste se estrella en un palo. 32 m. -Azcárate remata fuerte. a la media vuelta, pero el balón sale fuera. 38 m. -Internada de Arieta que burla a Campanal, pero ante el acoso de éste cede a Uribe, que se hace un lío con la pelota. 39 m. -Gaínza se interna por el centro, pasa corto a Uribe, quien, sobre la marcha, -devuelve a Gaínza, pero el tiro de éste sale fuera. 41 m. -En un arance bilbaíno, Uribe entra a Busto, que queda tendido en el suelo a consecuencia del choque. 44 m. -Avanza Azcárate, y en vez de centrar tras driblar ante dos sevillanos, tira ílojo, sin que Busto tenga que esforzarse por detener la pelota. 45 m. -Una falta de Guillamón a Gaínza, la tira éste, y Busto despeja con apuros. 48 m. -Saca Arieta, pasa a Uribe, que devuelve al delatero centro, pero su avance es cortado por Campanal. 49 m, -Arieta consigue pasar con el balón ante Campanal, y centra a Marcaida, pero cuando éste va a tirar, se cruza Valero. 52 m. -Avanza Gaínza por el centro, y cuando intenta cortar la internada Campanal tira el extremo, pero se. crasa Guillamón y desvía el balón. 5i m. -Avanza Arteche, y desde un extremo centra, pero Busto se adelanta al salto de Arieta y Uribe, y detiene la pelota. 59 m. Tiro de Arieta, que rechaza Busto, pero Uribe no puede aprovechar el despeje. 60 m. -En un avance andaluz, remata Pepín de cabeza, pero fuera. 61 m. -Avance de Liz y Arza, pero despeja un defensa a córner, que tirado por Liz, sale fuera. 70 m. -Un avance de Azcárate permite, a éste centrar, pero Busto despeja, y Uribe coge el balón a, media vuelta y su tiro se convierte en GOL. 75 m. -Avanza Liz, que centra y remata Domenech, de cabeza, fuera. 82 m. -Otro avance de Liz, con centro de Loren, provoca un fallo de éste en ei remate. 84 m. -En forcejeo con Loren, falla Garay, y el delantero se interna. Sale Carmelo al que burla Loren, pero Orúe despeja en última instancia. 86 m. -En un avance sevillano, Arza dispara, pero Carmelo detiene la pelota. taba desde 1950. En el panorama futbolístico actual es campeón con entera dignidad y este nuevo título en la larga y gloriosa historia del club, obüga al equipó a cumplir la esperanza que todos hemos puesto en él desde hace dos temporadas. Tiene p e completar su gran juego, dándole aquella madurez y profundidad. que tenía cuando ss jugaba más desde dentro del campo que desde las bandas. Lo que necesito- -en pocas palabras- -es perfeccionar sa delantera. Confiamos en que entre Rendimiento 450 500 kg. hora. Pesetas: 30.000 ENTREGA JNMED 1 ATA TRACTORES EXPLOTACIONES INDUSTRIALES Y AGRÍCOLAS. S. A. Villanceva. 16- Madrid. importantísimo negocio caramelos y dulces, libre obreros, local propio, facilidades pago. Abstenerse insolventes. Sr. MORENCCS. Apartado 114. Madrid. Campanal, en la zaga, y el arrojo del veterano Araújo en la delantera. Con sólo el juego dé Liz, gracioso y oportuno y el alarde de persenalidad de Loren, el mejor hombre andaluz en la final, el Sevilla tenía que perder, como perdió, su cuarta ocasión de llevar la Copa del Generalísimo a sus vitrinas. LOS ACIERTOS DEL ATLÉTICO No tuvo demasiados aciertos el nuevo y radiante campeón. Quizá Daucik se apunte- -y estará en lo justo- -la feliz idea de sustituir a Canito con Arteche, pero en eso y en la magnífica forma física de los jagadores, radican sus méritos en la victoria de la final. Dejó jugar bastante suelto a su equipo y éste encontró pronto los caminos para imponer su estilo y su dominio con sólo seguir las pautas que el repliegue inicial del Sevilla le deparaba. Si hubiéramos de elegir, destacaríamos en el trote incansable, fogoso, de Mauri y Maguregui, el motor de una victoria que la falta de calidad de la vanguardia vasca hizo tan precaria. La magnifica actuación de Garay, bien apoyado en Orüe y Arteche, era un regalo de Helenio Herrera que limitaba a tres delanteros (Quirro inútil) la amenaza blanca. Lucieron pues los bilbaínos su admirable tesón, el decidido empeño de ir siempre a la pelota de Ko cejar, de imponer su ritmo, y el armoniosa conjunto de sus líneas de apoyo, que lograron el mejor juego de la final. Sólo Azcárate iüzo un juago constante, habilidoso. y; profundo en la vanguardia- limitado Gaínza a ejecutar castigos y aprovechar algunas, p o- c a s ocasiones- Cuando Uribe acertó a rematar su gol a los, veinticinco minutos de la segunda parte, sólo había disparado una vez, y para eso, lejos del marco. Ei hecho de que empalmara bien el corto despeje de Valero no es, por otra parte- -aunque valga una Copa- -un mérito excepcional. I OS EQUIPO S Y EL ARBITRO Ya tenemos, pues, al Atlético bilbaíno en posesión de la Copa, que no conquis- AGRO -INDUSTRIA Paseo del Prado, 32- Madrid Máquinas para oficina Facilidades de pag o Alquilarse H. Olivett! EMILIO OiAZ Av. José Antonio, 49 Tel. 22 T 521. Madrid