Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C EN ÁFRICA DEL SUR INTERVIÚ DEL REVÉS IUDAD del Cabo. (De nuestro cocorresponsal. La bella y rubia miss (Pamela Cheesemon d dejó su cigarrillo sobi e la mesa y se inclinó hacia mi. Me miró largamente con sus ojos azules soñadoramente entreabiertos, mientras sus frutales labios se curvaban en esa semisonrisa de las mujeres que van a plantear una situación inquietante. Y Me dijo: -Y dígame, ¿qué piensan los españoles sobre la actual política sudafricana? Estábamos en el periódico donde ella es redaetora y llevaba quince minutos haciéndome una interviú. Como uno es del oficio, el juego era un tanto monótono, ya que entre calé y calé no cabe la buenaventura. -Dejemos eso, miss Cheesemond. La política sudafricana es casi desconocida allí. Esto queda muy lejos. Al menos, en las cartas que recibo sólo me preguntan sobre la inmigración, los negocios o las tribus negras. -De política poco. Algo sobre el problema negro, pero no demasiado, porque nuestro catolicismo hace que no demos demasiada importancia a los colores de piel. -Entonces, ¿a usted no le molestan sus lectores pidiéndole campañas contra el racismo y el partido nacionalista? ¡A mí no. Pues es raro. Todos los corresponsales se quejan de ello. Y los periódicos ingleses y americanos vienen llenos de noticias sobre la política de aquí. Pero algunas veces tendrá usted que escribir sobre ello, pues son asuntos que pueden tener trascendencia mundial. Así es. En esta ocasión tendré que hablar de política. A primera vista no pasa más que ésto: se han nombrado seis miembros más para la Corte Suprema y se ha anunciado la designación de 47 senadores más. ¡Aunque dicho asi no parece ser nada importante, no hay conversación en que la cosa no salga a relucir. Ni periódico que no baga su campaña. Los corresponsales han puesto el grito en el cielo. La oposición ruge. El Cuerpo Diplomático va cada día al Parlamento. Se habla de que habrá manifestaciones al por mayor. ¿Y todo por qué? Trataré de explicarme. Cuando fuá designado Mr. Strijdom primer ministro indiqué que era el hombre duro del nacionalismo capaz de realizar los últimos puntos de isu ideario, tales como la proclamación de la ftepública y la separación de la Commonwealth. Los anglofilos del United Party confiaban en que una vez más se cumpliría la consabida fórmula de que los revolucionarios de ayer son los conservadores de hoy. La razón de esta esperanza era por aquello de que África del Sur necesita de Inglaterra y que si falta su dinero, su apoyo y su flota, viene el colapso económico, la caída de la Bolsa y todo lo demás. Hace falta mucha, mucha ingenuidad para creer estas cosas. Y no sólo porque las independencias nacionales se han logrado siempre por motivos espirituales e históricos, sino porque amenazar con tules cosas a un país más que próspero en oro, diamantes, cobre, carbón, etc. que C tiene una extensión territorial fabulosa y un enclave geográfico de primer orden, es como para sonreír. Por eso, escribí diciendo que aunque la Bolsa y los negocios oscilasen como con todos los acontecimientos políticos, la Unión Sudafricana tenía insistencia para eso y para más. Y que Mr. Strijdom realizarla su programa o prepararía su realización p ara no lejano plazo. ¿Qué hizo entre tanto la oposición? La oposición creía contar con un factor favorable: el voto de los coloureds o mestizos. Si se otorgaba a éstos el derecho a votar, cabía esperar mucho de ellos, pues el United Party presume de más transigente en política racial. 3 Así, todo era cuestión de esperar integrados en la Corona británica a u n a coyuntura r electoral favorable. Y no era lógico que las cosas variasen, porque Mr. Strijdom afirmó que ninguna de estas determinaciones se tomarían sin unas elecciones previas o de forma estrictamente legal. La gente se tranquilizó, dejó de llamarle fanático y se dijo, con sonrisa de suñciecia, que el Poder hace a las personas sensatas- y conservadoras. Por otra parte, tenia que ser así, pues Sudáfrica cuenta con tres organismos decisivos: la Corte Suprema, el Senado y el Parlamento. Al primero puede acudir la oposición siempre que entienda que el Parlamento vulnera la Constitución. En cuanto a las leyes aprobadas por el Parlamento, deben ser refrendadas por el Senado con mayoría absoluta y el partido nacionalista no contaba con ella. En estas condiciones se podía esperar. Pero no contaban con la huéspeda. Y es que Mr. Strijdom ha respondido a su apodo del León del Transvaal Tan pronto como llegó al Poder hizo obligatoria la Johannes Qerhardos Strijdom, primer ministro de África e n s e ñ a nza en afrikaans del Sur. (Foto Associated Press. Después dio la Ley de Educación Bantu. Más tarde, expulsó de sus barrios a los negros de Johannesburgo. A los me separasen de él hondos abismos Ideo coloureds les espera un porvenir pareci- lógicos. do. Y ahora... Abismos y entusiasmos de los que no he querido hablar con miss Pamela CheeseAhora, cuando estaba en puertas la con- mond, porque me pareció incongruente sideración de sus votos ha aumentado el tratar de tales cosas con tan bella, y suave número de los elementos de la Corte Su- mujer, aun en trance de interviú. Viéndoprema con seis nacionalistas. Desde ese la entornar los ojos y curvar la sonrisa, me memento, cada vez que la oposición diga daban ganas de decirle: que se ha vulnerado la Constitución, la- -Vamos, miss Pamela, que yo también Corte dirá en afrikaans que no. Pero soy del oficio y sé el trabajo que cuesta; aun quedaba el Senado, donde la mayoría encontrar una pregunta oportuna para llenacionalista era relativa. Nada más fácil nar cuartillas. Déjeme ser galante a la esde resolver. Este será aumentado en 47 pañola. Déme su pluma y su block y yo miembros por escrupulosa elección. Pero le haré la interviú. Dígame, ¿cómo encomo esta elección se hará por compromi- tienden las sudafricanas el amor? ¿Le sarios municipales y las candidaturas son gustan las canciones bajo la luna? ¿Guaraprobadas en bloque y la mayoría de ellos da usted el primer soneto que recibió a corresponden al Transvaal y a El Cabo los veinte años? que con el Estado Libre de Orange forman el núcleo nacionalista, quiere ello decir que José SALAS Y GUIRIOR se pongan como se pongan, aunque numéricamente el partido de Strijdom supere relativamente a la oposición, ésta tendrá la mayoría absoluta y podrá gobernar con los máximos poderes. ¿Necesito decir que los anglofilos le llaman ahora fanático, fascista y loco? ¿Es necesario recalcar que los coloureds no votarán jamás y que la oposición puede despedirse del Poder tal vez para siempre? ¿Habrá que añadir que el advenimiento de la República no le falta más que la fecha que le ponga Mr. Strijdom y que la salida de la Commonwealth puede ser una circunstancia de cualquier momento? Se avecinan aquí malas jornadas para Inglaterra, cuya declinante influencia va a sufrir un nuevo y duro golpe. Es Inútil que haya manifestaciones, es inútil que recurran al gastado truco de llamar fascista al contrario, es inútil que digan que se ha asesinado a la democracia, es inútil todo. A mí, que no soy precisamente un demócrata, no deja de entusiasmarme la de cisión de Mr. Strijdom frente a la actitud trasnochada de sus enemigos. Y le entregaría este entusiasmo sin regateos si no