Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
jc $i as EÍ cual reviste ¡k, mayor importan- cta. t o s actos- soviéticos demuestras ua ¿ónsíañte desprecio poV las normas gebe ¡réhnentfe aceptadas en el comportamiento- internacional, y esté es sumamente intránquiüizádor; para el Gobierno y el, pueblo norteamericanos. Recordó Lpdgé: que lo cazas soviéticos, atacaron también recientemente aviones de Sueeia, Gr n Bretaña, Francia y Bélgica, y, afirmó que los Estados Unidos están dispuestos a elevar su petición de iridenv iiízación por, ej último incidente ante el ¿Tribunal InterñacÍGná! i. de Justicia. Lodge concluyó su alegato, de cuatro páginas diciendo: Los, Estados Unidos consideran que el debate (de. esta cuestión en este órgano dé las Naciones Unidas debería conducir a una solución rápida y equitativa del caso que nos ocupa. Debería ser un factor poderoso para enfocar la opinión mundial sabré la situación. Los Estados Unidos confían en qu fa discusión del asunto aquí puede contribuir. materialmente a que se repitan estos incidentes. Él ataque He Lodge ftié sumamente moderado, y este hecho aparece subrayado por lá supresión. en dos párrafos del adjetivo wanton (intencionado) del texto qué staba preparado para su lectura. Lodge se desvió un momento del texto escrito para observar que nadie familiar rizado con cuestiones aeronáuticas aceptaría la hipótesis de que eí Neptune disparó primero! Aviadores competentes me han dicho- -añadió -que todo piloto sabe perfectamente que sería suicida que un Neptune abriese fuego sobre dos aviones modernos de propulsión a reacción. LONDRES Y PARÍS, AL LADO DE WASHINGTON A continuación habló el delegado, inglés, tir Person Dixon, qué apoyó plenamente el ton tenido, del discurso de su colega esta- íflounidense, y, al referirse concretamente a Ja agresión objeto del debate, dijo: Ka habido! un deplorable número de incidentes de. esta clase. Parece, -desgraciadamente cjpe esto se ha convertido en una practica ¿emética Seguidamente, hizo mención del ataqqe de que. fue: objeto en cierta ocasión un avión, británico, y señaló: Desde nuestro punto de vista es de desear qúe. se tomen, enérgicas. -y. amplias medidas contra tales ataques injustificados. Después de establecer que. la Aversión objetiva del incidente ofrecida por el de egado norteamericano le parecía veraz, expresó sus dudas acercVde las palabras del delegado soviético al relatar los mismos hechos. Terminó diciendo: Yo desearía, y tengo la esperanza, de que nuestra discusión sirva para establecer, claramente que lá. opinión mundial se opone enérgicamente a tales actos de r 3 niportaroiento no civilizado. Por su parte, él delegado francés, Henri Hoppeifotj expresó el apoyo dé su Gobierno al punto de vista de los Estados Unidos, sin reservas Asimismo dijo que si discurso del delegado británico le nabía impresionado favorablemnte por su objetividád V via consulta coft los Gobierno alemán y Se indica; en la nota con ¡toda firmeza austríaco y los países miembros te 1 a qué no sería, objeto dé discusión la modi T; A V ficación o el abandono de la O. T. A. N La nota de las tres 5 potencias Occidenta- Asimismo se acentúa que la asociación de les es respuesta a las soviéticas de 24 de la Alemania occidental con las otras naciojulio y 4 de agoste, enílás ctiaíes se ejercía nes europeas occidentales en un sistema presión, para la convocatoria, de una con- defensivo- es la mejor garantía para la ferenpia de las cuatro grandes potencias seguridad de todos los vecinos de Alemadestinadas á preparar el camino- auna con- nia, de Alemania misma y de Europa en ferencia de todos los países europeos. La su conjunto nota occidental ha sido entregada pocas Otros puntos que se tocan en la nota horas después de, $i e el Kremlin anuncia- occidental son los siguientes: ra en una declaración oficial que el reari. Las potencias occidentales, concejne alemán conduciría a una nueva guerra den gran importancia a la seguridad eu. mundial y perpetuaría la división de Ale- ropea, pero no puede ser útit discutirla mania. a menos que, los intereses fundamenta- Íes En la nota occidental se establece clara- tíelto. das las partes afectadas sean, salvamente que no hay motivo alguno para la guardadas celebración de una conferencia tétrapar 2. La seguridad europea no puede contita a menos que la Unión Soviética ofrez- seguirse pc r medio de la firma del Tratado ca señales concretas de buena voluntad general propuesto- por Ja U. R. S. S. para el arreglo de. los proMemas. pen 3. La. seguridad. europea: depende de la dientes. solución, de problemas concretos, de los. Cuales los más apremiantes son los de Ale rcania y Austria 4. La Unión; Soviética no ha. hecho nuevas proposiciones para una solución del problema alemán y bajo su propuesto tratado de seguridad, la división de Alemas nia sería mantenida. 5. Las potencias occidentales creen que Alemania debe reunif icarse en el momento más próximo posible y que esto solo puede realizarse mediante la celebración; de elecciones libres en toda Alemania bájq supervisión internacional 6. Las tres- grandes ppterícias occidentales están preparadas para, negociar sobre la base del plan práctico planteado por los tres países en la Conferencia de Berlín para la celébracií- i dé elecciones 7. Podría lograrse rápidamente un acuerdo sobre Austria- si la Uniórí Soviética accede a firmar el Tratado y él Occidente está preparadO para aceptar el texto soviético en todos los artículos sobre los cuales no hub, o acuerdo con anterioridad. 8. La conclusión del Tratado áustiríaco no debería estar condicíohaáo a otros- asuntos o sobre la prioridad del arreglo del problema alemán, 9. Occidente seguirá buscando uá acuerdo aceptable y eficaz sobre el desarme y espera que la Unión Soviética contribuirá a este fin A este respecto se añade en la nota occidental que la U. R. S. S. no mostró buena voluntad en las recientes discusiones de la Subcomi- sión de: las Naciones Unidas que ístudió. las propuestas occidentales sobre desarme. YO LD Eií ESPIRITO Efe. Los tres rechazan la proposición rusa Londres 10. Estados Unidos, Gtaji Bretaña y Francia han hecho entrega hoy en Moscú dé notas idénticas eri las que se- rechaza la proposición soviética de una in nediaia xonfereneia tetrápartita para disCutir el probitema alemán y la seguridad europea y se anuncia se accedería a la petición rusa si antes se firma el Tratado austriacq y se. acepta la, celebración de elecciones Ubres en toda Alemania. Las notas occidejBtalej h i s sidp pre- SOLO yiCHINSKY VOTA PjOR SU, PROPUESTA Después de intervenir todos los delegados, excepto el del Líbano, habló finalmente. Andrei- Vichinsky, quien reanudq sus ataques contra Estados Unidos y los restantes delegados que intervinieron eti el debate, y terminó por admitir que el incidente motivo de la discusión había sido triste y lamentable pero negó que fuese una amenaza para la paz. Vichinsky realizó una tentativa paral que el Consejo de. Seguridad abandonase el debate sobre su propuesta y fue derr Qi tada pordiez votos contra uno, el suyo, De Castries, én París JABONES JI PFR VA BARCELONA París 10. El héroe de Dien Bieri Fu, general De Castries, lia llegado esta mañana procedente; de Saimón, a bordo de un avión militar, después de haber estado protegido o aislado relativamente por las autoridades, desde el momento át su liberación. Llegó, al aeródromo de Orly de riguroso incógnito. Ni siquiera, su fesposa: