Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M A R T E S 8 DE MARZO DE 1955. EDICIÓN DE LA MAÑANA, PAG. 35 Fi SE ASEGURO EL ATLETICO LA VICTORIA SOBRE EL ALAVÉS Jugo bien el equipo vitoriano en la primera parte, a cuyo término llegó con empate a un gol Suele ocurrir con excesiva frecuencia que los jugadores, en esas declaraciones inmediatas al ñnal de los partidos, si han perdido por diferencia de varios goles, aseguran que esa diferencia no está en consonancia con el desarrollo del juego y los méritos hechos por ellos. No sabemos lo que en esta ocasión habrán dicho los entusiastas muchachos del Alavés, pero con sinceridad creemos que en pocas ocasiones tendrán tanta justificación esas excusas y no sería nada extraño que los mismos jugadores del Atlético fuesen los que consideraran poco consecuente la diferencia de tres goles que el marcador señalaba al final. Sin embargo, como lo que en fútbol cuentan son los goles, y todos fueron conseguidos limpiamente, el equipo madrileño- obtuvo un triunfo, que es justo, aunque algún gol menos reflejase más fielmente lo que en el partido ocurrió. Agradó a la inmensa mayoría de los concurrentes al Estadio Metropolitano el defensas que acuden con presteza al lugar juego que supo hacer el Alavés durante de peligro para deshacerle alejando el batoda la primera parte, en la que el equipo lón de cualquier manera, pero lejos siemmadrileño estuvo bastante desorientado y pre. Molina empeñó con un, tanto ineficaz. Con pases largos que los ses cortos, yseCollar se en jugar hacia paadentró la medios e interiores, y a veces el delantero portería de Bexasaluce en muy pocas ocaWilson, enviaban a los extremos, el Alavés siones, porque Sanz no se lo permitió. Un se colocó durante los primeros cuarenta y gol pues, compensa, ción bien acogida cinco minutos muchas veces ante la porte- por era, más Optimistas y exigentes. los ría del inseguro Riquelme, en el que no confiaban demasiado sus defensas. Primi QUINCE MINUTOS, SOUTO, Y TRES LOS INTERPRETES DEL SUCESO y Arbaizar superaron en velocidad a los Aunque a lo largo de la reseña ya han GOLES defensas laterales rojiblancos, y sólo Tinte Todo lo interesante del partido en el se- quedado nombrados los principales intérfue capaz de oponer contundencia y entereza al peligroso Wilson, que por el cen- gundo plazo, ocurrió en los quince minutos pretes que el encuentro tuvo, conviene delos que tro tuvo que contentarse con disparar unas finales, que fueron ¡precisamente en los jar constancia de todoslos huecosestuvieron encargados de cuantas veces de forma precipitada y sin que los impacientes, que ya comenzaban a partido exige, rellenareso diremosque cada y por nuevo jugador, tuvieron que tranquilidad y pasar el balón a sus com- meterse con elaplaudirle. El internacional formaciones fueron las siguientes: que las dedicarse a pañeros antes de que Tinte acudiera a uruguayo comenzó a hacer algo más que Atlético: Riquelme; Martín, Tinte, Pérez despejar. En una jugada de éstas, a los ante portero en de Andréu; Hernández, cinco minutos, pasó por el centro de for- colocarseactitudelque resultabalos saques in- lina, Escudero, Souto, Agustín; Miguel, MoCollar. esquina, un tanto ma profunda a Echániz y éste a Arbaizar, comprensible, porque Alavés: Berasaluce; para que el extremo izquierda centrase la más adecuada para su corpulencia no es rospe; Kaiku, Ibarra; Sánz Erezuma, GoPrimi, Echeandía, servir de pared ante sobre la portería, en donde Primi, con Berasaluce, que Arbaizar. le oportunidad magnífica, se había colocado en unos cuantos por lo menos unaaventaja WUson, Echániz, el Sr. Iturrioz, quien supo El centímetros y para rematar con tranquilidad un gol que de kilos. Hizo algunos pases buenos docena dejar arbitro fue algunas manos involunponía difícil el encuentro al Atlétieo, más en los que dejó expresada la escuelaSouto, tarias, sin sanción el segundó plazo se equiaunque en de su que por lo que en sí representaba el tanto, formación futbolística, y a la vocase dos o veces, pero por, lo que significaba como justo premio en una jugada ante la porteríamedia hora, tuna para él, tres que nadie, o con la forde a un jiego desprovisto de fiorituras pero remató de cabeza, y aunque eldel Alavés, consideró que aquello podía ssr casi nadie, decisivo balón adecuado para la consecución de goles. en el palo lo recogió de nuevo casi en dio M. GÓMEZ AROSTEGUI. la Menos mal que la suerte jugó a medias con Riquelme, como queriéndole compensar su inseguridad en los despejes, y como los defensas procuraron cubrir la portería en alguna ocasión cuando el paraguayo fuera ásl marco intentaba, atrapar el balón mal despejado ¡por él mismo, no lograron los vitorianos más goles a pesar de sus numerosos intentos. Pué como consecuencia de un mal despeje, sin embargo, como consiguió el Afrléticq, a los catorce minutos, el gol del empate, que habría de per- Cinco empates se registraron en los dos grupos, y entre ellos el del sistir como seria amenaza hasta transcuOviedo en Mieres rrida msdia hora del segundo tiempo. Un defectuoso despeje de Riquelme fue remaPuede considerarse como normal la joma da en cuanto al primer grupo se refere va tado por Primi y Wilson sin consecuen- que apenas hay resultados que llamen nota blemente la atención Dos empates se han cias, y Tinte pudo alejar el peligro envian- registrado, y con ellos han resultado íavore cidos el Sestao y el Oviedo El primero de do el balón a Agustín, cuyo- pase adelan- éstos se enfrentaba casi en la misma situación que los tado alcanzó Miguel, que, entre los ade- y como los de Sestaocon el, Juvenil, colocadotodavía posibles peligros de descenso vascos quieren escapar de los su emüantadps defensas, pudo llegar ante el por- pate resulta valioso. El Oviedo aspira, como ya ha demostrado, a jugar la promoción tero y obtener el primer gol para su equipo. y por eso también puede considerar se ñor- r. al su empate frente a su rival regional, UNA DELANTERA DE CUATRO pero tampoco habría sorprendido mucho en La Condomina al Extremadura, y el HOMBRES resultado, completamente normal, no causa J uede decirse que durante el plazo pri- una victoria, aunque este resultado hubiese alteraciones en la clasificación, aunque el mero, el Ailético jugó con una delantera hundido casi de forma definitiva en el des- empate del Atlético de Tetuán permita a de cuatro hombres, que ellos mismos se censo al Caudal. este equipo Resulta curioso apreciar que sólo tres cianos, que, seguir inquietando a los murencargaron de hacer menos numerosa tosi bien davía. Souto, la atracción del partido, que equipos de los que jugaban en terreno aje- puesto de cabeza, nase mantienen en su pueden estar atrajo a muchos de los que se hubieran no consiguieron marcar un solo gol, mien- seguros todavía. El Jerez ha dado un nada paso quedado en casa para escuchar las inci- tras que los demás que efectuaban visita, dencia del partido de Barcelona, estuvo incluido el Oviedo, se quedaron a cero. Aun mas hacia la obtención de uno de los puescomcJetamente desorientado y sólo alcan- perdiendo, la Cultural Leonesa sigue en tos que dan derecho a la promoción con zó el balón en tres o cuatro ocasiones. Era cabeza con ventaja casi insuperable, y por ese empate en Tarrasa, pero todavía habrá, que esperar para saber qué equipos alcanéste un lastre considerable cuando los de eso su camino hacia la Primera enfrente atacaban con rapidez y se defen- no ha tenido ningún desvío con esaDivisión zaran este privilegio, porque si bien uno derrota esta cubierto con el que de los dos primeros dían con energía; pero como, además, los frente al Ferrol, que quizá en circunstanmedios jugaban sin orden ni concierto, cias distintas muy bien podría haber sido no consiga el ascenso automático, el otro Miguel apenas encontraba ocasión de dar tiene muchos aspirantes, y los cuatro paral balón, y Escudero, con más voluntad que un empate. tidos tendrán que ir descartando a los meacierto, incurría con demasiada frecuencia En el grupo segundo también los equipos capaces para conseguir en el fuera de juego, sólo quedaban Moli- que actuaban fuera de sus lares han mar- nosintentar el ascenso. De la la posibilidad cola se puede na y. Collar para intentar algo. El primero cado muy pocos goles y la mayor parte de ae poco, porque ya está decidida y, por se movió mucho, pero las características de ellos se han quedado también a cero; pero, decir sólo queda referirnos al partido d tanto, su juego no son las más adecuadas cuando el arbitro tiene sobrí? sí la. labor de desbordar a unos sin embargo, esto no ha impedido que hu- Badajoz, en dondedetalle que, expulsó a si indica biese, otros tres empates. Ganó Murcia cuatro jugadores, misma portería y consiguió así el segundo gol de su equipo, que desconcertó y desanimó mucho a los del Alavés, que confiaban en el empate y no ten í a n fuerzas p a r a intentar ya a l g o más pos i t i v o. Por eso los g o l e s que luego consiguieron M i guel y Escudero son p u r a anécdota q u e no cuenta, porque el encuentro debió t e r minar c o n el gol de Souto, al que más partidos, unas sesiones de atletismo que le den r a p i d e z en la ca r r e. r a y un adiestramiento del juego español, deben dej a r en condiciones para boSouto y Miguel rrar el recuerdo de otras importaciones míenos eficaces, a pesar de su presentación como sensacionales. MURCIA Y ATLETICO DE TETUAN MANTIENEN SU PUGNA EN EL SEGUNDO GRUPO DE LA SEGUNDA DIVISIÓN r