Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. S Á B A D O 33 DE A B R I L DE 1955. EDICIÓN DE LA MAÑANA, PAG. 25 c Historia de la primera Agencia de Prensa en España Seguramente que a los lectores les inte- res de los despachos, cuyo contenido ignoresa, ahora que se celebra el primer cente- raban, puesto que iban cifrados. Este pernario del Cuerpo de Telégrafos, saber que sonal se recluta principalmente entre ofiesta comunidad benemérita de funcionarios ciales del Ejército y de la Marina retirados tiene por lo menos ciento ocho años. después de campañas de independencia, ciLa primera gran línea telegráfica española, viles o ultramarinas. Eran los tiempos más servida por un grupo denodado de funcio- agitados y difíciles del pasado siglo y el narios, modelo de disciplina y de abnega- recuerdo de aquellos fundadores se transíación, fue la línea del Telégrafo Óptico inau- renta sobre las solemnes conmemoraciones gurada el 2 de octubre de 1846 entre Ma- de estos días. Reproducimos un gracioso drid a Irán, y servida por medio de 52 to- grabado en boj que publicó en 1847 aquel rres, la primera de las cuales estaba en la fabidoso trabajador sin correspondencia en Puerta del Sol. Dentro de lo que es hoy la los tiempos actuales, que fue. D. Pascual provincia de Madrid, se comunicaba con las Mados. En este grabado se vé sobre el edidel Cuartel de Guardias de Aravaca, con la ficio de la Puerta del Sol la curiosa estrucque hasta hace muy poco quedaba en Las tura del primer telégrafo español con caRosas al borde de la carretera, junto al bar racterísticas de servicio público. Anita, con la de Navalapiedra, todavía en pie y graciosamente habilitada para vivienUn caballo y unas palomas, en colaborada por un propietario de buen gusto, con la de Monterredondo, por encima de Collado ción y a veces en competencia con el teléMediano, y, finalmente, con la del Alto de grafo eléctrico, que es el que hace cien años Guadarrama, desde donde la línea de torres, empezó a funcionar. para el público en Esatravesando cinco divisorias, batidas por el paña, fueron, por otra parte, los fieles esteoro cruelmente, se lanzaba hasta Irún, clavos técnicos de la Prensa española hasta que el teléfono, la radio la telescrip de conectaba con la francesa. ción y la T. V. han venido a enriquecer Mandaba el equipo de los primeros tele- nuestros servidores. Esos nuevos servidores grafistas de España el bizarro teniente co- de ves en cuando se nos sublevan entre raronel del Estado Mayor e ingeniero hidráu- yos y truenos, en unas cóleras que nadie es lico D. José María Mathé, inventor del capas de dominar porque discurren por ingenioso sistema de señales que entonces sistemas misteriosos de reacciones en que estaba reputado por el más claro, sencillo la chispa, el calambre, hasta la muerte por y. rápido del mundo. Un despacho podía ir electrocución, andan agitados. de Madrid a Valladolid y volver a la corte su respuesta en quince minutos. Entré MaCuando, se estableció en España la pridrid y París bastaban cinco horas, contanmera Agencia de Prensa, el telégrafo elécdo con una que invertía la traducción y cifra trico era hacia los setentas no era peren la frontera, para cursarse un mensaje. fecto. Tanto que la Agencia Fabra, filial de Este cuerpo de telegrafistas estaba perfec- Havas, decana de las de España (hoy la decana debe ser Menchetd) pidió autorización tamente reglamentado y constituía un ciierpara tender su propia línea telegráfica despo de la Administración como cualquier otro y dependía primero de la Dirección de Madrid a Hendaya, donde enlazaría con General de Caminos y más tarde del Mi- la francesa. Se le concedió, pero con una limitación que tendía a evitar que la- línea nisterio de la Gobernación, cuya cartera tenía entonces D. Pedro José Pidal. Se di- de Fabra sirviera para fines distintos de los periodísticos: la limitación fue que instalavidían los empleados en tres categorías: ra su estación de partida y de recepción a inspectores comandantes de línea, que eran los que poseían la clave y la superior vi- 1 diez kilómetros por lo menos de Madrid. gilancia del servicio; oficiales de sección Fabra entonces hacía el enlace, entre su esencargados de un sector de torres y que eran tación telegráfica de Vallecas y Madrid, por los encargados de imponer en el servicio medio de caballos. Los jinetes cuariiUeros una disciplina casi militar, y finalmente los son, pues, los antecesores de los ciclistas torreros, que eran los mecánicos transmisocuartillcros. Aun conservan los sucesores de Fabra las cuentas de la cebada que consumían los dos caballos con que se hacía el relevo. También se conservan las cuentas de los cañamones que consumían unas palomas mensajeras que en distintos puntos de la Península y aun del Extranjero, mantenía D. Nilo Fabra, el fundador de la Agencia, para asegurarse un poco contra la rebelión de los esclavos técnicos -de entonces, que eran sencillotes y leales al lado de los de ahora, pero que a lo mejor fallaban en casos delicados. Por ejemplo, parece que D. Nilo, en la noche del 8 al 9. de enero de 1875 soltó desde la cubierta de la fragata Navas de Tolosa Cuatro bravos palomos zuritos, que llevaron al decano de los periódicos de lengua castellana Diario de BarEl tiempo que tarde Vd. celona la noticia de que navegaba de en mezclar en el pien- Marsella a España el joven rey D. Alfonso de sus cerdos la HARINA NüTRUVA so XII, que venía a terminar con una époes el que pierde de economizar el 40 ¿ca agitada de estropicios políticos. Es decir, de su coste. VINAGRES PARRAS, S. A. -Torrijas que venía a abrir el período de la Restauración. Los palomos llegaron jadeantes y (Toledo) -Teléfonos 17 y 71 fieles al palomar de Fabra antes que las de Calculadoras y Sumadoras. chispas tqrpqjias del t elégraf ¿eljcljko, WV LIfliafcart. Hartaieza. M, Tj 314503 X Torre del telégrafo óptico de Mathé, qae empezó a funcionar en 1846 en la terraza de la Casa de Correos, luego Ministerio de la Gobernación y hoy Dirección General fie Seguridad, en 5 a P u- e r t a del Sol. (Grabado del Büncionario Geográfico de Mafioz, 1847. que se habían enredado en cortocircuitos, pequeños rayilos azules y líos de claves. Cuando el Estado decidió incautarse de la línea de Fabra y de alguna otra perteneciente a cierta empresa minera del Sur, concedió a Fabra una curiosa franquicia que jurídicamente está vigente: la de circular gratuitamente sus mensajes destinados a la Prensa por toda la red telegráfica del Estado hasta cualquier frontera. Hasta 1938 en que Fabra suspendió su funcionamiento para dar paso a la Agencia Efe, el último director de- la veterana organización, don Luis Amato mantenía esta franquicia que había defendido con denuedo contra los intentos de la República para arrebatársela. En el momento que se celebra más que el centenario, del Cuerpo de Telégrafos, el centenario de su ley orgánica, nos ka parecido periodístico ordenar estas curiosidades para nuestros lectores. -Víctor D E LA SERNA. moderna, próxima a Manue Becerra. Rufino Blanco, 8: seis habitaciones, hall, office, cocina, despensa, gas, calefacción, ascensor y montacargas. Precio: pesetas 339.500. Marqués de Mondé jar, 7: tres habitado nes, office, cocina, gas, ascensor y m o n ÜCargas. Precio: 181.500 pesetas. LIBRES DE INQUILINOS VEWS 3O dos pisos- estrenar 26 0. Í 95. Diez a cinco, en casa