Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
BABAUO tS á W J 1955. 1 SO 1 C 1O N CE 1 A lina Misión de tregua de las Naciones Unidas, de la que sea miembro la China nacionalista. Kotelawala defiende que la Armada norteamericana abandone dicha zona. -Eje. WASHINGTON INTENTA VOLAR Una fuerte aversión hacia el coloniaLA CONFERENCIA lismo liga entre sí los intereses de los Londx es 22. Radio Moscú ha acusado a veintinueve países representados en el los Estados Unidos de intentar la voladu- Palacio de la Concordia de Bandung. Casi se puede decir que es el único rasra de la Conferencia de Bandung. Los síntomas de tal designio los encontró la emi- go que tienen en común los pueblos sora del Kremlin en el hecho de que las afro- asiáticos. Asia y África han despertado de su larguísimo letargo, y se apresdelegaciones de Iraq, Tailandia y Filipinas tan a vivir su propia vida, a prescindir ¡hayan pronunciado discursos que no corres- de la tutela europea. El experimento naponden a los intereses de los pueblos afri- cionalista que se llevó a cabo en el Viejo canos y asiáticos Tales discursos- -aña- Continente hace ya siglo y medio, desdió- -tienden a dividir á los países partici- pués de la era napoleónica, se ensaya pantes en Ja Conferencia y a sembrar la ahora en estos otros dos continentes política, económica y culturalmente retradesconfianza entre ellos -Eje. sados. COMENTARIO DE LA EMISORA! VATICANA Hasta ahora los veintinueve de Ban Roma 22. La emisora vaticana comenta dung sólo se han puesto de acuerdo al condenar la política holandesa en Nueva así la Conferencia de Bandung: El hecho de que treinta países de Asia Guinea y la francesa en el norte de Áfriy África se hayan reunido para examinar ca. Problemente habrá una declaración sus intereses comunes, es una prueba de que en defensa de los derechos de Chipre y en favor de la unión con la vieja Grecia. no están dispuestos a servir de terreno experimental. La idea domina el tema central El principio que informa a los pueblos y el marco de la Conferencia. Los hombres afro- asiáticos se resume en la doctrina monroista: Asia para los asiáticos; Áfride Estado presentes en Bandung representan a las masas populares que forman la ca para los africanos. No es nueva la mitad de la población del Globo. No se tra- tesis. La China comunista persigue con ta, afirman, de crear un bloque, sino de in- paciencia su aplicación desde hace ya troducir a los pueblos de Asia y África en mucho tiempo. No hay que olvidar que la actividad política mundial. Esto signi- en la Conferencia de Ginebra Chu Enfica el comienzo de una nueva época de la lai expresó de modo rotundo su pensaHistoria Universal. Obtenida la indepen- miento al aplicar a Asia la doctrina de dencia política, es innegable su influencia Monroe. en el futuro del mundo. Se debaten aún en Pero aunque Jos países reunidos en formidables problemas de afirmación inter- Bandung- -el París de Java- -tienen como na, pero los últimos sucesos dejan entrever denominador común un decidido antidirectivas más amplias para el porvenir de colonialismo, también en este punto han surgido divergencias. Chu En- lai, primer todos. ministro del Gobierno de Pekín, acudió La Cristiandad está toda ella, pues, inte- dispuesto a no pelearse, con ánimo conresada de modo especial, y es preciso no ciliatorio. La repulsa del colonialismo sirdesvirtuar la significación de un movimien- ve a los intereses comunistas. Si la ingeto de tales proporciones. Si el Cristianismo rencia europeo- noreamericana és desteno quiere, perder su influencia sobre el rrada de Asia, Chu se frotará las manos mundo de mañana, éste es el momento de de gusto, y pensará, para su coleto: El aumentar en esos países la labor y la efi. cacia de la fe cristiana. -Efe. 17 ANTICOLONIALISMO EN BANDUNG LONDRES. Una delegación oficial del partido laborista ha visitado al secretario del Foreign Office, McMillan, para hablar de la tensión existente entre Israel y los Estados árabes. Los laboristas plantearon la posibilidad de un acuerdo bilateral entre Inglaterra e Israel. HONG- KONG. Una misión comercial com- puesta por once miembros, la segunda que Inglaterra envía a la China comunista, ha llegado a esta ciudad procedente de Changhai, con un acaerdo, en principio, para el intercambio de técnicos entre China roja y el Reino Unido. WASHINGTON. Hay dudas acerca de si Estados Unidos estarían dispuestos a garantizar a Israel contra un ataque árabe, o a éstos de un ataque israelí, antes de resolverse el problema del Oriente Medio. Se especula aquí con la posibilidad dé que si Washington se une a la alianza turco- iraquí, podría ofrecer a Egipto e Israel Tratados bilaterales para la defensa contra la agresión del exterior. que el Gobierno ha prohibido la celebración del Congreso juvenil de inspiración comunista, ya prohibido en Chile y Brasil. Las autoridades declaran que será aplicada sin contemplaciones la ley contra actividades subversivas que aprobó el Parlam e n t o e n 1 9 4 4 f TEGUCIGALPA. Oficialmente se anuncia Exclusivistas de Importantes LABORATORIOS DE ESPECIALIDADES FARMACÉUTICAS necesitan Representantes en todas las provincias. Dirigirse con toda clase de referencias a Sr. JIMÉNEZ. Publicitaria Diana. Málaga. S CRECE- PESTAÑAS trucción primera calidad, estructura y carpintería metálica. Diez habitaciones más servicios. Garaje independiente en propiedad, trasteros, etc. HERMANOS MIRALLES. núm. 64, semiesquhia a Diego de L VENTO PISOS GRAN LUJO Todo confort, en casa señorial, cons- continente asiático gara China. El pulpo comunista podrá así extender sus tentáculos a lo largo y a lo ancho del inmenso continente. Sin embargo, Chu se ha encontrado con una desagradable sorpresa. La Conferencia de Bandung ha condenado el colonialismo, pero también el imperialismo comunista. Si estamos unidos- -ha dicho él primer ministro cingalés- -en la oposición al colonialismo, ¿no deberíamos condenar el colonialismo soviético 16 mismo que el occidental? No son de extrañar estas divergencias dentro de la línea general anticolonialista que informa la Conferencia. Pensemos que asisten a ella tres grupos de países. Frente a frente, los partidarios de la supremacía del bloque occidental y los seguidores de las directrices políticas del Kremlin; en medio, los neutralistas, representados por Birmariia, Ceilán, Indonesia, Pakistán y la India, los cinco de Colombo. Hay países miembros de; la S. E. A. T. O. -Turquía pertenece incluso á la N. A. T. O. y pueblos netamente comunistas, como China roja o Corea del Norte. Y si Chu En- lai afirma, ofendido, que China no puede estar de acuerdo con las acusaciones de sir John Kotelawala de que el comunismo es un colonialismo disfrazado el delegado iraquí ha podido decir: Bajo la antigua forma del colonialismo hay alguna forma de oír los gritos de los pueblos. Bajo el dominio comunista no es p o s i b l e oírlos. Lo cierto es que algunos de los países representados éh. JJaridüng hablan en contra del colonialismo con cierta mesura, pensando que fuera; de la órbita europeo- norteamericana es Itnuy f á c i 1 caer bajo el yugo comunista, mucho más difícil de soportar. La Conferencia puede d jtr un viraje, aunque no sea fácil. A propuesta de Kotelawala, delegado cingalés, ocho potencias, entre ellas la China roja, tratan el problema de Formosa. La entrega de Formosa a los formosanos y el etablecimiento de una Misión de tregua de las Naciones IJnidas, de la que sea miembro el Gobierno de Táipeft, son los dos puntos fundamentales del plan que implica la retirada del estrecho de la Armada norteamericana. Posteriormente se celebraría un plebiscito, con objeto de hacer de Formosa un país totalmente independiente. La fórmula es armónica, pero está condenada al fracaso. La tutela de las Naciones línidas, a la que no pertenece Pekín, no puede ser demasiado efectiva. Y la retirada de la Flota norteamericana dejaría a Formosa inerme frente a la potencia comunista. No olvidemos que Chu En- lai manifestó hace poco en Pekín que si los Estados Unidos se retiran de Formosa, el Gobierno de la República Popijlar de China- accederá a una solución pacífica del problema La cuestión estriba en saber cuánto tiempo duraría esta paz. Es cierto que las circunstancias parecen volverse contra Chiang Kai- Chek. Se habla de una posible presión norteamericana sobre Táipéh para que estudie nuevos movimientos de paz en el estrecho de Formosa. En la Conferencia de los diez, reunida en íueva Deíhi. se adoptó la siguiente resolución: qtie Formosa quede libre de la ingerencia extránpera y que los chinos nacionalistas corran su suerte. En este ambiente enrarecido la fórmala de Kotelawala para resolver la crisis de Formosa no puede considerarse; más que como un nuevo intento de conseguir la paz, irHento que prdbáHemente no LiH? í! ÍS 2 SJñÉ nxefUfíido práctico.