Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. M A R T E S 3 DE MAYO DE 1955. EDICIÓN DE LA MAÑANA, PAG. 2 S DEAKIN, EL QUE COGÍA AL COMUNISMO POR LOS CUERNOS Hablando ayer en un mitin en Leicesier, con motivo del primero de mayo, se arrugaba sobre una silla y fallecía Artliur Deakin, secretario general de la Unión de Trabajadores más poderosa del Reino Unido y figura dominante en los Congresos de las Trade Unions. Con él desaparece el anticomunista número uno de la clase obrera. Sostenía el criterio de que las Trade Unions no son sino una parte de la comunidad y no deben aspirar a imponerse brutalmente contra los intereses generales. Odiaba las huelgas espúreas y condenaba el uso de ellas como arma política. Era un socialista que aceptaba el sistema económico de su país y no un dinamitero de ese sistema. El fue quien denunció a la Federación Internacional de Trade Unions como instrumento de la política soviética. Esto ocurría en París, en 1948. Deakin abandonó el local al frente de los demás delegados británicos. Las misiones norteamericana y holandesa le siguieron. Cuando los conservadores volvían últimamente al Poder y se anunciaba con sordina una campaña de obstrucciones en la masa obrera para hacer imposible el Gobierno de los privilegiados Deakin insistió en que las reclamaciones de salarios más altos deben ajustarse siempre, en cualquier circunstancia, a las realidades de la producción, y en ninguna forma han de conspirar contra el nivel económico del país. No quiso honores. Contra la fórmula de Sir o no ser que se fue antoja que pre vahee en Inglaterra, él sólo quiso ser Deakin. Cuando The Econoinisí le señalaba como probable secretario del Foreign Office en un próximo Gobierno laborista- -quisa porque se parecía físicamente a Ernest Bevin y era su discípulo- Deakin lanzó la más hermosa, carcajada de su vida Acaba de perder Inglaterra el hombre que domaba con su ímpetu y su, patriotismo la fuerza ciega de las amalgamas obreras y sus tumultos. Anoche, Inglaterra hacía un mal negocio. Era Deakin el que cogía al comunismo por los cuernos en los Congresos de Trabajadores y levantaba el desdén y el flequillo caído de ese otro forzudo que es dominical, tan democrático puro como pretc: ide ser The Observer acopiaba en un editorial innumerables sin embargos sobre el derecho a paralizar la vida de una nací zEl derecho a la huelga- -anotaba Thz Observe? -les es negado a las Fuerzas Armadas, a la Policía y a los empleados y obreros de Correos, Telégrafos y Teléfonos. Aun sin incluir a la Prensa en el grupo de las industrias vitales, ¿no podría aplicarse esa prohibición o veto en las minas y en los ferrocarriles? Suaviza su criterio con la afirmación, posiblemente insincera, de que el derecho a las huelgas ferroviarias no debe ser decapitado. Y, sin embargo, gran parte del espacio que dedica a su artículo tiene el fin, en definitiva, de estimular una legislación de arbitrajes obligatorios y de compromisos cumplidos, como la que regula las Posibles reivindicaciones de los obreros de la industria del papel en Succia Considero el editorial del Observen como sintomático. Revela hasta qué grado los obreros británicos exageran y cansan a la nación. El periódico más liberal de Inglaterra: el que se compra los domingos para cumplir con la libertad, por lo menos una vez a la semana, está pidiendo subrepticiamente una revisión de la libertad. Los grandes temas que se discuterí son: Fecha de la retirada cíe las tropas da ocupación. Composición del Ejército austríaco. Protección de la independencia de Austria. Arreglo de los pagos de guerra. Y suerte de ios refugiados del telón da acero que viven en. la Austria libre. En realidad. se trata de poner un término a la división del país en cuatro zonas. Se trata de crear una Austria unida, coma tope neutral entre el Este y el Oeste. Después de la primera reunión- -re unión secreta- Leopoldo Figl sólo contestó a los perio. distas: Hemos estado trabajando desde las diez de esta mañana, y esto debe indicar que nuestro trabajo es positivo. A su vez, un portavoz de las tres potencias occidentales ha declarado que se han realizado progresos y que hay razones para sentirse optimistas Fuentes políticas bien informadas dicen que los rusos han sido muy cordiales en la sesión de ayer. También se asegura que los cuatro embajadores han llegado a un acuerdo sobre los primeros quince artículos (de un total de 59) Los más importantes son: el que reconoce a Austria como Estado seberano, independiente y democrático el VARI. CE 8 Medies elásticas Invisibles bojo! a medio Presión correcíQ sobre fcs venos CompíeSa comodidad Do íodas les eaüdcdss v precie También rodilísros y tobillerc VISITEMOS O ESCRIBANOS EL IRáCTOR MAS SS 2 SJ C O S T U R A CffSO 9 f Servicio para si confort de ios Ps s ¿osé A f c n i o 45 y Arenal, 9- Mcdrid Rb! o. Cafoiuña, 04 Barcelona ESCORIAL (H U. S. A. SU NUEVA O R G A N I Z A C I Ó N O F R S C E A SU DISTINGUIDA CLIENTELA UN SERVICIO DIGNO DE SU NOMBRE rKECIOS ¡ESPECIALES PARA Bevan. -J. MIQUELARENA. EN VIENA, BAJO RUSIA DISTRIBUIDORES MA 0 RIB Puesto que los aliados occidentales han permitido que los moscovitas tomen la iniciati- v a en el arreglo del pleito austríaco, no les queda otro remedio que aceptar sonriendo lo inevitable. No se pretende aquí insinuar que el Gobierno moderado de Viena sea favorable a la orientación rusa. La actuación del canciller Raab y el ministro de Asuntos Exteriores Figl- -ambos católicos- -es correcta y lógica. Austria no podía esperar que los cuatro grandes se pusieran de acuerdo; es natural que haya aprovechado la oportunidad que le brindaban los gobernantes del Kremlin, aunque sólo fuera con el El ESCORIAL proposito de ejercer influencia sobre los políticos alemanes. En la Conferencia de Viena, donde part -ipan los embajadores de las cuatro potgncias ocupantes (además del delegado CAPA, Eí. TOLA CORBATA awtríaco) se están, haciendo progresos, porque se actúa bajo la égida de una sola potencia: la Unión Soviética. Los rusos sab ser moderados y razonables CLAVEL, 5 cuando así lo aconsejan las circunstancias. Ofreean t- nto a Austria, que Viena no necesita ya de otros protectores. Los Estado Unidos no podrán modifinúmeros) 270 ptas. car la cláusula reférete e a la neutralidad Suscripción annnl í- íüniGLo suelto, 13 pesetas. Pídala ea quicrco: y librfiilas o al distr! -del pequeño país alpino. Pues no sólo r ífíiíder exclusivo: LIBRERÍA VILLEGAS- lo ¡usos la imr n r. sino que los propíos interesados la aceptan gustosos. PreciaÜ 9 33, MáDEIB SEIBA, S. A ESPEONCEBA, 36 1 FIN DESEMANA HOTEL INDUSTRIAS BUSQÜETS CRUSAT, VEbAZQUEZ, sS- MADEIO AGROTÉCNICA. S. L. M. VERGARA. 27 MURCIA 9 j FELIPE II ¿RENAL S TFÍ SÍQ 7 c s ej a. 1 JL 1 1 J