Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. J U E V E S 28 DE A B R I L DE 1955. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 51 LOS CUARTOS Esta tarde debe decidirse la eliminatoria pendiente entre el Atlético y el Valladolid EN UN PARTIDO LENTO, LOS CORUÑESES BATIERON AL ALAVÉS POR DOS GOLES A CERO Triste y cansino espectáculo el que dieron ayer en Chamartín el Deportivo de La Coruña y el Alavés, en trance de decidir cuál de los dos proseguiría el malogrado torneo de Copa de esta temporada. La lenta desidia ss enfrentaba a la inexperta acometividad, bajo el denominador común de una deficentísima capacidad física de los dos equipos. Gallegos y alaveses vinieran a jugar un aburrido y desilusionado partido que pudiéramos llamar de mareas muertas. Los que viven en pusrto ds mar y los que veranean en playas saben muy fcisn lo que es esto. Hay unos meses de mareas muertas en los que entre la pleamar y la bajamar apenas si hay una diíereucia de centímetros. Hay otros de mareas vivas, en los que el agua, al reürarso, deja muchos metros de playa en seco. Ayer el juego fue no ya de mareas muertas, sina de mareas panteónicas, inertes, estáticas, casi imperceptibles. De los noventa minutos del encuentro, por lo menos setenta so los pasaron los dos equipos en la zona central del campo, atenido: a un tempo angustiosamente maestoso, en el que el balón iba de la una a la otra defensa, sin romper jamás la escollera para estrellarse contra la puerta adversaria. Saben también los de puerto de mar y los veraneantes que cuando se cogen los buenos percelies es en el tiempo de las mareas vivas. Las aguas se retiran durante algunos minutos de zonas muy bajas y el PUS so arriesga puede alcanzar esos percebes sardos y sabrosos que permanecen inaccesibles durante casi todo el año. Ayer, con las aguas del fútbol tan quietas era casi imposible atrapar los gordos percebes de los goles que levantan al público de sus asientos. Al fin y al cabo, el Coruña, más viejo y más marinero, pescó dos percebes deJgaditos, desmedrados, pero que le valieron para la mariscada de la nueva eliminatoria frente al Barcelona. DOS PERCEBES A CERO El Alavés tenía más ganas de jugar que el Deportivo, y al comenzar el partido apretó a los galaicos contra su meta, sin que la torpe delantera blanquirroja consiguiera poner en apuros al sólido trío defensivo blanquiazul, que se desenvolvía bien c n el antemural que le prestaban Cuenca y Juana- neo, apoyados por Lechuga. Hasta pasados veinte minutos no tiró Pahiño contra la puerta defendida por Carlos, porque carecía por completo de interiores y Tino era un verdadero náufrago frente al duro mareaje de Sanz. Pero einco minutos después, en un aplatanada contraataque coruñés, Polo envió un balón por el centro, que Bazán, junto a Pahiño y Erezuma, levantó, y mientras Carlos salía tarde y mal, el ariete gallego, oportuno, alcanzó la pelota y con la cabeza la llevó al fondo de la red, abandonada. La, reacción alavesa, se imitó a dos avances rápidos, rematado el segundo por Wilson con un tiro formidable, desde lejos, que Lestón paró bien, y ahí acabó todo el quid de la primera parte. En la segunda, el Alavés, muy animoso, se impuso durante guiñee minutos de verdadero agobio para los blanquiazules. Menudearon los tiros mal dirigidos, parados unas veces por Lesión, dos por les palos y las más de las veces perdidos en el vacío, hasta que Wilson sufrió una lesión que le obligó a abandonar el terreno. Desde ese instante, el Alavés, que había perdido dos ocasiones magníficas de decidir el encuentro, al tirar JSchániz y Wilson fuera por poco, pertero batido, se desfondó y recayó el ¿iie o en la marea muerta en que el juego or silaba levemente entre las dos áreas. Cuando el público parecía aburrirse tanto como Zubieta y sus huestes, Bazán hizo el mejor pase de la tarde y Polo alcanzó el balón, se internó solo y a despecho del agarrón de Gorospe, tiró cuando salía Carlos y cazó el segundo percebe de la temporada de baños, después de lo cual, ya ni los unos ni les otros quisieron mojarse, DOS EQUIPOS CASI IGUALES Los equipos, dirigidos por el Sr. Rivero, que pitó algo más de lo necesario y tuyo algunos errores notables, formaron así: CORUÑA. -Lestón; Rodolfo, Zubieta, Tomás; Cuenca, Juananco; Polo, Bazán, Pahiño, Lechuga y Tino. ALAVÉS. -Carlos; Sanz, Erezuma, Gorospe; Kaiku, Ibarra; Primi, Echeandía, Wilson, Echániz y Arbaiza. Los dos equipos se mostraron por igual ineficaces, aunque el Coruña, más afortunado, consiguiera dos goles decisivos. Lo mejor del once gallego fue la línea zaguera, sólida, muy bien colocada y hábil en cerrar huecos. Cuenca y Jananco fueron excelentes auxiliares. Lo peor, la delantera, lentísima, con Bazán, muy bajo de forma; Pahiño, desconocido, y Lechuga, decidido partidario de la no intervención en tanto Jos extremos eran poco útiles. El Alavés, más entusiasta, bregó bien en la segunda parte hasta que causó baja Wilson, su mejor delantero. Los dos medios fueron los hombres más eficaces del conjunto, que pecó de falta de capacidad creadora. Primi y Erezuma destacaron en el flojo cuadro de Vitoria. -Lorenzo LÓPEZ SANCHO. HOMENAJE A QUILATES Más de 800 personas asistieron anoche a la comida ofrecida al popular cronista LOS CUARTOS DE FINAL DE- LA COPA Dada la particularísima organización que en este año se ha dado al torneo de la Copa del Generalísimo, hasta ayer tarde, después de conocidos los resultados de los partidos de desempate jugados en Madrid y Barcelona, no se ha podido saber la forma en que se han de jugar los cuartos de final, cuyos primeros partidos se celebrarán el domingo de la siguiente forma: En el estadio Bernabéu: Real Madrid- vencedor Atlético de Madrid- VaUadolid. En Las Corts: -Barcelona F. C. -Deportivo de La Coruña, En San Mames: Atlético de BilbaoHércules de Alicante. En Nervión: Sevilla- Valencia. deportivo radiofónico D. Francisco Quíleí Quilates como homenaje por la labor realizada al servicio del deporte español a lo largo de veinticinco años de mantener sus secciones en las emisoras y en páginas deportivas de la Prensa madrileña. Representaciones de todas las Federaciones y organismos deportivos, así como de los clubs madrileños, la mayoría do los jugadores del Real Madrid y del Atlético, muchos atletas y deportistas y una verdadera multitud de aficionados acudieron a esta reunión, en la que se pronunciaron cordiales discursos de elogio para nuestro compañero Quilates que recibió muchos y valiosos obsequios de sus admiradores. EL VALENCIA GANO AL LAS PALMAS POR CUATRO GOLES A UNO Marcaron primero los canarios, pero los levantinos levantaron el partido en cinco minutos Barcelona 27. En Las Corts se jugó el partido de desempate de Copa ValenciaLas Palmas. Triunfaron los valencianos por 4- 1. A las órdenes del catalán Sr. Balicéis, los equipos formaron así: Valencia: Quique; Quincoces, Monzó, Sócrates; Pasieguito, Puchades; M a ñ o Fuertes, Badenes, Buqué y Seguí. Las Palmas: Castellanos; Verde, Bertrán, Beneyto; Mengo, Villar; Sanz, Vázquez, Antonio, Ricardo y Macario. Empezó el partido con rápido avance valencianista y tiro de Badenes, pero Castellanos, bien colocado, neutralizó el envío. Reaccionó el conjunto canario. Sus jugadores, muy serenos, desarrollaron un juego con rápidos desplazamientos, consi guiendo neutralizar el partido. A los ocho minutos, un avance de Fuertes termina con centro, que remató masníficamente Badenes, pero el lateral izquierdo rechazó la pelota, estando Castellanos batido. Poco después, un centro de Maño lo remató Buqué, rozando el larguero. A los diecisiete minutos, en un rápido avance de Las Palmas, Ricardo, colándose entre la defensa valenciana, remató un centro de Sanz y rozó el travesano. Los canarios cedieron terreno ante los ataques valencianos, pero se encontraron con defensa segura y eficaz, que resolvió todos los peligros, destacando el defensa central Beltrán, por sus buenas jugadas. A los veintiocho minutos, se sancionó a los canarios p ¿falta cerca del área do Beltrán a Badanes, resultando lesionado e último. Aunque se interrumpió el partido unos minutos, siguió en el campo tocado. VISO N ÜLTIMOS MODELOS PRIMAVERA PELETERÍA PALATCHI CLAVEL, 5 PERITOS AGRÍCOLAS i Preparación exclusiva. Director: Enrique del Campo Ingeniero Agrónomo Luna, núm. 27. Tel. 21 63 54. Madrid. Academia C E R E S