Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MARTES 3 DE MAYO DE 1955. EDICIÓN DE LA MAÑANA, PAG. 30 A B C en Hamburgo REDACCIÓN SÁNCHEZ El domingo, a primera hora de la tarde, la Redacción de A B C ofreció un homenaje a su compañero D. Manuel Sánchez de Arco, Giraldillo, con motivo de haberle sido otorgado el Premio Luca de Tena correspondiente a este año. Con el agasajado tomaron asiento algunos jefes de Prensa Española. Don Luis Calvo hizo la ofrenda del acto en nombre de todos los asistentes y expresó la adhesión del marqués de Luca de Tena, presidente del Consejo de Administración de Prensa Española, y de D. Torcuata Luca ds Tena, consejero delegado de la empresa, quienes por ausencia no pudieron concurrir, pero todos sabemos- -dijo el Sr. Calvo- -el cariño y admiración que ambos sienten por Giraldillo, cariño y admiración que comparten cuantos trabajamos en Prensa Española. Yo, como muchos de vosotros, estoy, por larga experiencia, convencido de que Giraldillo es no sólo un gran cronista taurino, sino que, ai servicio de A B C y de nuestra profesión, despliega a diario sus diversos talentos y una extraordinaria capacidad de Comentarista Don Manuel Sánchez del Arco dio las gracias con frases cordiales para sus compañeros de trabajo y expresó el orgullo que significa para su carrera el premio qui se le había discernido. Se adhirieron al acto, que tuvo carácter íntimo, el director general de Prensa y el alcalde de Madrid por conducto de los señores Bayona y marqués de GrijalLa ¡ambos redactores de A B C. Los primeros en llegar han sido los representantes de España, señores García- Zozaya y López Sancho, lector y redactor de A B C respectivamente AMSTERDAM, PARAÍSO DE LOS CICLISTAS, VISITA OBLIGADA EN LA RUTA MADRID- HAMBURGO Hamburgo 2. Crónica telefónica de nuestro redactor enviado especial. Dos españoles hemos sido los primeros en llegar a Hamburgo para asistir al Congreso Familiar Europeo convocado y organizado por- el gran rotativo Hamburger Abendblatt que comienza mañana. Quizá esta prioridad no tenga importancia, pero a uno, Conocedor de la escasa puntualidad que caracteriza a su país, le complace comprobar que esta vez los españoles nos hemos mostrado puntuales, como tantas otras antes cuando se ha tratado de. un llamamiento a la unidad de. Europa. Anoche estábamos en Madrid. Hoy, quince horas después, pisábamos el aeropuerto de Hamburgo. Pero en ese. corto espacio de. tiempo nos había sobrado el suficiente para hacer en Niza un alto de una hora y escudriñar a conciencia todos los rincones de Amsterdam, en el intervalo de siete horas más, entre avión y avión. Había bastado una noche escasa para, coser, con el hilo de dos voluntades y la triple aguja de una línea aérea, el perfil de las peñas de la sierra de Guadarrama, la tira de encajes mediterráneos de la Costa Azul y los grises canales hanseáticos sobre el mapa de Europa. Coser, al fin y al cabo, coser voluntades, coincidencias humanas es lo que se propone, el Hamburger Abendblatt al llamar a un puñado de lectores y redactores de. periódicos a este viejo g ilustre rincón- del Continente. Como si nunca hubiese habido una guerra, como si el furioso mar del Norte no hubiera derribado alguna vez de. un manotazo los laboriosos diques, Amsterdam despertaba activa, silenciosa y ordenada cuando José García- Zozaya, que representa a los lectores, de A B C, y yo caminábamos por Quertoom v Leidsche Strad hacia el centro de la antigua villa. Millares de ciclistas pedaleaban disciplinadamente, y aunque en Madrid sea esto muy difícil de creer, cruzaban calles y plazas, variaban de ruta, formaban nuevos grupos sin una señal, sin un bocinazo, sin la más leve colisión, como si estuvieran movidos con hilos invisibles sobre perfectísimo asfalto, que, mucho más increíble, no mostraba una zanja, un bache, una de esas rectificaciones de aceras o farolas que se eternizan en la villa del oso y del madroño. Piríjgse q sy Agentes e AMSTERDAM, EN LA SUTA MADRID- HAMBURGO Hay, por lo menos, tres ciudades distintas que se funden armoniosamente en Amsterdam la ciudad moderna, que nace poderosamente al mismo borde, del Overloomse Polder; la del siglo xvn, reflejo de un impulso gremial, inmortalizado por Rembrandt en La ronda de noche y la poética, avasalladora ciudad medieval y portuaria, alie Zozaya y yo recorrimos a bordo de una magnífica barcaza para turistas por el intrincado dédalo de los canales de Singel, el Amstel y el Burgwal, entre edificios de rragú decorativo: un corazón verde con oscuros ladrillos, tras de cuyas ventanas esuna E blanca en el centro. La E de cribieron páginas fundamentales el comerEuropa. cio y el arte de Europa. Eran las cuatro y media de la tarde. Fot, Las vías del aire han cambiado profunla noche llegaron los enviados italianos. Madamente la geografía y la han hecho con ñana comenzará la reunión, en un gran sa- un profundo y misterioso sentido, porque lón prodigiosamente equipado de traductopara ir a Hamburgo desde Madrid, Amsres, intérpretes, auriculares, máquinas de terdam es la imprescindible antesala. El escribir y emplazamientos para camera hondo latido del pueblo holandés preludia men periodísticos y cinematográficos. Etu el pulso poderoso del germano. Los canatonces tendrá que hablar D. José. Yo 116 les que enrejan las aguas del Amstel paharé otra cosa que contar lo que él y los recen haber enseñado al honesto río teutón Smiths, Durand, Grasiani, ele, de los otros su vocación de arteria, y las torres de la Países digan. -Lorenzo LÓPEZ SANCHO, Zuiderker, de la Moneda, de los Llorosos, donde las esposas despedían con lágrimas a sus maridos, se afilan bajo las nubes lo mismo que las de la iglesia de San Pedro- -torres verdes sobre la ciudad oscura y húmeda- -de la cuidad hamburguesa. Al descender del avión, ya en la meta de nuestro viaje, nos esperaban el delegado del Hamburger Abendblatt en la organización práctica del Congreso, Sr. Tod tmann; el intérprete Sr. Gramaccini y una señorita, portadora de un ramo de claveles con los colores de Hamburgo, el rojo y el blanco. Fabricación sueca, equipado con eleUn fotógrafo impresionó varias placas en vador hidráulico, toma de fuerza, polea el momento en que la señorita entregaba a para trilla, etc. Zozaya, primer lector europeo llegado para la reunión familiar, el ramo de claveles. Zozaya, alto, delgado, tiene un poco el aire físico de Luis Miguel Domínguín, al que, sin embargo, no se parece, pero hasta que no le oí al Sr. Todtmann llamarle ceremoniosamente D. José, no me di cabal idea de Arados, gradas, cultivadores, segadntodo lo que tiene este nombre, así dicho, ras- atadoras V I K I N G trilladoras, de torero español, de personaje de Carremolques. men con su radical anacronismo aquí, poSolicite catálogos y ciertas co después, en la calle de Jungfernstieg, que significa el camino de las doncellas Suministros! L ñ, G, A. fi 5 En el hotel también había un ramo de Paseo de San Juan, 12- BARCELONA claveles para mí, con el emblema del ConArríela, 14- MAPKID areso. colgado entre las rqmi qs de espn-