Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MA DRI D MARTES i 5 DE M A R Z 0 D E i 9 55. EJEMPLAR UN A PESETA A B C en Washington ABC ANO CUADRAGE. 1 OC T A V O i sIMO 52 N UM E RO 5. 2 9 4 PA G 1 N A S TODO EL MUNDO UBRE CONFIA EN EL BUEN JUICIO DE EISENHOWER DE AHÍ LA CALMA CON QUE SE OBSERVA EL VIAJE DEL ARUBA CON 13.000 TONELADAS DE COMBUSTIBLE PARA LOS CHINOS ROJOS Parece imposible que llegue a entrar en ningún puerto del continente asiático una conflagración. Y se da el caso de que Washington 14. (Crónica telefónica de nuestro Corresponsal. A despecho de la el presidente que más latitud ha dado hascontinuada tensión en el Estrecho de Forta ahora al Congreso, a los Departamenmosa- -que el viaje del petrolero finlandés tos de Gobierno y a los partidos, es preAruba, con 13.000 toneladas de combusticisamente aquél en quien la opinión ha deble de aviación, desti nado a la China copositado una confianza más personal, más munista, vuelve a agravar- la opinión individualizada. americana muestra estos días una sorprenRoosevelt y Truman eran mucho más abdente ecuanimidad. Lo mismo puede decirsorbentes que Eisenhower en el terreno de se, hasta cierto punto, de la opinión de los sus prerrogativas constitucionales. Sus acpaíses aliados de Norteamérica, por lo que tos y sus palabras daban constantemente se deduce de su Prensa. Esto contrasta viesta impresión al público, pero se les disvamente con la ansiedad de otras veces en cutió mucho más que a Eisenhower, y en circunstancias semejantes. muchos sectores de opinión había una. desEllo es debido, en gran parte, a la conconfianza instintiva para sus decisiones, fianza del país en ei presidente Eisenhoporque se las creía influidas por un intewer. La popularidad del presidente, por rés político o una tendencia ideológica. todos los indicios, no ha disminuido, poco No ocurre lo mismo con Eisenhower en ni mucho, en los dos años y meses que lleva política internacional. Y aun en el terreen la Casa Blanca. El partido republicano, no interior las críticas de la oposición se que tiene perfecta conciencia de esta readirigen mucho más a los miembros de su lidad, está dirigiendo todos sus esfuerzos Gabinete que al propio presidente. Este para que el presidente se presente a la parece vivir por encima del bien y del mal, reelección en 1956, porque está convena despecho del impacto indiscutible de su cido de que sólo con Eisenhower en la personalidad en el escenario político amecandidatura presidencial puede aspirar a ricano. Si tiene algún enemigo declarado mantenerse en la Administración. es en el campo republicano, no en el demócrata, donde habría que buscarlo. Por el contrario, toda la propaganda política de los demócratas está enfocada a La convicción de que el presidente es crear en el país la convicción de que Eisenun hombre de calma y de buen juicio ha hower no solicitará la reelección. Una obcontribuido mucho en las últimas semanas, servación de dudoso gusto a este respecto, y contribuye todavía, a aserenar a la opihecha el otro día por el jefe del Comité nión americana. Todos los intentos de agiNacional Demócrata, Paul Butler, afirmantación de los extremistas de su partido, do que el presidente no se presentaría porque han. sido muchos, se han disuelto hasque la salud de su esposa es muy precaria, ta ahora, ante la ecuanimidad del presidenprovocó una tempestad política en Washte. El viaje del petrolero Aruba puede ington, cuyos ecos no se han extinguido. plantear ahora una situación crítica en la Quizá sea el primer ministro austraque se tratará de saber si la VII Flota liano, Rohert Menzies, quien haya expliamericana tiene que intervenir o no en la cado mejor que nadie, anoche, al llegar a captura de un buque neutral que se dirige Washington en visita oficial, el fenómeno a un puerto d- e la China comunista con un Eisenhower: Australia- -dijo- -tiene una confianza ilimitada en el buen juicio y la calma del presidente Eisenhower. En estos momentos, ello quiere decir mucho para los pueblos del mundo. CONFIANZA MÁXIMA EN EISENHOWER Lo que dijo el primer ministro australiano es lo que dice aquí todos los días el hombre de la calle, y lo que explica la relativa serenidad con que la Prensa, tan dada a los titulares de sensación, sigue los acontecimientos del Extremo Oriente. A nadie se le oculta que la situación está cargada de dinamita; pero en la convicción de todos está la confianza de que, mientras Eisenhower viva en la Casa Blanca, nadie dará un paso -en falso capaz de provocar EN ESTE NUMERO En la Cámara de los Comunes, Winston Churchill reiteró ayer su convicción de que para cualquier conferencia con Rusia, es necesario que Occidente se considere previa y definitivamente poderoso (Páe. 17. Ha muerto el Rey Tribhubana, de Nepal; le s u c e d e su hijo mayor, Mohandra En abril próximo comenzará a actuar en Formosa un mando conjunto chinonorteamericano (Páff. 19. El nuncio de Su Santidad, miembros del Gobierno y del Consejo del Reino asistieron el domingo, en Madrid, a los actos celebrados con motivo de cumplir, se el XVI aniversario de la, exaltación de Pío XII al Pontificado (Pág. 21. Por siete goles a uno, la selección B de España batió a la selección griega en el campo de Chamartín. Cuarenta y- siete disparos españoles- -dice nuestro redactor deportivo Lorenzo López Sancho- buscaron el hueco- protegido por Mandalozis: más de un Uro a gol cada dos minutos (Páff. 39. PAGINA EDITORIAL No es alarmante el aumento de medios de pago si paralelamente se produce un aumento de riqueza Son ya demasiadas las víctimas del río Tajo para cjue no se haga lo necesario por evitar el repetido drama gran cargamento de combustible de avia ción. t EL VIAJE DEL. ARUBA En las circunstancias presentes, la cuestión no puede ser más delicada. Knowland, republicano, y McCiellan, demócrata, han creado en el Senado una cierta agitación en favor de cerrar- el paso al petrolero si los buques de la Escuadra nacionalista no lo consiguen. Una intervención de la VII Flota americana constituiría, evidentemente, un acto de bloqueo, y, en la teoría del presidente Eisenhower, un acto de guerra; pero, por otra parte, sería fantástico que el petrolero, con un cargamento de guerra que puede ser esencial para operar desde el aire contra, las islas costeras nacionalistas, se metiera en un puerto chino ante las mismas narices de los cruceros americanos. En otros momentos, esto habría provocado mucha ansiedad en la opinión y en la Prensa. Hoy, sin embargo, todo el mundo parece confiar, una vez más, en el buen juicio del presidente. Lo que haga, a los ojos del país, bien hecho estará. Esta confianza en Eisenhower forma hoy un vínculo que une prácticamente a toda América. El viaje del Aruba y sus posibles complicaciones va a poner otra vez a prueba esta confianza del país en su presidente. José María MASSIP 3