Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
S B C D O M I N G O 2 DE ENERO D E 1855. EDICIO DE LA MAÑANA. PAG. 69 Sentados en la sala Miguel y Valeria. Miguel confiesa que lo sabe todo: su amor es el mismo de antes; Valeria no debe temer nada. La representación de Hedda es un triunfo clamoroso. Antes del tercer acto, Valeria escribe en un papelito que ella CARTELERA MADRILEÑA DE ESPECTÁCULOS ha matado, por miedo, a Gordon. El capiNecesito precisar, puntualizar. Hedda excluye a Valeria. No sabemos lo que ha tán, apasionado del teatro, admirador de Gabler es una película norteamericana de dictaminado el forense después de exa- Valeria, está en la sala; Valeria le hace los Artistas Independientes no los co- minado el cadáver. Comienza a intrigar- que suba al escenario y le entrega el papenozco. La ha dirigido John Gage; no sé nos esta ausencia. Tal es ¡a impresión lito, metido en un guante. Al final, en medel público, el capitán íee quién es. La película retrata gente de tea- que ha sufrido María, que se ha puesto dio del clamor Sonríe, sí, sonríe y manda tro; su protagonista es Valeria Stanton, ac- enferma; está en un hospital. Acentúase esa confesión. el telón una vez más. interpretada por Rosalind Kussell, bo- el drama íntimo de Valeria. Se encamina que levanten serio. Y nada más. Valeria a visitar María, cual increnita, esbelta, elegante. Se trata de un dra- ValeriaValeria; lea dice quela ella, María, pués se pone por miedo a que ma; los lugares en que se desenvuelve la pa a que Valeria ha matado a Gordon. ha matado por miedo, Miguel los amores Gordon descubriera a sabe acción son: el despacho del director, en un Precipitadamente, acongojada, va Valeria de Gordon y Valeria. No podemos menos teatro; la sala de ese teatro, vacía y con de sonreír. ¿Y el estará crimen al público; les pasillos del teatro, del esce- a la Comisaría; confesará sudos, suena ca- el forense? Cuandoforense? ¿Dónde el desse trabaron en de nario; la casa fie una actriz, Valeria; el pitán. Frente a frente losacaba de suici- pacho Valeria y Gordon cayó al suelo Gorpronto cuarto fie tal actriz, en el teatro; un res- darse. el teléfono: María don; se dio casualmente un violento golpe taurante de lujo; otro restaurante de acen El forense debió verlo. ¿Y a En casa de Valeria, en reunión íntima, qué la nuca. reducido el pavoroso conflicto tores; el salón de un señor; una Comisaqueda cuando se pasa revista a cuantos pueden de Valeria? Y pasando a Hedda Gabler ría; un cuarto en un hospital, etc. Todo esto está presentado de un modo irrepro- ser los autores del crimen, Valeria le dice ¿a qué quedaría reducido el fatal conflicto chable, perfecto. Los actores trabajan pro- al capitán que ella puede ser la auto- de Hedda? Romanticismo en Valeria, rodigiosamente; son adecuados ios tipos. La ra. El capitán arguye que se mata por manticismo en Hedda fotografía es limpia, clara. Están observa- diversas causas: por robo, por ira, por ¿Y Anita Kuiz, actriz, en Cómicos dos con escrupulosidad toaos los pormeno- miedo. No existe aquí ninguna de esas da por concluso res. Se mide el tiempo y se estudia, con causas. Elel sumario por sobreseído. Cre- de Bardem? Anita romantiquea también; como capitán, pero en tono menor. En sesión doble- -y amor, ei esyacio. Vístese con pulcritud. ce la dice angustia de Valeria. Va a Valeria h: ce preciosos trajes, entre ellos debutar Valeria íntima género dramático, en sala sin público- -debieran proyectaras en uno de sastre, a cijaiíriíos. Como es esbel- con Hedda Gabler elLlega al teatro una primero, Cómicos después, Hedía Gata, fina, bien proporcionada, todo le cae hora antes. En el escenario vacío, en la bler todo lo que falta por hacer. La petiene situaciobien. La vemos también de trapillo, en su sala vacía, suena una voz misteriosa, ate- lícula de Bardem es bonita; aciertos de IBZ, sensibilidad, y casa, con un airosa pijama. Y comienza rradora, tremenda, que acusa a Valeria. nes de fina primer diálogo entre Anita y el como en el el drama, Valeria es actriz cómica; ha traintermitente empresario Carlos Márquez, bajado diez años con un director y actor expresivo actor. El final debe ser otro. Ea que S 3 llama Gcrdon Duning. Lo primero la versión de Bardem, Anita va a ver reaque vemos, en el teatro, es el despacho lizado el ensueño de toda su vida: sustitiel director, Gordon. Allí está, con él, Vatuye en un gran papel a la ilustre actriz leria: discuten. Valeria está cansada de provecta. La representación es un trfrmftf Goráon; se ha enamorado de Miguel Mopara la joven; pero al día siguiente, ya rel, arquitecto. Va a abandonar a Gordon; repuesta la eminente actriz, Anita ha ce dejará el género cómico y trabajará en el volver a sus papelitos anodinos. En el esdramático. Su estreno en el ¿irania va a cenario vacío, en la sala desierta, descaes ser con ELedda Gabler de Ibsen. Su nuede la función, Anita sola, pasajeramente No permita más, que los ahogos y las soíopaelovo empresario será- -no recuerdo su nsitines provocadas por los ataques de Asma y de Bronalucinada, cree oír que resuenan ruidosos quitis perturben su sueño, debilitando sus energías, bre- -un señor N. Pero si se marcha Valeaplausos. Se inclina la actriz una y otr sin probar MENDACO. Esta gran medicina no vlena ria, se arruina Cordón; jimios Valeria y vez. No, Eardem, no; eso no puefle ser. er forma de cigarrillos, ni inyecciones, ni liquido, Gordon han trabajado esos feíices dita sino que actúa, a través de la sangre, penetrando así En mi versión, un actor, a telón corriáo, en los pulmones y en los bronquios. La primera años. Valeria sin Gordon no será natía; su anuncia la sustitución. Se producen prodosis actúa ayudando a la naturaleza de. tres maestro es lo cómico y rao lo dramático. Se testas; se grita; se entablan discusiones; neras 1. Reblandece y desprende las flemas sofohan querido- -más que coüit eoiEpaíisros, prodúcese un ambiente de ardor. En mecantes. 2. Proporciona una respiración máo fácil y profunda, y un sueño reparador. 3. Alivia la toa, la más que como amigos- -Valeria y Gordon. dio de la efervescencia se levanta el telón. respiración sibilante y e! estornudo. Pí Ja MEIiCuándo Aniía aparece, torna el escánt So; Discuten animadamente y se traban en CACO a su farmacéutico, hoy mismo. (C. C. 3. I3 t 979. hay un momnto de confusión y desconbreve lucha; cae al suelo, de espaldas, Gorcierto en el escenario; Invaden la escena don. Permanece inerte; está muerto. Vatramoyistas, dependientes, amigos. Anií leria, aterrada, comprueba la muerte. Salo avanza hacia las candilejas, decidida. En del despacho; sale del teatro- -vacío, con ese punto es cuando se reveía el temperatramoyistas en el escenario- sin ser vista mento indómito, genial, de la nativa e igde nadie. El guionista necesitaba fie este norada actriz. Anita trata de ijapesneras hecho como punto de arranque; sra este al público. Quiero representar- -griía- hecho- -que ahora no califico- -no hay pedejadme; tengo fe en mí misma; os lo lícula. REGALOS- PORCELANAS ruego; os lo suplico. Juzgadme desgraés, r Se produce, como es corriente en el no antes. Se hace, al fin, la caima. EnVAJILLAS- CRISTALERÍAS cine una retrospección. Vamos viendo tre tanto, la veterana actriz no ha podido JUEGOS DE TE Y CAFE en lo pretérito, un inmediato pretérito, resistir a la tentación malsana, a. la curiola vida de Valeria y de Gordon. Otra acsidad ¿olorosa de ver hacer su papsl a la de porcelana fina triz, María, está apasionadamente enamojoven rival; se escapa de su cuarto, en el rada de Gordon. Asistimos a un pedazo de hotel, iy allí está en el escenario, junto a LAMPARAS DE BRONCE representación en este m smo teatro; ss una puerta, escuchando anhelante, angusrepresenta, con Valeria y María, una ol ¡ra Y CRISTAL tiada. Cuando resuenan los primeros atrocómica. Valeria quiers cada voz más a, nadores aplausos, comprende que acuello Miguel More! Con los antecedentes trae PANTALLAS Y QUINQUÉS es su acabamiento, su fatal, irrevocable tenemos, se cierra la retrcspscciáa; volveacabamiento. Cae redonda, pesadamente. mos E. I punto ñe partida. En la indagación (Creaciones de sus Talleres) Acuden a s o c o r r e r l a ¿Desvanecida? ¿Muerta? En la pantalla: Fin de! hecho capital- -la muerte da Gordon Exposición: Barquillo, núm. 6 AZORIN. trabaja un capitán cíe Seguridad, y. Talleres: Faencarral, 16, dup. grueso, ágil, campechano, con f. oi33 í rero ancho, COTÍ tm bastoncito, maravilloso acEl Orfeón Donostiarra y Secuntor. Siento no recordar su nombre; le he visto otras veces. En el despacho de Gardino Esn- aola 3o n sen encontradas dos enrías: una, ¡i. spera, para María, y otra, duir para VaJuan Gorostidi tiene unas dotes de orleria. Al í está tambiín un diario í: rví? r ¡o ganizador sencillamente pásmelas. Creo de Gorda P M expresiones raviñosas para que sólo comparables al entusiasmo, con Valeria. En su testamento Gorüoii nombra que vive para el Orfeón Donositarra, Lo. albacea a Valeria. Después que, muerto que acaba de conseguir ahora es ds tal Gordon, sale del despacho Valeria, ha enenvergadura que explica muchas cosas: trado María: se ha abrazado, llorosa, al en primer término la fidelidad que sus cuerpo de Gordon; ha puesto en su sitio orfeonistas le guardan y el esplendor ac una estatuita que había caído al suelo. tual de una entidad protagonista de jorNo lleva guantes; quedan en la estatuita nadas fundamentales en el presente sinSus huellas digitales. Calzaba guantes Vafóni- co- vocal de nuestra Patria. Yo me leria, que ha tocado esa misma estatua. atrevo a desear para Gorostidi, como preEn el sumario todo acusa a María y tods E S P O Z Y M I N A 1- M A D R I D mio máximo a su labor, que un día lejano quien le suceda en el mando musí- HEDDA GABLER LA PELÍCULA QUE RETRATA GENTE DE TEATRO