Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID, SÁBADO 2 AÑO CUADRAGE- 3 n E ABRIL EIEMPI AR P E S E TA A B C en Washington s 1 M 0 52 0 CT A V O 5 3 27 D E 1955. UNA N UM E R 0 PA G I N A S OCCIDENTE DEBE TRATAR A ORIENTE DE IGUAL A IGUAL Bandung ha demostrado que el comunismo repugna en Asia tanto como el colonialismo SIN EMBARGO, LA INTERVENCIÓN NORTEAMERICANA EN MATSU Y QUEMOY SERIA CONDENADA POR LOS PUEBLOS ASIÁTICOS Washington 22. (Crónica telefónica de h u e s t r o corresponsal. La Conferencia afro- asiática que se está celebrando en Bandung es tratada en Estados Unidos como uno de los grandes acontecimientos internacionales de los últimos años. Para ¡América, Bandung es el escenario de un inundó nuevo, que contiene más de la mitad de la población total de la tierra y que viene a transformar inexorablemente todos los factores que habían integrado hasta ahora la contextura política universal, basada, en el dominio de Occidente. Es la aparición de fuerzas colectivas, gigantescas e imprevisibles, de otro, color, con las que hay que tratar de igual a igual. El gran interrogante de Bandung era China comunista. Con un cierto alivio, Washington comprueba hoy que las naciones de Bandung no han caído bajo el hechizo y poder de China ni de su primer ministro Chu En- lai. Al contrario. En Bandung se ha visto que la China roja v la ideología de BU régimen político pueden promover en Asia tantas repugnancias como el colonialismo occidental. Como el resto del mundo, los pueblos asiáticos aparecen radicalmente divididos frente al comunismo como teoría de poder político. La paz y la cooperación asiáticas que se proponían fomentar los que convocaron la Conferencia, serán posibles a condición de que la China roja no intente exportar la revolución fuera de sus fronteras. Carlos Rómulo, jefe de la delegación íilip na, ha añadido a esta primera condición otra de una inmensa importancia: que Bandung no represente el primer paso de una coalición antiblanca, formada por los pueblos de color. Los discursos que los oradores de Banídung han pronunciado estos días señalan claramente sus divisiones políticas. Si la China comunista pensó en dominar la Conferencia, se ha equivocado. En Indonesia se han hecho declaraciones anticomunistas tan radicales como podían haberse hecho en América. Una inteligente política de acercamiento, por parte de las naciones occidentales, en especial de Estados Unidos, puede ser de gran eficacia en Asía para detener la penetración del comunismo chino. En Asia no hay unanimidad revolucionaria. UN MOMENTO PROPICIO A este respecto, Washington considera Iioy que el plan Stassen de ayuda económica a Asia, previsto en el mensaje del presidente al Congreso, se produce en un momento psicológico propicio, que es necesario explotar sin pérdida de tiempo. Por otra parte, en cambio, el barómetro político de Bandung no favorece, poco ni mucho, la posición americana en la crisis de Corea. Más concretamente, la defensa militar J las islas de Qucmoy y Matsu. -Las naciones de Baaduug, en su inmensa mayoría, consideran que la reivindicación china de estas islas, pegadas al continente, es justificada. Hasta la hora de comunicar no ha sido posible plantear en la Conferencia, como deseaba Pandit Nehru, una solución política de la crisis de Formosa, pero se ha hecho evidente que una acción militar americana en las islas encontraría la condenación de las naciones asiáticas. Este hecho y la creciente desgana del pueblo americano a toda intervención que no sea la estricta defensa de Formosa, parece estar llevando a la Casa Blanca a una política abandonista de Quemoy y Matsu. Nadie sabe aquí qué están haciendo en Formosa estos días el almirante Radford, jefe del Alto Estado Mayor, y el subsecretario de Estado, Mr. Robertson, pero existe la convicción de que han ido a negociar con Chiang- Kai- Chek la evacuación de las islas. Nadie afirma nada, pero es algo que se encuentra en el ambiente de esta capital. El discurso de Adlai Stevenson, la semana pasada, proponiendo una serie de soluciones diplomáticas internacionales que elimine el peligro de una guerra innecesaria por Quemoy, garantizando, al mismo tiempo la soberanía de la República china de Formosa, produjo aquí mucha impresión. En los meses próximos, la estrategia para las elecciones presidenciales de 1956 irá tomando forma, y a ninguno de los partidos americanos le interesa la etiqueta de partido de la guerra Por otra- parte, Eisenhower no parece muy dispuesto a arriesgar por Quemoy una conflagración armada. Con notoria exageración, el senador Knowland comparaba ayer la isla de Quemoy con Berlín, en Alemania, pero las imágenes del senador por California impresionan poco en la Casa Blanca, instintivamente pacifista y políticamente muy sensible a las sugestiones de Inglaterra. Puedo equivocarme, pero creo, para resumir, jue puede decirse lo siguiente: América tratará de contrapesar con el Plan Stassen de ayuda económica la influencia de la China roja en Asia; al mismo tiempo, EN ESTE NUMERO Entre los acuerdos del Consejo de Ministros celebrado ayer figuran los relativos a los nombramientos de D. Antonio Villacieros, como director rjeneral de Relaciones Culturales; de don José Sebastián de Erice, para observador en la O. N. U. y de D. Luis García de Llera, como delegado en los organismos internacionales de Ginebra. Ha sido autorizado el Estado para realizar obras de infraestructura del ferrocarril de circunvalación O DonnellChamartín- Fuencarral (Pág. 19. Nuestro colaborador Sr. Panjul cementa y recoge una interesante sentencia del T r i b u n a l Supremo, que resuelve un viejo pleito planteado entre dos pueblos sobre extinción de una servidumbre de pastos (Pag. 32. Ha llegado a Lisboa, donde íué objeto de un cálido recibimiento, el presidente de Brasil, Café Mlho, a quien el de Portugal, Craveiro L o p e s impuso la Banda de las Tres Ordenes U ág. 27. Durante la semana en curso ha evolucionado favorablemente la situación del campo español (Págr. 38. EDITORIALES La aversión al colonialismo es él rasgo común de los 29 países que asisten a la Conferencia de Bandung La misión del gobernante no es retorcer las leyes económicas, sino procurar siempre el equilibrio entre los ingresos y el coste de la vida (Pág. 18. aceptará, si alguien la encuentra, una fórmula de paz en los estrechos de Formosa, consistente en la cesión de Quemoy y Matsu a China y una garantía internacional a la soberanía de Formosa. Si la China comunista no comete una barbaridad, éstos parecen hoy los caminos de Washington en la crisis asiática. -José María MASSIP. A B C en París: Argelia y Marruecos atacan a Francia en Bandung París 22. Crónica telefónica de nuestro corresponsal. Mucha gente de Madrid conoce, como yo, a Rcnaud Sivan, un simpático diplomático francés que pasó varios años en España. Bonachón y sonriente, como buen marselles, Sivan, hoy embajador de su país en la capital de Indonesia, sonríe muy poco y estará pasando los peores ratos de su carrera. La endiablada ruleta de la política internacional ha hecho recaer, para los franceses, la bola negra en un país donde hace sólo unos días nadie hubiera podido imaginarse que iba a albergar, aunque sólo sea provisionalmente, algo así como un nido de serpientes para la política internacional de Francia. En Bandung, antigua villa termal- -como Bonn- del tiempo de la plácida Indonesia holandesa, todo el colorido, de piel y de vestidos, de los pueblos de Asia y África se ha erigido contra los dos continentes blancos que hov parecen aprendices de brujo, en presencia de sus criaturas, que Ics han salido respondonas. Las elegaciqi iJasa w En los viajes I remedio científico contra el mareo