Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EL t ENSAJE DE CHARLIE CHAPLIM fr uceH han dudo el dlminutlíO por el Que ts mAn conocido cu Binn potlc i d mundo. Charlot tuvo A punto dp vtolr Kipftfta. Todo caU: p pt pnraílo. pero flf ilrovcjiíron níiutllají elecciones mu. nlclpoí Que cnmíjl ron. u y l d rttflmcn político ile nuMtro pulí. Tenilfi 1- tíown líntffríJil a íí perturbaciones, n los díaCurbloA s sufl y nn irMé ti TUje. V M I liu o de privarse de una vilita que. en tJrmpo de nonniiUdad. le hublefk tlóo, sin dudrí blguriH. muy ír La. pDrquP hubltu sabido descubrir y úiítmUr iQUÍ dp aorpicndínlcí. Insospechadas, díUcUi- Entonces andaba por Prunela, y un reductor di A B C Sui a busearlp. Hizo oon él d recoirJdo de Nffo a Morullo. desde dondií Mr. K embarcó para Tinper, En dos arílculoa. publicados arjueUos dlun ban quedado, como ít j oUrlnl. (US cünversncicilfi. y RÍ Impresiones dlreclU personales dol pcrlodLstit sobre TDdo ti mundo- Lbo- -decís el repot Ujs de A B C- Que ea privado el clown es f más IrltCe de los hombres, fílímpro bfty lájrriniu en su rUa. c n i í i c are ilways M u í la Is Ahí tstáa Atleauin, QroC f Oilmaldl. lünbolos buraaTios del tenu eterno de loa fayñstu. Todos lo3 c voa titntn una concepelún falallata del mundo, que es la fllo oíls del eterno Iraou Ni Ift fama oJ la proiperidad Urebktarin nunca de b coticlecE la la Idea de fr cuo 7 de miedo, de miedo a li p i t r é n t u miradas de desprecio de la fcntr. lus palflbrai ofensivas, a los priTi cienes crudas- -subrayaba C arlot -que 0 stJÍrl en Londres; miedo a que mi destino adverso cslé espíúndome lodsvís S me JuCEUB aJsuna otra mala pAiada. tBfij ittU pU 7 Mmc dIHj- telele upoQ Hita ef, en realidad, la erta Invariante de en m arte, que le rala del Alma, 7 de Unoi amargor experiencias que, no por lejAtus, han perdido Im nitidez de tu ÍUHCldn ti su m e n ú y en u ooncleu cU. Ha creado un Cipo- -abund PoulaUle en el libro que le eonsasrara- P 1 más E cxlraordlnnrlo que existe: el hombrecillo bueno, de torpe Mpccto, de ojos dulcei t IrUEfnuo ojos de nLfto que nada ha manclifldo. Su mise TM tTfiílcfl rcsplm Unta íincírldsd, tanta aenclllesH que es acaSO parte esencial del fxUo que obtuvo el personaje deade las eren cío n es. Toda una generaclún, la que está punto de doblu, o ha doblndo ys. si medio Blílo, optendld- -aprendimos- -o, ir Al cine por ChapUn. Churlot -ha realstrado poulaille nació en la Seyatone en lfll 3. Eurglü un día del panlalün del nrueso Fstty, con naomiro de cnanloí le ViRbliin ciinocldo haita enionces barbudo, con sombrero de cop muy embutí do en una levita y con los ple oprimidos en unos charoles, Mact Sennct- -un nombre imborrable- -ya había acertado a verle, Y ncíotros, los que entonces teníamos siete ocho. -nüpvc artos, empeiomos n disfrutar como locúí ouando er cinema el a r i n J S P f Cldo de la calle del Mar- quía da la Enaenodn. con aquellas wlícuns cortBs m ios qgp chtr ol- Fatty y 05 ocTM se atrojaban Urtaj da crema y JOS mfls increiíiPi proyectiles. Todavía el CU 01 Í reinaba en Tos UbU iit M msdrncfloi. y ca loa de lodn E ifin, y u m de sus princesas- -perdonad que no recordemos exncíDmrnte cu 41 era- -pqpulATli uno que empeíatja: ChiMol- ij íii (io Kji, p hnprcílrma y el (hihlu Fnllr- mi- i, ia. tuÍM... Por aquella época, poco antes, poco después, Mabtl era la compafiera de l u avcntuíft del down Las primeras peüculss en loa iu encontramos al tran Chatlot -ec coia que ertú en los hlstorisj y al alcance de cualqulem- -son: Charlot. aprcndü Charlot. en el banco Charlol. en el teatro Charlot se divierte et -Ya eít n sül Us esencias de sus- fuma de larvo metraje. Ya eslA ahí perfectamente jllbujado el tipo ue culmlnart en La quimera del oro en Luces de lu dudad que Iba a hacer con Haqnel Meller, y por U q ie Cnarue Chs lin, con O ¡aire Bi im. ta OsnOj lijas cllirlú La violetera como moUvo muslcaL en- El circo Siempre el mismo mensaje el de Ch rLot siempre el misno. pero tan rioo do dellcadoi matices, de efectos sorprendentes, de humnna y slmplJelslma le clún de la vida. Zsa lei clán amarga y chusca, qua llama a la lágrima 7 se resuelva en risa, de la amlstsú del mtllonorlo con el vaaahundo. cuando el primero eaül ftorracm, y del olvido de esa amistad cuando no h bebido. HJ CC POCO, ccn ocaslún de que alsulen celíbraba a Mr. Chcplln su hasta ahora ultima ereadún, CandUeJas ésta dijo humilde, pero tamblín. qulxá, con orgullo; Yo no he sido, ni soy otra e o u Que un viejo clown No me trAlenn puís, de escritor 7, mucho menofl. de flldsofo, V. sin tmbftrfiü... ChMlot queda, como el. supremo tipo de un arte- -el séptimo arte- -y llena una fpoca. Mlkuel PEREK railBERO Cpn Bgsitr Ksston, en etra escena de U mÍAma piireuEi.