Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID, M 1 ERC 09 D E ENERO DE i 9- 5 EJEMPLAR LES i UNA PESETA A B C en Washington ABC ANO CU ADRA GE- s 1 MO 4o 0 CT A V O i! N U M E RO PAG 47 NAS 5. 2 INVASIÓN COMUNISTA DE LA ISLA DE YIKIANGSHAN Se guarda silencio absoluto sobre esta nueva agresión roja CADA DÍA PARECE MAS DIFÍCIL APLAZAR LA CRISIS DE LAS DOS CHINAS W a s h i n gton 18. (Crónica telefónica de- j tf -flpj o i nuestro corresponsal. V- jJllv 4 Es pronto tto d a v íía s P ront o d a v a para decir que en esta k capital hay una posiY. S MSimMlbi. ción oficial definida ante la súbita conquista de la isla nacionalista de. Yikiangshan por una fuerza comunista de desembarco. No la hay. Hay ¡sorpresa, ansiedad y una tendencia a minimizar la crisis, pero nada más. Las únicas palabras oficiales pronunciadas hasta ahora desde el Gobierno, las del secretario de Estado, han tenido corno propósito inmediato tranquilizar a la opinión y ganar tiempo. El presidente está conferenciando esta tarde con el almirante Radford, jefe del Estado Mayor Conjunto, y se sabe que ha estado pendiente toda la mañana de la información de la nueva crisis asiática. Pasarán, probablemente, muchas horas, quizá días, antes de que se dibuje una actitud oficial ante la caída del primer territorio nacionalista inmediato a la costa continental china. Situada a 250 millas al Jiorte de Formosa, la pequeña isla tiene poco valor estratégico. Su valor es político, porque es el primer territorio nacionalista que. se pierde desde, el establecimiento de Chiang- Kai- Chek en Formosa y borciue p. iede ser el preludio de nuevos ataques. La caída de Yikiangshan producirá- -está produciendo ya- -una fuerte resaca a la derecha del Congreso, en el sector que apoya incondicionalmente al régimen de Formosa y que tiene como portavoz al senador Knowland. Pero puede predecirse que el Gobierno se moverá con pies de plomo antes de pronunciarse. Si hay en Washington un hombre enemigo de palabras u actos impetuosos en este problema, es Eisenhower. Para el presidente, la crisis de las düs Chinas es la más explosiva que tiene hoy en sus manos Estados- Unidos. Las palabras de Foster Dulles esta mañana reflejan perfectamente la cautela presidencial. La China comunista sacará un gran partido político de la conquista de la isla. También lo sacará de su oérdida la China nacionalista, presionando a Washington. Estados Unidos, por un Tratado de Alianza que no ha sido todavía ratificado, se ha comprometido a la protección de la isla de Formosa y del grupo inmediato de las Pecadores, en el mismo estrecho formosaino; y no es probable que deseen comprometerse, hoy por hoy, a nada más. Acaba íie verse ahora lo difícil que sería defen- SU ALTEZA REAL EL PRINCIPE DON JUAN CARLOS, EN MADRID Ayer mañana, a las nueve y media, llegó a Madrid, en el Lusitania Exprés, Su Alteza Real el príncipe D. Juan Carlos. Desde Portugal le acompañaba el teniente general don Carlos Martínez Campos, duque de la Torre. Al entrar el convoy en la estación de las Delicias, el príncipe, asomado a una ventanilla, estrechó la mano a gran n ú m e r o de personas que le aguardaban para saludarle. D. Juan Carlos vestía traje azul, corbata del mismo color y gabardina. Acompañado por el duque de la Torre, Su Alteza Real se dirigió lentamente a la salida, y después de saludar al maquinista del tren, subió a un automóvil para trasladarse al palacio de los duques de Montellano, que será su residencia hasta su ingreso en la Academia General Militar de Zaragoza. En el palacio dieron la bienvenida al príncipe, su hermano, el infante D. Alfonso; los duques de Montellano y sus hijos; el capitán general de Madrid, D. Pablo Martín Alonso, y sus antiguos compañeros de estudio. También le cumplimentaron sus profesores. A continuación, el príncipe se retiró a descansar. r der islas pegadas a la tierra firme y a mucha distancia del territorio nacionalista, y no es probable que el episodio invite a la VII Flota a aventuras desproporcionadas a la cuestión central, que es mantener en Formosa un régimen anticomunista independiente del de la China continental. INTERROGANTES GRAVES Para Washington, los interrogantes que levanta la crisis son cada día más graves. Por una parte, hay la decisión americana de mantener a Chiang- Kai- Shek en su isla, pero limitando su iniciativa militar; por otra, la mayoría, demócrata del Senado empieza a oponer objeciones a la ratificación de un Tratado demasiado categórico con Formosa, porque lo considera peligroso para los intereses americanos y para las cuestiones morales y jurídicas que pueden presentarse en el futuro; por otra, en fin, la propia Administración empieza a tener serias dudas sobre la viabilidad de sostener una beligerancia de hecho contra rio nacionalista desde el establecimiento dé la China comunista, que cierre todas las puertas algún día a una fórmula de mo- Chiang en la isla de Formosa. Precisamente, en este momento, el sedas vivendi cretario de Estado ha acogido como una Las emociones de los políticos y las teo- hipótesis aceptable la sugestión hecha ho y rías de los militares tienden hacia el blo- por Walter Lippmann, en un artículo desqueo y la guerra con la China continental r tinado a tener mucho eco en la interven- las razones de los gobernantes y los di- ción de las Naciones Unidas para la negoplomáticos se inclinan en sentido con- ciación de una tregua en el estrecho de trario. Quizá, a la hora de concretar, unos Formosa. A estas alturas, la teoría es atrey otros preferirían dejar las cosas como vida, porque supondría poner término a están y aplazar, por unos meses o por un estado de cosas que a ninguno de los unos años, la crisis de las dos Chinas, beligerantes interesa mucho acabar, pero pero se está viendo que esto es cada día Foster Dulles no la ha rechazado; antes, al contrario. Sea cual fuere la suerte de la más difícil. El polvo se está posando ahora rápida- idea de una tregua, aquí se la relaciona mente en Asia, y aquí se ve que habrá que hoy directamente con ciertas impresiones plantearse pronto, de algún modo, para bisn traídas de Pekín por el secretario general o para mal el problema de las dos Chinas. de la O. N. U. Hammarksjold. -José Ma. Esto se ha visto durante la misión Ham- ría MASSIP. merksjold a Pekín, y se está viendo en este INTENSA PREPARACIÓN ARTImomento ante la caída del primer territoLLERA ANTES DE LA INVASIÓN La invasión de la isla nacionalista de Yikiangshan, en el archipiélago de Tachen, por las fuerzas comunistas chinas, se realizó ayer mañana. Los rojos atacaron con bombarderos de fabricación rusa protegidos por Miff- 15 e intenso fuego artillero hecho desde la cercana isla, de Turnan. A continuación desembarcaron las tropas. La flota estaba compuesta por idos destructores, 24 cañoneros, cinco lanchas patrulleras y otras unidades menores. Según Radio Pekín, los defensores úe Yikiangshan capitularon a las ooho. de la) mañana (hora española) Los observadores militares de Tokio temen que este ataqu sea el primer paso de una bataila por la: posesión del archipiélago de Tachen. Chiang Kai- Chek ha convocado una conProducto de s Laboratories Puerto Gal ¡ano ferencia de jefes militares.