Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID. DOMINGO 2 3 ü E ENERO DE 19 5. EJEMPLAR UNA PE SETA B C en París ABC En la página 45 de este número reproducimos la crónica telegráfica que A B C publicaba el 23 de enero de 1910 sobre las inundaciones de París de aquellos días. Hace cuarenta y cinco años... No ha habido en la capital de Francia inundaciones que se asemejen a aquéllas, exceptuando las de ahora a que se están quedando sin techo, ofreciéndoles en su día una subvención por los gastos que ello les pueda ocasionar. París, ciudad superpoblada, tiene poqu sitnás habitaciones libres, y sin los hoteles, relativamente vacíos en esta época del crudo invierno, no estaría nada asegurado d alojamiento de tanto damnificado. Ya decía días atrás que la diversión un poco infantil de los curiosos que iban a ver el Zuavo del puente del Alma se trocaría en congoja cuando las aguas se acercaran al cuello de la estatua del soldado. Hoy ya está con el agua al pecho y la gente de sábado por la tarde que la contempla ha perdido toda veleidad de humor y de broma. Nadie puede ser insensible a esta tragedia que afecta a! prójimo, aunque la mayor parte de los ciudadanos continúa teniendo asegurado su suclu. Pero no tanto el subsuelo, donde han empezado ya serias filtraciones que han inutilizado innumerables calefacciones. -Quisiera hablar con el Sr. Marroquín- -acabo de decir por teléfono después de una llamada a casa de un anvigo que vive demasiado cerca del Sena. -Se acaban de marchar a un hotel- -me ANO CUADRAGE. s 1 MO OC T A V O 5. 2 5 1 N UM E 64 PAG 1 N A S UNA CALAMIDAD KA CAÍDO SOBRE FRANCIA DICE EL PRESIDENTE REFIRIÉNDOSE ¡A LAS INUNDACIONES El Gobierno pide voluntarios para la evacuación y albergue de los damnificados TAMBIÉN EL CARDENAL FELTIN HACE UN LLAMAMIENTO A LAS ENTIDADES CATÓLICAS Más de siete metros y medio sobrepasará hoy el Sena de su nivel normal 1 París 22. (Crónica telefónica de nuestro corresponsal. Quizá empecé a hablar del peligro de inundaciones en París demasiado pronto. La anticipación no es tampoco puntualidad. El caso es que hoy, cuando París está en pleno baño del Sena, profesionalmente hablando, no puedo dejar de haMcr otra vez de las inundaciones que se extienden de hora en hora sobre nuevos barrios de los suburbios. Mái de medio metro ha aumentado el Sena en- las últimas veinticuatro horas. Otro tanto como mínimo aumentará mañana, porque esta tarde cae sobre la región un verdadero diluvio. Mañana el exceso de nivel sobrepasará en París I03 siete metros y medio. Y si hoy ya 3 bate el record de 1924, el lunes se puede casi llegar a la cota catastrófica de 1910. Mientras escribo estas líneas, Mend ¿3 France- -como todos los sábados- -habla por radio Una calamidad desencadenada por las fuerzas naturales, y que el hombre parece incapaz de evitar, por lo menos uficientemente, ha caido sobre Francia y en torno de la capital empieza diciendo con su voz clara y contundente el presidente del Consejo. La calamidad- -azote bíblico es la inundación- -extiende sus líquidas alas sobre I03 sectores ribereños de la ciudad, a excepción del centro, todavía defendido por los magníficos parapetos construidos hace veinte años. Un verdadero ejército trabaja por todas partes levantando barricadas y tapando todas las brechas del alcantarillado, conducto por ef cual penetraron las principales inundaciones que afligieron en 1910 el centro de la capital. La radio en estos momentos está pi diendo voluntarios para prestar sus brazos a toda clase de trabajos, especialmente de evacuación de los habitantes del norte de la capital. El ministro de! a Juventud y de lo 3 Deportes ha sido particularmente explícito en su llamamiento. El cardenal Feltin también ha exhortado a todas las organizaciones sociales católicas a inscribirse en los grupos de voluntarios para la labor que esta noche y mañana todavía- 3 puede desarrollar. Se están requisando hoteles para albergar a los siniestrados y va; rios restaurantes han quedado designados para preparar sus comidas. El locutor, en hombre del alcalde, reunido en permanencia festa tarde con su Consejo Municipal, ha invitado al vecindario de los barrio 5 no alcanzados a ofrecer las habitaciones de que dispongan para ponerlas a disposición de Parece ser, según un semanario, que se ha descubierto un procedimiento para curar la calvicie. ¡Qué tristes van a estar las moscas! ¡Y qué moscas las señoras de los calvos, por si su Pepe se vuelve locuelo cuando se vea con ondas! Un médico, zumbón él, curaba a los calvos muy sencillamente. -Nada, eso se le cura con resina. ¿Con resina nada más, doctor? -Con resinación hijito, con mucha resinación EL PALACIO DE LAS CAMAS 6, Plaza del Ángel, 6 ¿SERÁ VERDAD? han contestado- Los sótanos estaban inundados anoche. Esta mañana el agua ha desaparecido como por ensalmo. Y esto es precisamente- -ha continuado diciendo mi interlocutor- -lo que les ha asustado, pues ha quedado demostrada la existencia de un vacío o bolsa en los cimientos de la casa, que puede amenazar en cualquier momento su hundimiento. Acabo de reflejar en este caso preciso uno de los grandes peligros que afectan a muchas casas de la capital, incluso alejadas de las zonas de inundación propiamente dichas. -Carlos SENTÍS. MAS DE VEINTE MIL PERSONAS, EVACUADAS Miembros de la Aviación Militar norteamericana, bajo la dirección del teniente coronel Van Patt, han trabajado con agua hasta el pecho cerca del aeropuerto de Orly, de París, para trasladar a los afectados por las inundaciones en botes especiales de aviación. El Sena, cuyo nivel se eleva aproximadamente dos centímetros y medio por hora, se ha desbordado en Boulogne, Sevres, Saint Cloud, Neuilly, Suresnes y Puteaux, suburbios de la capital. Se calcula que unas 20.000 personas de los suburbios han evacuado sus casas. Una brecha en el dique Saint Maur amenaza a cien viviendas y unas mil personas deben ser trasladadas. Los detenidos en los sótanos del Palacio de Justicia tuvieron que ser trasladados cuando el agua comenzó a filtrarse en el edificio. Los muros que protegen el Palacio Borbón han tenido que ser elevados. El agua potable presenta en París un color amarillento; sin embargo, las autoridades anuncian que aun conserva su potabilidad. Catorce de las carreteras que arrancan de París se encuentran cortadas a cau: a del desbordamiento de los ríos Sena, Marne e Yonne. Las gabarras que transportan carbón no han podido alcanzar la capital francesa, por lo que habrán de utilizarse las reservas de combustible existentes. Los habitantes de Corbiel, cerca de la capital francesa, probablemente tendrán cine abandonar antes de mañana sus hogares. Se trata de unas cinco mil personas. En el departamento del Ain han sido evacuadas ya 70 S. En este depa; t: mentó, cerca de Glaudieu, apareció flotando en el Ródano el cadáver de un hombre. Con ésta se elevan a 19 las víctimas de las inundaciones. El río Saona ha inundado, varios centros de refugiados, con lo que aumentan los problemas de salvamento. Las. predicciones meteorológicas señalari que continuarán mañana las lluvias. Se te j me que aumenten con este motivo las inundaciones. (Resumen de Efe. LLUEVE DESDE HACE DIECINUE- VE DÍAS EN L I S 7 A I Lisboa 22. Diecinueve días sin interrupción ha llovido en esta capital, y en! á actualidad todavía cae agua torrenciaknen- te en otros puntos del país. El mal tiempo Ha afectado al tráfico aéreo en las islas Azores, don le el aeropuerto militar de Lajes ha tenido que ser cerrado por los fuertes huracanes desencadena dos. -Efe