Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 1 DE E N E R O DE 1955. EDICIÓN DE LA MAÑANA, PAG. 16 jos en manos mercenarias, debe pensarse que lo hace obligada por las circunstancias económicas de su casa. Ninguna muPBENSA ESPAÑOLA jer va a una oficina si puede dedicarse a su hogar, formado con ilusión y mantenido con cariño. Al hacerlo, -es porque neSUSCRIPCIÓN cesita hacerlo. La autorización del mariDE A B C: MADRID do, con dolor para su amor de hombre y Y PROVINCIAS. TRES su amor propio de varón, es convincente. MESES. 78 pteÓBEDAC La maestra nacional casada con un peCION Y ADMINISTRAqueño comerciante, con un labrador, con otro funcionario; la mujer- funcionario CION: SERRANO, 61. que presta un servicio a pesar de su maAPARTADO NUMERO. 43. TEL trimonio, o el hombre que lo hace, casaTONO 2519 59 do con quien tiene un negocio minúsculo, no es justo que sean apartados del beley debe fijarse más cónLOS QUE TRABAJAN Y LA neficio. Laposee valores y títuloen elcantiyuge que en dad apreciable, que no ha sido excluido AYUDA FAMILIAR porque el Estado desconoce esa tenencia Adelantemos, para mayor claridad del de riqueza. ¿Se puede negar a un matricomentario, que cuando nos referimos a monio el derecho a trabajar para sostecompatibilidad en la Ayuda Familiar, a ner su casa? Si la orden dé 20 de septiemsu percibo en los. distintos lugares de tra- bre del pasado año entraña el propósito bajo, lo hacemos con el pensamiento de que la mujer puesto en el trabajador, sea del Estado o gar, señálese al casada se reintegre al hoconvocar oposiciones ó particular, y realice su misión en oficiexcluyase a la mujer. Pero es preciso renas públicas o talleres distintos. Para realizaron un esfuerzo, nosotros el hombre que trabaja, que di- j cordar a las que una ley que no les neamparándose en lata su jornada hasta el agotamiento, es el mismo, sea cual fuere el lugar de su gaba ni recortaba derechos. En resumen, considerarnos que la Ayuesfuerzo. Si su labor es realizada en dos o tres establecimien tqs privados, tiene da Familiar debe ser percibida por todos el mismo interés que si la hace en una los que trabajan, sea cual fuere el lugar oíicina del Estado y en otra particular. o la duplicidad del esfuerzo, y creemos Si trabaja con la confianza de su patro- que la mujer casada tiene el mismo dereno, es igual que éste sea el Estado, la Pro- cho que sus compañeros, y que no debe vincia, él Municipio o un industrial o ser excluida por trabajar su espeso. Si comerciante, un banquero o un médico. trabaja con el beneplácito de éste y ás Así, no comprendemos cómo todavía pue- sus jefes, ¿qué razón puede existir para den llegar a nuestro poder cartas dé fundarla distinto trato? Estamos ante un pecionarios de la Administración Local, o ríodo de dificultades, y el legislador quiso de carteros rurales, a los que no ha al- acudir en ayuda de los necesitados. La canzado el leve beneficio. Las exclusio- nerma general es más justa que los disnes son amargas y debe tenderse a que tingos meticulosos. La Ayuda Familiar, desaparezcan, ya que el espíritu cristia- debe llegar a todos por igual, y ser en los no, de la ley fue ayudar al que lo nece- distintos lugares de trabajo. sita. ED 1 T 0 MAL COLOMBiA EN LA GUERRA DE COREA Rechazamos asimismo las escasas cartas de lectores que se declaran adversarios de la medida que preconizamos. Porque uno trabaje en un solo sitio, no es razonable que- prive de su derecho al que lo hace en tíos. Cuando agota su resistencia, será porque necesita hacerlo. El ideal es no realizar más que un esfuerzo y tener el mayor número de- horas libres. Si el funcionario del Estado sólo hace media jornada en otra oficina, suponemos que su sueldo no será igual al de los que realizan la jornada entera, y la Ayuda Familiar estará en relación con lo que rindan. Y hechas estas aclaraciones, es del caso afirmar otras sobre el trabajo de la mujer. Dijimos ya, hace pocos días, que la mujer funcionario debe tener los mismos derechos que. sus. compañeros. Si le fue exigida una oposición en la eme no se hizo separación de sesos, dándoles idénticos deberes, ante semejantes derechos, éstos no le deben ser. negados por su condición femenina, ni por su estado de tasada. El funcionario soltero- -ellas y ellos- -puede ser excluido, si así lo estima el legislador, atendiendo, naturalmente, a su propia intimidad, es decir, con la relación jurada de sus necesidades, porque cuede darse el caso, y de hecho se da, de tener a su cargo a padres ancianos, hermanos huérfanos o familiares desvalidos o menores de edad. En este caso la índole de soltería no debe hacer desaparecer la Ayuda Familiar. Como no puede ser un motivo de exclusión el matrimonio. Cuando la mujer trabaja y abandona por unas horas su hogar, dejando, en muchos casos, a los hi- No queremos dejar sin comentario el regreso a Colombia de las fuerzas expedicionarias de ese país que marcharon a Corea en mayo de 2 51 y han sido objeto de un entusiasta homenaje de bienvenida a su arribo a Bogotá. Colombia, miembro de las Naciones Unidas, se sumó en su día al acuerdo adoptado para repeler la agresión comunista en Corea y queriendo testimoniar más su firme adhesión, envió un llamado Batallón Colombia cuyo alto significado explicó así el presidente de la República, teniente general Gustavo Rojas Pinilla, al recibir a las tropas, en la plaza de Bolívar, de Bogotá: ¡Algunas gentes de miope visión materialista se preguntaron, escandalizadas, qué buscaba Colombia en aquellas montañas y pares ignotos, escarneciendo nuestra minúscula potencialidad bélica al compararla con las titánicas fuerzas del mal. Hoy, podemos responder a quienes así quisieron restarle brillo a nuestra gloria, que fuimos a Corea impulsados por tradiciones de nobleza; por fidelidad a la palabra empeñada en serios pactos internacionales; por defender, frente a poderoso y aguerrido adversario, los derechos del hombre; para mostrar con hechos palpables la franca y sincera amistad colomboamericana, y, en fin, para decirle al mundo, sin ambages, que en esta dramática polarización de las ideologías que h o y se vive, Colombia se halla de antemano, y sin menguados cálculos oportu- nistas, del lado de donde se encuentran los que creen en Dios, aman la justicia y odian la esclavitud. Pero si así no fuera, si todos esos grandes principios no bastaran para mover la acción de un pueblo joven como el nuestro y empeñarlo en la al parecer quijotesca aventura, cabría pensar también en los innumerables beneficios de orden moi si y educativo que hemos comprado al costo de 139 preciosas vidas, ya inmortalizadas por el heroísmo, y de unos d i neros que no alcanzan a pesar en la ba lanza de nuestra economía. Aún agregó el presidente colombiano que la experiencia y la disciplina alcanzadas en los campos de batalla eran de valor incalculable para la defensa nacional, y que los conocimientos, la técnica y el maneja de los nuevos equipos constituían un acervo de la nación, como reserva ante las contingencias exteriores y una seguridad para su vida interioré El batallón de Infantería número 1 de al fundirse lentamente Colombia que marchó a Corea, desemen la boca desprenden barcó en Pusán el 19 de junio de 1951, con. un efectivo de 1.063 hombres, y después de ser sometido a un entrenamiento bastante fuerte, el 7 de agosto del mismo año entró en acción y participó, sucesivamente, en la ofensiva de Kunsong y otros episodios bélicos, mereciende la felicitación del general Van Fleet, comandante del VIII Ejército. Las bajas sufridas por los colombianos en Corea han sido de 140 hombres muertos y. 205 desaparecidos, a quien i la patria ha rendido sentido homenaje. La nación Emericana de nuestra estirAlcalá, 187. áólo quedan tres pisos, uno de pe, que orgnllosamente ostenta el apeellos ático, con aislamiento- térmico, gran- llido de! descubridor del Nuevo Mundo, des terrazas, hall, 5 grandes salones, 8 dor- se ha sentido justamente envanecida por mitones, armarios empotrados, 3 cuartos el comportamiento y conducta de? u- trode baño, aseo, ascensor y montacargas, pas, y satisfecha de haber contribuido amplia cocina y office, despensa, calefacción y agua Caliente central, trastero, te- con su sangre a ser guardianes insignes léfono interior, etc. Los otros dos pisos con del prestigio y tradiciones de la América q o ji, ciones, 3 baños, etc. v etc. Véalos a Hispana y demostrado al mundo que en cualauier liora v Colombia está iatacta la virtud Tiilitar.