Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADR 1 D 1 LI E V E S 2 3 DE 1 Cl E M B RE DE 1954 UNA EJEMPLAR PESET A A N O CU AD RA Gl BS 1 M O S EP T 1 M O N U M ER 0 68 5 i5 P A G I N A S ES DEL 5 DEL CifiCULO También han correspondido a la capital de España parte segundo, el tercero, el sexto y el séptimo En la Inspección de Hacienda de Vigo juegan quince décimos del segundo premio NUMEROSOS FERROVIARIOS DE Z A RA G O Z A EN BARCELONA- SE REPARTEN EL QUINTO. LOS HAN SIDO 1 AGRACIADOS EN EL CUARTO CON EMPLEADOS DE UN BANCO Y LOS MIEMBROS DE UN CLUB DE CHOFERES PEQUEÑAS CANTIDADES Toledo, León, Lugo, Tetuán y Lérida participan en el 47.180, premiado con el tercero Es inevitable que cuando uno asiste por mientras las- restantes, una inmensa mayoprimera ves a este, atrabiliario reparto de ría, permanecen allí olvidadas, en tanto el millones que es el sorteo de Navidad in- público desfila y el personal de la casa curra en la puerilidad dé descubrir algún enfunda los artilugio. s del asar. A las nueque otro Mediterráneo El primer des- ve y cuarto entran en el bombo las pricubrimiento del periodista que diariamen- meras. La afluencia de ellas aumenta en te abandona su Redacción a las cinco de seguida y el ruido que producen nos suena la madrugada es el de que a las ocho de como el de la lluvia en esas antiguas la mañana, hora en que muchos madrile- películas. ños se encaminaban ya a sus puestos de traLas. bolas de los premios siguen después bajo, ni siquiera ha amanecido. Quede, casi el mismo camino, para terminar en su pues, consignado este fenómeno, que aunque bombo chiquitito, en el que aun queda sitio seguramente- se repite todos los días, ts para que permanezcan con holgura. desconocido para uno. Después, si el perioLas correspondientes a los veinticinco dista, para dirigirse al salón de sorteos, premios mayores son mostradas al público, tiene que caminar más de dos kilómetros individualmente, primero a lo largo del Manzanares antes de encon- y el segundo, y en pinzas, las delde. dimien una especie: trar la primera parada de taxis descu- nutos abacos, agrupadas por la cuantía de bre que la línea tranviaria número 9 prác- los respectivos premios, las restantes. ticamente no existe, cosa que ya sospeCuando los premios, lo mismo que antes: chaba por reiterada experiencia, pero que. ignoraba que comenzase, a ocurrir tan tem- los números, van a ser batidos, sobreviene una antenasa de apagón, de luz. La prano. amenaza prosigue cuando emprenden el Minutos antes de las nueve se constitu- viaje. Son las nueve, y treinta y dos miyó la Mesa presidencial, integrada por nutos. D. Julio Zancada, jefe de la Sección de Detrás del estrado presidencial, en pira Loterías, como presidente, y D. Rafael Cadependencia, los niños del Colegio de San brero Font, D. Domingo Avello Montoto y Ildefonso aguardan impacientes el momenD. Luis Alvares Molina, como vocales. Faltaban dos minutos para que cayeran to de entrar en escena; Algunos se muerlas nueve, campanadas cuando la campani- den nerviosamente las uñas, lo mismo que molla c e la presidencia sonó parfl imponer harán, seguramente cuando aguardan el de. mento de comparecer ante un tribunal silencio y se iniciaron las operaciones pre- examen. Produce un raro efecto la activiliminares. Dos personas acudieron a comestas probar la presencia del número que juga- dada del personal encargado de. todasestán- ban entre los que momentos después iban manipulaciones previas. Parece, que a caer en el vientre inmenso a ellos des- preparando irnos complicados y enormes: tinado. Una señora de cabellos grises se. juguetes para que. estos chicos jueguen un adelanta, hasta el estrado, y el personal que. poco a la lotería. A las diez menos veintidós minutos giran realiza las manipulaciones le muestra 1 bola del 13.524. Parece que lleva algún tiempo abonada a él y abrigaba sospechas, a juzgar por las apariencias, de que nunca entraba en sorteo. Un caballero se interesa por el 49.258. EN ESTE NUMERO EÍ ministro de Trabajo, Sr. Girón, dice (jue el Seguro de Enfermedad no es sólo una institución de justicia, sino el cimiento de la paz. (Pág, 41) El jefe del Gobierno francés lia explicado ante la Asamblea Nacional la necesidad de ratificar los Acuerdos de París por gran mayoría de votos Edén opina que Europa tiene que ser defendida desde el principió U ág. 43) Que la ciencia haga lo que pueda. Yo me. entrego al Señor ha dicho Su Santidad Pío XII (Pág. 46) Concesión de los premios nacionales de periodismo, Francisco Franco a César González Kuano, y José Antonio Primo de Rivera a Valentín Gutiérrez Duran (Pág. 53) EDITORIAL Uno de los derechos inalienables del individuo es la expresión de su pensamiento en cuanto éste no origine perjuicios al buen orden de la comunidad (Pág. 41) por primera ves ambos bombos, y aparecen en el estrado los muchachos encargados de la primera tabla, Juan Pereda Laguna y Manuel Alvarez Bonafonte. Alguien subraya que hace frío en la sala. El presidente, asiente sin hablar, con el gabán puesto. PRIMERA BOLA: EL NUMERO: 6 5 65 El primer número en salir es el 6.566, con dies mil pesetas. En la primera tabla sedo se cantan dos premios importantes, ambos de cuatrocientas mil pesetas, para los números 2.451. -y 12.653, que salen casi seguidos, el prim ¡o de ellos a las dies menos, trece minutos. El primero ha correspondido a Barcelóni y el segundo queda en Madrid, excepto una serie, vendida en León. Cantan te segunda tabla dos muchachos grandullones, de. voces opacas. Alguien, que no es la primera ves que. viene a esle acia, reconoce a uno dé. ellos y señala que está muy crecido desde, el año pasado. Eí menguado traje del muchacho d. z la razón al com ejitqrjsta 1 Má afortunados, -por. alia- Han transcurrido tres minutos- -pasa uno de las nueve- -cuando se inicia la estrepitosa caída de los números en el recipiente desde el cual, previo un complicado, pero segurísimo viaje en tobogán ascendente, pasarán al bombo. Seguidamente, dos empleados apalean concienzudamente a las bolas, tal ves para hacerlas despertar del sueño que desde el último sorteo estaban durmiendo, y en seguida se las obliga a emprender el viaje hacia el bombo, del cual unas, las Ó afortunadas, saldrán durante, el sorteo,