Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. M A R T E S 15 DE M A R Z O D E 1955. EDICIÓN DE LA MAÑANA, PAG, 39 FÚTBOL RÁPIDO Y PROFUNDO, ESPAÜT A GRECIA POR SIETE GOLES AUNO denes a c r e d i t ó su f a c i l i d a d r e m a t a d o r a r e a l i z a n d o cuatro tantos EL CONJUNTO LIGO MUY BIEN Y LA DELANTERA ABRUMO CON SUS DISPAROS A MANDALOZIS, QUE HIZO GRANDES PARADAS De nada le valieron a la selección griega las prudentes dispo- el domingo, con escasas excepciones, que necesitaban poquísimos siciones que había tomado para resistir el empuje de la B de toques para controlar, pasar y ceder el balón; que disponían de España sobre el césped de Chamartín. A los cinco minutos de un sprint tan fulgurante que podían llegar siempre a la pelota antes que el contrario; que tenían en punta un hombre capaz comenzado el encuentro, el dispositivo helénico comenzó a hacer aguas por la zona que no había sido especialmente reforzada. de disparar sin pararse a pensarlo y de rematar con la cabeza con la seguridad y la eficacia que lo hicieron en otros tiempos Maguregui, avanzado, proyectó a Agustín y a Collar hacia adelante y todo el juego español, como un torrente incontenible, Zarra y Monjardín. rompió las líneas helénicas para llegar fácil, repetidamente, con Por eso Grecia sufrió una grave, abrumadora derrota. Lo meun ritmo tumultuoso, a los dojor de su presencia en Chaminios de Mandalozis. Se hun, martín, fue el estilo caballeroso con que soportaron la adversidían los griegos por su ala dedad. Lucharon con alma, intenrecha, pese a la dureza con que taron la réplica, que sólo consiRossidis pretendía compensar guieron media docena de veces, su desventaja, y cuando el aceptaran los goles sin un mal equipo basculaba hacia la bangesto y pusieron en el partido, da comprometida, un imprevisin desmayo, su excelente forsible cambio de juego hacia la ma atlética, su discreto toque derecha española ponía a Olde balón y el sentido posicional medo y a Badenes, libres, podeUn año de ostracismo futbolístico y de honesta viedidemasiado limitado para poder rosos de disparo, frente a la tación han dado sus frutos. España retorna a las lides r e s p o n d e r al kaleidoscópico puerta. Por eso aunque Maninternacionales con una espléndida victoria que ilumina cambio de posiciones de un equidalozis detuvo espléndidamente como el resplandor de un faro el difícil camino del futuro. po que el domingo volvió al juun tiro de cada uno de estos Para vencer, para marcar con nuestro propio sello el gar el pase largo con cambio do delanteros, Badenes pudo abrir historial de las competiciones internacionales, debemos terreno para abrirse paso cuanla que iba a ser amplia cuenta, ser fieles a nuestra esencia. Grecia fue arrolladoramenté do el medido pase corto, rápido cuando sólo habían transcurrivencida- porque España jugó el fútbol que había descuy profundo, había penetrado ya do siete minutos de juego. bierto en Ambefes. Perfeccionado, claro está, con los afihasta la zona defensiva que coDesde ese momento, el replienamientos de la técnica durante los ya muchos lustros menzaba a superpoblarse. gue griego se hizo más agudo y transcurridos, pero trazado sobre las pautas raciales de Cayó Grecia ante nuestra Sela pelota pareció quedar cirla velocidad, la improvisación creadora y el empuje a lección B. Hubieran caído tamcunscrita a un rectángulo que vanguardia de un hombre destinado a ser el rompeolas, bién muchos equipos de más terminaba en la línea del área la proa, el arcabucero español que, con desprecio del campanillas. Porque el once esdefensiva española. Garay juriesgo, dispara desde cerca sobre el fortín adversario. pañol, gracias a su amplia base gaba adelantado, casi en la pobilbaína, poseía esa irresistible sición grata a Belauste y a Melcón ha acertado porque ha servido a su tarea de prenda que es patrimonio de la Meana, con Orúe y Canito en seleccionador con humildad y sencillez. Buscó, simplejuventud. La velocidad incansalínea, muy poco a retaguardia, mente, los hombres más en forma. Y eligió como patrón ble que pone en los pies las emparejados con Emmanuelides de la forma, el eterno estilo del fútbol español. No quiso alas que sólo tienen los coray Panakis que jugaban un inoinventar un fútbol de enrevesadas- posiciones. Renunció zones. cente tourbillón inútil para a viixtificar las misiones típicas de los jugadores y a. la efectividad deseada, pero suOCHO GOLES complicar su intuitivo concepto del juego con fórmulas ficiente para desconcertar muintelectuales. Y el resultado- -ciento veinticinco mil esSería inútil relatar las incichas veces a Orúe y hacer de dencias de un partido que conpectadores lo vieron en Chamartín- -fue un juego fácil, él el hombre menos brillante de sistió en un continuo ataque soalegre, inspirado. Ese juego que sólo se produce cuando la selección española. bre el marco helénico. Treinta la mente que dirige y el músculo que obedece están disparos españoles buscaron el aunados por impulsos que parecen irreflexivos. Crear estos GRECIA, SIN MEDIOS hueco protegido por Mandaloimpulsos es la tarea del verdadero preparador. AmortiComo se ve, desde el princizis. Diecisiete más, salieron más guarlos, convirtiendo lo que debe ser mecánica instintiva, pio del partido, Grecia había o menos cerca, o fueron desviareflejo puro, en lento cálculo y esfuerzo reflexivo, tarea renunciado a la delantera. Dedos a córner Siete de los pridel antípreparador, del forjador de derrotas. jaba tres hombres, casi como 1 meros pasaron a las estadísticas tres símbolos de una voluntad Y que nadie subestime la victoria pensando que ha a pesar del esfuerzo del guardaimpotente, sometidos al domisido obtenida ante un rival demasiado débil. En sus dos meta helénico por evitarlo. Es nio del sólido trío zaguero espartidos con Francia B y Egipto, para la Copa del Medidecir: el juego consistió en una pañol. Después del primer tanterráneot Grecia sólo había recibido un gol en su puerta. serie de preparaciones para esos to colorado, Grecia se quedó Ante Yugoslavia, una primera potencia del fútbol, los cuarenta y siete disparos que también sin medios. Mauri y muchachos helenos perdieron por la mínima diferencia. suponen una asombrosa media Maguregui ambiciosos, dueños A los turcos, nuestros eliminadores hace un año, supieron de más de un tiro a sol cada del terreno con sus galopadas ganarles en Atenas y Estambul. No. El triunfo es claro, dos minutos. incansables, anticipándose siemrotundo, admirable España vuelve a tener el viejp fútbol pre a la acción de sus contraLos períodos en que el agobio renacido en pechos jóvenes. Vuelve a tener la velocidad rios, borraron por completo a fue mayor para los griegos, so fulminante, la inspiración alegre, propia de un pueblo Ioanny y al interior Bebis, que fijan en el primer cuarto de meridional más apto para la acción que el pensamiento. había retrocedido a apoyarle, y hora de la primera parte y los Está, con pocas palabras, en el verdadero camino: la técconvirtieron a Papantonio, el veinte minutos centrales del senica puesta al servicio del corazón, que es todo lo conMiejor hombre de la línea megundo tiempo. trario del corazón esclavizado por la técnica. Vna receta dia, en una sombra que perseLos ocho goles del partido S 8 que tiene que aprender de nuestro fútbol el mundo entero. guía infructuosamente la peloprodujeron así: Porque el gran problema de nuestro tiempo es quizá, y ta proyectada con excesiva veBADENES, a los 7 minutos solamente éste: conseguir el equilibrio de ía técnica y el locidad de uno a otro puesto de Olmedo, algo retrasado, recibe corazón. -L. L. S. la rápida delantera hispana. la pelota, la cambia hacia la Sin medios eficaces, el once izquierda, Collar esquiva a Rosgriego se hundía en una defensidis, y Badenes, rodeado dto sa inútil de antemano, porque defensas, remata a la red. hubiera necesitado una energía OLMEDO, a los 33 minutos. y una rapidez imaginativa que no estaba al alcance de sus homMaUri corta en seco el avance de Darivas, pasa vertical a Olmebres. Habrá quienes digan que les helénicos hicieron un mareaje do que, al trote, se va a la izquierda y, viendo el hueco, tira poco riguroso eJe sus rivales. Proftsndo error. Aunque hubieran fuerte, cruzadísimo desde fuera del área y mete el balón junto querido, tío hubieran podido sujetar más estrechamente a los es- al palo, pese al plongeón estupendo de Mandalozis. pañoles. Era un problema de velocidad física y técnica que no BADENES, 35 minutos. -El once griego está desmoralizado. estaba en su mano resolver, Los jugadores españoles demostraron Olmedo se interna por el centro, cede raso a Agustín y éste, tem- EL FÚTBOL HISPANO VUELVE A SU CAMINO