Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 19 DE E N E R O DE 1955. EDICIÓN DE XA MAÑANA PAG. 19 VUELTA A LOS MULOS EN EL PENTÁGONO Parecía ya irremediable la desaparición del ganado caballar y mular en los ejércitos. Pero, ahora, resulta que las autoridades militares de Washington han empezado a realizar, en gran escala, compras de mulos. Quieren formar aprisa divisiones especializadas para operar en los espacios de desolación y sin comunicaciones posibles, que se padecerán con el uso de las bombas atómicas. Cada una de e s t a s divisiones empleará setecientos mulos. También los caballos vuelven a su ana tiguo honor bélico. El Pentágono depone su hostilidad al mantenimiento de dos divisiones de caballería turca, y admite la creación de una helénica. Viene a punto el verso de Boileau: Rechazad lo natural y volverá a galope. La mejor cría de ganado mular es la española, y los mejores sementales asnales, casi únicos en el universo, los de Vich. Los criadores de Cataluña han realizado desde 1943 el cruce feliz de sus magníficos burros garañones- -tan hostiles a las mesalliances -con el Haflinger Este caballo tirolés bate el record de las intemperies, y es más resistente aún a ellas que el mulo mismo. En el Pirineo catalán se esperan muy buenas ganancias de las bodas del jumento nativo con las yeguas del Haplinecrpferd y de la exportación de sus muletcs a U. S. A. La cuestión de la cría de muías duró en España siglos. Tuvo opositores ilustres en los tratadistas de agricultura y gobierno del campo, empezando por el gran Alonso de Herrera. En el siglo de OTO, todas las autoridades geórgicas defendían la labor de bueyes. Los tratadistas militares, a su vez, afirmaban qué lá cría de muías era la ruina de nuestros e ércitos, escasos de caballería, y que tal escasez había ocasionado ora la pérdida de grandes batallas, ora la imposibilidad del socorro pronto de escuadrones contra las devastaciones y rapiñas causadas en nuestras costas de Levante por los berberiscos. Repetidas pragmáticas de los Reyes consiguieron evitar la cría de muías en Andalucía para salvar las razas de caballos andaluces. Pero la Mancha- -con su gran centro mulero de Almagro- León y el Pirineo catalán y aragonés, fueron gionés fuertes de crianza dé muías, y los buenos pares de muías constituyeron el orgullo de toda buena casa de labor de las Españas, allá donde hubiera labor a la grande o vendimias copiosas. Hasta la teología pudo observar que las muías, ocasionadas por artificioso caprichoi del hombre- -un tal Anas en el desierto, decían- no entraron en el Arca de Noé, ni existían entonces, ni Dios permitió que se perpetuasen por- normal generación, condenándolas a la esterilidad. Nuestro gran Benito: Arias Montano, aquel que sabía más hebreo que Desiderio Erasmo, en su Historia Naturalis Bíblica comentó con la doble sabiduría del exégeta y del naturalista, los versos dedicados al ganado mular en la Escritura, y señaló que, el mulo siempre sería el mejor animal de viaje o transporte por los. itinerarios más difíciles, cerno lo han comprendido también las autoridades norteamericanas del Pentágono. Hasta han servido las muías para un itinerario que políticamente no era nada fá -íl. Llevando una muía del diestro, Fernando de Aragón fue a hacerse novio en Valladqlid de Isabel de Castiüai CARA Y CRUZ DEL PRESUPUESTO ESPAÑOL La liquidación de un Presupuesto fiel de 1335, aunque en realidad el PresuEstado ha dejado de ser un ejercicio fu- puesto, como sistema financiero legal y nambulesco mediante el cual los minis- ordenado del Estado, no surgió dsíinititros de Hacienda, con el truco de la som- vamente hasta 1850. brilla- -ocultación de gastos- -o el de la El signo de las liquidaciones presupues- larga pértiga- -inflación de ingresos- o iarias iia sitio tan reiteradamente negaíi- con ambos a la vez- -llevantfb a un pre- vo, que durante la segunda mitad de! si- i. supuesto extraordinario lo que sobra y es- glo XIX sólo se conoce algún que otro jj torba para nivelar el ordinario- -se lanzan superávit esporádico, como el de 1876. Ezs al alambre de los equilibristas. Así como el siglo actual y dorante sas primeros también la liquidación de un Presupuesto años, el superávit nace y vive de la jrde del Estado ha dejado de ser un trasunto nación financiera implantada por Villade la tragedia, griega, con su héroe -el verde a raíz tle la pérdida de las Coloministro de turno, sacrificado despiada- nias; dura hasta 1808, reaparece fugazdamente, como la blanca Ifigenia- -su mente en 1911 y 1912, sdienfio de nuevo coro platidente- -el del partido político el paso al déficit que se prolonga désete en el poder- -y su coro vociferante- -el 1913 a 1926, correspondiendo lueg? a la de la oposición, que espera su turno de etapa Calyo Sotelo el, disfrute de nuevo mando- -amén de su purificación o superávit, que, como es natural, desapa catharsis que bien pudiera ser el ama- rece por el escotillón ele le- Bepébíica, ble florilegio de maldiciones recíprocas hasta que de nuevo se haca presente; y que se cruzan entre el Fisco y los contri- ahora, con. signos Ge mayor firmeza, al buyentes. superar el Movimiento nac; ojiaS las, etapas de liquidación de Ha surgido, por tercera vez consecuti- Eamienío internacional. la guerra y de aisva- -1 cual es más importante que el hecho en sí- -un superávit presupuestario Lo más interesante es sin duda jas. esta en la administración de nuestra Hacien- holgura hacendística coisissáe con un esda, Y como esto no es corriente, porque fuerzo realizado por nuestra Hacienda, lo conocido es lo contrario, es decir, el que ve cumplida, por fin, a tarea, de imapuro y la estrechez en el momento fie pulsar el progreso eeonónieo y financie- ciar la cuenta y razón de las finanzas ro del país, por el cual se venía c! aaanpúblicas, se ha comenzado a llamar esta- 1.0 ñafia menas ue desáe eí reinado ds la etapa del superávit, lo cual ha recha- Fernando VI. Ward, en efecto, en e! zado, y ha hecho bien, el Sr. Gómez de proyecto económico presentado a ests LIÍVMO. Porque, así como Echegaray creó monarca, se lamentaba de que flestle el el cíima del santo temor al déficit debe tiempo de Felipe II España se hubiera crearse el del profundo respeto al supe- quedado airas en el fomento de SHS ri rávit Entre otras razones, por las que quezas. mientras ias naciones vecánas esGladstone aconsejaba a los cancilleres del tiifcuía basi las suyas con gran diligencia. Exchiquier que no prodigaran los exce- Y aunque sus proyectos sirvieron da íiass dentes de ingresos: ponjae éstos son una para lo ejecutado en ¡as épocas fie Carinerte tentación para, os que ct 1 con 1 los III y Garios IV, lo cierto es qjie, posVíctor Hugo, que el Presuoíiesto es un teriormente, todo ¡os planes e? e fomento suculento pescado al cual de tocias par- e nuestraariqKeza- -Costa, Senador, Gas 2 tes se arroja el anzuelo set, Sanche- Toca- -qwedn. ren en aspiraLa suerte del Presuijuasto es, en defi- ciones platónicas, y salo durante la Dicnitiva, la suerte del país. El derecho pre- tadura se logran algunas realidades, p. ar supuestario -Carta magna de la orde- las que España se incorpora tímidamente nación financiera de las naciones- -es la al progreso europeo. Es ahora cuando, verdadera conquista de las constituciones favor de una paz, tan justamente gana V modernas, y no fue conseguida sin lucha, da como fcanrosameate jaeíecida, se la cual fue iniciada por Guillermo de muestra una vez; más que el bienestar Orange- de Inglaterra, en las postrimerías de un país dependa directamente de! esdel siglo XVII. Para España, la institu- tado de. su Hacjendaj y que la prpW: -ción nresupuestaria es más reciente: data dad. de ésta- no sólo no es incompatible dé 1790 en que se hizo el primer intento con los grandes esfuerzos que hace gara de Presupuesto sine que llegara a cuajar, engrandecer el país, sino que es ella ¿ui como tampoco, se logró en el de 1817, recoge los primeros frutos sazonados de renovado por las Cortes en 1820 a 1823 aquel engrandecimiento, -Antonio DEy 1826, reservándose esta suerte para los MIGUEL. Era entonces cuándo se cantaba el secreto a voces: Flores de Aragón dentro en Castilla son. Traería don Fernando, el real mozo de muías airosas y lucidas bestias, criadas en los pastos fríos detAragón, con los flecos de los arreos hasta los cascos, el pretal claveteado de plata, y un su vivo penacho de plumas sobre la testera. ¡Cuántos novios aragoneses, en la gran arriería de los siglos, no bajaron así a casarse, por andurriales del demonio, desde los valles altos a la gloria del Ebro! EL PROBLEMA CAÑERO En nuestro número de ayer publicamos un extracto de la orden de la Presidencia del Gobierno, de fecha 17 del actual, por, la que se regula la campaña remolacherocañero- azucarer a 1955- 56. El Sindicato Vertical del Azúcar, a través del jefe nacional del mismo, D. Jesús Muro Sevilla, ha tenido una eficaz intervención en la tramitación y génesis de dicha orden, suministrando al Poder público las informaciones necesarias para la adecuada resolución de. los diversos problemas agroindustriales a que la citada disposición legal se contrae. La orden ministerial de referencia ha producido gran satisfacción n todos los medios cañeros, puesto que si de u: a parte se siguen manten. sndolas mis- ¿s condiciones contractuales que han regido en campañas anteriores para la caña de azúcar, aspiración fundamentalmente agrícola, también ha sido tenido en cuenta el aspecto fabril del problema, concediéndose, una compensación de treinta, céntimos en kilo, como consecuencia de la disminución, de, su rejndimientsí Judustrigl en azúcar. g Director: Prof. Dr. A. VALLEJO NAJEEA. Enfermos del sistema nervioso, excluidos dementes, asistidos í or Hermanas Nuestra Señora del Huerto. COMANDANTE FRANCO, 4- Tel. 33 05 40 CHAMÁRTIN PE LA SOSA ÜC, Wh