Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MÉTODO X O no sé M el método servirá para hacer fáciles las cosas difíciles, pero JL es indudable que hace horriblemente difíciles las cosas fáciles. Él método es una invención alemana. Se le ocurrió a aquella gente con el único objeto de complicar las cosas, porque los alemanes tienen la facilidad de lo difícil, y todo lo fácil, en cambio, les es de una enorme dificultad. ¿Dónde se documenta usted para hacer sus articulos? -me preguntaba a mí un alemán en mis tiempos de Berlín. Yo le respondí que no me documentaba en parte ninguna, y esta respuesta le desconcertó. En aquella época. ningún periodista alemán se hubiera lanaado a hablar, por ejemplo, de una ciudad cualquiera sin averiguar previamente el número de sus habitantes, quién la había fundado y en qué fecha, cuántos enlaces matrimoniales se- celebraban en ella- anualmente a cuánto ascendían allí por año los nacimientos y las defunciones, el número de sus farmacias y de sus zapaterías, etc. etc. Luego, ya en posesión de tocios estos datos y seguro de pisar terreno firme, el periodista escribía: La ciudad de Tal, vista desde el tren, ofrece una hermosa perspectiva... ¿De modo que usted hace sus artículos sin preocuparse nunca de documentarlos? -precisó el alemán. -Si. señor; ¡Qué quiere usted! Mis artículos no son eruditos ni mucho menos, y no necesitan la documentación para nada. Yo hago artículos fáciles. ¿Artículos fáciles? ¡Qué atrocidad! -exclamó el alemán, asombrado- ¡Pero eso tiene que ser dificilísimo! Y cuando yo le expliqué que, al con tiario. las cosas fáciles eran los que nos salían siempre a los españoles con mayor facilidad, su asombro rayó en la estupefacción. Indudablemente- -me dijo eríterheesEspaña es el pais de los contrasentidos... E! método, del que la documentación suele formar siempre parte integral e inseparable, simplificará muchas cosas, yo no lo niego, pero, complica muchas más, y en Alemania se amaba el método por 1o í ue complicaba y no por lo que simplificaba. Una cosa sencilla ningún alemán la ha entendido nunca de buenas a primeras. Para hacérsela entender tenía que cogerla otro alemán y complicársela mucho, tarea equivalente allí a la que nuestros vulgarizadores suelen realizar por aquí. Después, el primer alemán cogía la cosa en cuestión, ya 1 dotada de las necesarias complicaciones, y la dominaba sin gran esfuerzo. Yo admiro mucho el genio lemán, ai jue ¡e resulta tan claro todo lo que para nosotros es oscuro y tan fácil lo que a nosotros nos parece más difícil; pero así como los alemanes no pueden prescindir nunca del método, sin el que se verían perdidos, asf los españoles que han aprendido la metodología alemana han acabado casi siempre por hacerse un lío es pantoso. Julio. CAMBA i Dibujo d LOÜUKO Goñi.