Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VA B C. D O M I N G O 24 B E A B R I L D E 1955. EDITOR ¿U. PBESSA ESÍASOLA EDICIÓN DE LA MAÑANA, IPAG. rá empresa fácil remediar con la prontitud necesaria los fallos producidos. Sin embargo, la notoria justicia de los casos planteados exige una regulación rápida que subsane las omisiones, ampliándose así el radio de acción, de los beneficios de la ley de Ayuda Familiar a todos los funcionarios y empleados cuya situación económica y circunstancias laborales sean idénticas a las de las demás clases que disfrutan ya de estos beneficios. j SOSCfilPCIO O A 6 OMDI E A RD PROVINCIAS. TflES MESES. 8 t ta. ílEDA CION V ADMINISTRA CION: SEHHftNa 61. MADEID. APARTADO 25) 359 44 TEIE- LA AYUDA FAMILIAR A LOS SANITARIOS A la publicación de nuestro comentario sobre los médicos titulares, que dábamos en nuestro número del día io del presente mes, ha sucedido una verdadera lluvia de cartas y telegramas: unos para agradecernos la defensa de sus derechos; otros, para llamarnos la atención sobre nuevos casos. Entre estas últimas comunicaciones hay muchas suscritas por otros titulados sanitarios, cuyos problemas laborales son hoy semejantes a los de los médicos. En primer- lugar, queremos recoger la aclaración que nos hacen varios médicos de las categorías tercera, cuarta y quinta, de quienes afirmábamos, supuesto que así se había determinado oficialmente hace varios meses, que sólo ellos cobran sus emolumentos por el Estado, y sólo a ellos se les ha reconocido la percepción de la ayuda familiar Parece que han ido mucho más lejos nuestros buenos deseos que los libramientos de Hacienda ordenadores del abono de esos devengos en lo que se refiere a diez provincias, donde todavía, según las cartas recibidas, no se han hecho efectivos esos pagos. Nos parece muy bien- -decía uno de esos comunicantes- -a todos los médicos titulares de tercera, cuarta y quinta categorías que la ayuda familiar pueda ser percibida por nuestros compañeros de primera y segunda, teniendo en cuenta las razones que expresan ustedes en su editorial y otras muchas que pudieran sumarse. Lo que carece en absoluto de equidad es el hecho de que los médicos de tercera, cuarta y quinta categorías de esta provincia de Zamora (así como los de otras nueve provincias más) no percibamos la ayuda familiar, a pesar de que somos funcionarios del Estado, contrariamente a lo que ocurre con los demás médicos de esas mismas categorías en las provincias restantes, los cuales perciben desde el principio aquel beneficio. Es lástima que el magnánimo espí- 1 ritu que ha inspirado- una ley tan generosa como la de Ayuda Familiar tropiece a veces con no sabemos qué extraños obstáculos o interpretaciones administrativas, que reducen su alcance y su significado. Todavía quedan algunos sectores modestes de la vida española que no han tenido acceso a determinados beneficios de la legislación laboral. Este problema de los médicos ha puesto otra vez sobre el tapete de la actualidad la situación general de los sanitarios españo es, calificados como funcionarios técnicos del Estado al servicio de las Corporaciones locales en el Reglamento de los Servicios Sanitarios Locales, hoy en vigor. Tal comosucede con los médicos, los farmacéuticos, veterinarios, odontólogos y practicantes al servicio de los municipios, no gozan tampoco de los beneficios de la ayuda familiar. Y, loi que es peor, los ha- beres que han de percibir como tales titulares le s llegan a veces con varios meses de retraso. Uno de estos facultativos, que presta sus servicios en la provincia de Badajoz, ha de cobrar todavía las cantidades correspondientes al pasado año. Otra de las cartas recibidas, firmada por un practicante de Asistencia Pública Domiciliaria de Coria (Córdoba) encarece, con. razones de peso, la urgencia de esa ayuda familiar. Y su caso- -que es el de muchísimos funcionarios más- -merece meditación con 500 pesetas mensuales que cobran por la titular, y unas 150 aproximadamente que les abona el Seguro de Enfermedad, ¿no está justificadísima la percepción de la ayuda familiar? En cuanto a las irregularidades con que algunos Ayuntamientos satisfacen los sueldos de los titulares sanitarios, las líneas que transcribimos a continuación del farmacéutico de Rianjo (La Coruña) señor Carnero de Valenzuela, resumen un deseo unánime de estos sectores profesionales: el de que todos los sanitarios pertenecientes a ios Cuerpos generales de Sanidad local perciban sus haberes del presupuesto general del Estado por el mismo concepto que actualmente lo hacen los médicos de quinta, cuarta y tercera categorías Por lo que se refiere a la ayuda familiar, estamos seguros de que al legislador y a las autoridades encargadas de aplicar las disposiciones oficiales no les resulta- VICTIMAS DE LA CONF! La ley de Educación Primaria, en su artículo 21, último párrafo, clasifica las escuelas graduadas en tres tipos: Incompletas, las que tengan menos de tres secciones; completas, las que cuenten con ti es á seis secciones, y grupo escolar, las que tengan más de seis secciones. Los directores de grupos escolares, con el fin de atender tanto a la organización de la enseñanza como a las múltiples incidencias que ésta origina, se hallan exentos de clase, para atender exclusivamente los deberes derivados de su cargo. Los directores de graduadas de tres a cinco secciones, asumen una función doble: por una parte, deben atender a la clase que les corresponda; de otra, las exigencias de la dirección, que son en grado menor que en los grupos, pero exigen también un esfuerzo, atención y cuidado, ya que los problemas planteados, en menor escala, suelen, ser idénticos. La provisión de direcciones en grupos escolares se atiene al procedimiento siguiente: concursillo, ábncurso de traslado, oposición restringida y permuta. Es decir, los mismos que para proveer cualquier escuela. No sucede lo propio con estos mismos cargos en las direcciones incompletas y completas. Su nombramiento lo hará la Comisión permanente del Consejo provincial de Educación, oído el Consejo de inspectores provincial, previa propuesta del inspector de zona. Estos últimos habrán de formular su propuesta, teniendo en cuenta las dotes de competencia, moralidad y aptitudes de gobierno de los respectivos maestros En líneas generales, puede afirmarse que al frente del centro debe figurar el mejor maestro. Pues, bien. A este maestro seleccionado, sobre el que recae ¡un doble trabajo: el de regir su sección como cualquier otro v el delicado de dirección, se le abona hoy una indemnización en metálico insignificante, sin reconocimiento de sus servicios, como mérito en su carrera. La ley de Educación estimula cuantas actuaciones en el orden social realiza, el maestro y señala puntuaciones que se unan a las obtenidas por sus añas de servicio para tomar parte en los concursos de traslada y en los concúrsalos. No pretendemos hacer comparaciones de ninguna clase. Pero es indudable que la dirección de una escuela graduada exige, como pide lá ley, competencia y aptitudes de mando, discreción, etc. Al par que se aumenta la remuneración económica de los servicios prestados, ¿no convendría adjudicar una determinada puntuación a estos maestros? Creemos que sé daría satisfacción a quienes hasta ahora vienen siendo, en. realidad, víctimas de sus condiciones personales, e. elación con sr j compañeros y de la confianza que en ellos han depo sitado sus superiores. Le cual, ciertamente, no puede constituir un estímulo en el ejercicio del cargo. A PARTIR DE MAÑANA LUNES VENTA EXTRAORDINARIA DE RETALES ÍMiagníficos retales de lanas, Sedas, Algodones, Tapicerías, Terciopelos, Visillos, Cretonas, etc. etc. A MITAD DE SU VALOR Avda. José Antonio, 16 También efectuamos esta venta en nuestra Sucursal, GOIA, 20 Por piorreas, sinusitis, caries dental, se evita y neutraliza con NÉCTAR GTJM. Delicioso chicle de clorofilia, tan agradable, que se masca por placer. Venta en farmacias. t iC, S. núm, 14.437. MAL ALIENTO