Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CASI Ut DE HADAS Pues, señor. esto era una niña- -londinense, rubia y bonita- -que se llamaba Je nne Chiles y era hija de un barrendero de Umehouse. La pobre Cenicienta Chiles encontré una maftana de Pascuas un portamonedas, conteniendo profusión de billete t un cheque al portador por la suculenta cantidad de trescientas libras, y sin dudarlo un solo Instante se apresuró a depositarlo en el puesto de Pottcia mas próximo. Dio t lo premie, muohaoh -le dijo el comisarlo- y que el Padre t tl i recompense tu rasgo de honradez La contestación de Jeanne fue corta pero elocuente: El Padre Noel no viene ningún aflo por mi casa. A partir de este momento, de un modo inesperado y mitegro so, empelaron a llover los regalos de todas clases en el humilde hogar del barren dero. v cierto día- -hace muy pocos- -ne presenté, allí una pequefla carrosa arras trada por caballitos enanos y cortad por paiafrefleros de totano peluca, para llevar la, amo rema, Junto a una refulgente Ha da Madrina- ren quien haWa delegado ei buen comisarlo- al baile que anualmente oí- flaoií ta Policía londinense. V Jeanne, ta Cenicienta de IOS tiempos actuales, o divirtió mucho y no tuvo que volverse a i t docs en punto de la noche, orno stt nteoesona, I del famoso cuento. Cifra Ksystone.