Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EL FESTIVAL DE GRANADA EN LA RUTA MUSICAL DE EUROPA Por LUIS DI VtCEMTE O es extraño que el Festival de Música y Danza de Oranada, a pesarle su aún corta vida de celebraciones- -este año será el IV- -haya adquirido ya nombradla mucho más allá de nuestras fronteras. A la alta calidad artística de las agrupaciones musicales y de los solistas españoles y extranjeros que se congregan en la ciudad de la Alhambra, resulta indispensable añedir la sugestiva atracción aue despiertan los mará vinosos escenarios donde se desarrolla: teatro al aire libre del Qeneralife, jardines del Fartal, palacio de Carlos V, patio de los Leones, patio de los Arrayanes, salón de Reyes y alguna que otra ensoñadora estancia del Palacio Árabe al hambreño. En pocas ocasiones, la música selecta podrá en contrar fondos de más alto prestigio para dejar oír sus notas leves o agudas ante una concurrencia sobrecogida por un singular ambiente, que es N en las poblaciones dond M e l br n festivales intcrnaeloiMta que figura en ci programa ditadd por I Asoelteitn Europea tf Festivales da Muslo Cartel anunciador del IV Festival de Grana d que reooge i Torras de la Aihamttra egún un grabado del siglo X V I I arte sublime, paisaje y perfume de los carmenes granadinos. Ka llegado a nosotros uno de los pulcros programas que en inglés, francés y alemán ha editado profusamete la Asociación Europea de Festival? de Música, con sede en Ginebra. Por ve? primera, el Festival de Oranada queda ya incluido en esa delicada ruta musical europea que cada año se Inicia a fines de abril en Wiesbaden y continúa, en meses sucesivos, con ios grandes festivales internacionales de Florencia, Burdeos, V i e n a, Helsinki, Estrasburgo, Oranada, Zurich, Aix- en- Provence, Bayreuth, Lucerna, Munich, Besancon, Venecía, Berlín y que finaliza en septiembre, en Perugia. Pudiera decirse que este hecho constituye con claridad una evidente prueba de que el Festival de Granada se asoma ya al mundo con soberana presencia y que es necesario estimularlo y mantenerlo con amor y con tesón inextinguibles. En las veintisiete sesiones de tarde y noche, que constituyen el programa del Festival de este año- -del 20 de junio al 4 de julio- habrá dos actuaciones a cargo del ballet español de Rosario y otras tres por el ballet clásico de Ivette Chauviré; cinco conciertos de la Orquesta Nacional, bajo la dirección de Ataúlfo Argenta y de Cari Schuricht; tres de la Orquesta Scarlatti de Ñapóles, dirigida por Franco Caracciolo; dos del Cuarteto Italiano, uno del Cuarteto de cuerda Agrupación Nacional de Música de Cámara y otro de órgano, a cargo de Ramón O. Amezúa, en la Catedral. Tres recitales de piano por Friedrich Oulda, Esteban Sánchez Herrero y Joaquín Achúcarro; uno de guitarra, de Andrés Segovia, y otro de canto por Elisafceth Schwarzkoff, soprano. Habrá, asimismo, tres actuaciones del Orfeón Donostiarra, que dirige Juan Oorostidi, y otras dos a cargo de los Coros y Danzas de España. Queda también incluida en el programa una fiesta típica andaluza en el Corral del Carbón. Todo ello quiere decir que más de quinientos artistas se darán cita en Oranada para participar en el gran certamen de cada año. No se descuidara un solo detalle en todo lo relativo al exorno y acondicionamiento de los distintos escenarios, donde se han de desarrollar las sesiones. Más de trescientos reflectores y cuatro mil bombillas iluminarán el Generaliíe, los palacios Árabe y de Carlos V, las torres de la fortaleza y los jardines de todo el recinto de la Alhambra. Será, en fin, una orgía de luz y colo (Continüa)