Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. S Á B A D O 26 DE DICIEMBUÉ DE 195? EDICIÓN E LA MAÑANA. PAG. Si DON CARLOS DE HABSBURGO Y BORBON, DUQUE DE MADRID, FALLECIÓ EL JUEVES EN BARCELONA f oplejía le naturaleza embólica fue la causa Jdel rápido é iii esperado desenlace Y Humados íosr! restos (habiéndose solicitado el permiso correspondiente para ¡hacerlo; en el Real Monaste- rio del Poblet, o bie it en la Catedral o erí la basílica de. Santa, María de los Reyes MINISTRO DE JUSTICIA CÚ WMCO PERSONALMENTE A? LOS DEUDOS DEL FINADO Eli Í ESÁME DEIi JEFE D E L E S T A D O v- V Hoy, a lasí idoce de la mañana, Barcelona 2 A las siete y cuarto. de. la tarde de ayer falleció en su residencia Su Alteza Real D. Carlos de Habslpirgo y Bombón, duque de Madrid. El finado se sintió repentinamente enfermo por la ma. ñaná, y a las doce recibió, a petición propia; los santos sacramentos. A mediodía, los médicos que le asistían facilitaron el siguiente parte facultativo: A las nueve de Ja mañana, S. A. R. don Carlos de Habsburgo y Borbón ha entrado en- coma apo- plético, -con hemiplejía del- lado- derecho, de. naturaleza eníbólica. Los desórdenes circulatorios y respiratorios dé índole vegetativa expresan un estado de extrema gravedad. Rodeaban al ilustre enfermo en el momento de ocurrir el desenlace sus hijas, las princesas Alejandra e Inmaculada, y los miembros de la Comunión Tradicionalista. El cadáver de. D. Carlos. de Habsburgo y Borbón fue amortajado con el uniforme de coronel de requetés, con la boina roja sobre el hombro, y, en sus manos, un rosario y varias medallas de su devoción. La capilla ardiente, revestida con paños negros, auedó instalada en uno de los salones de su domicilió. En la cabecera del catafalco figura la bandera de los requetés de Cataluña. Dan guardia al cadáver del egregio finado miembros del partido tradicionalista con el uniforme de F. E. T. y de las J. O. N. S. Otros forman a la entrada del piso y en el vestíbulo, donde los pliegos se llenan rápidamente de firmas. En la capilla ardiente se reza constantemente el santo rosario por las numerosas personas que desfilan ante el féretro. TESTIMONIOS DE PÉSAME A. las siete y media de la tarde de hoy, el ministro de Justicia, Sr. Iturmendi, se trasladó al; domicilio del duque dé Madrid y, orós ante el cadáver, e hizo presente a ¡as Jerarquías tradiciónalistas el pésame del. Jefe del- Estado, y el suyo propio por, el óbito de Su Alteza. Real. El desfile de personalidades por. la capilla ardiente es incesante. Por la mañana e stuvo el arzobispo- obispo de la diócesis, Dr. Modrego, que rezóuri responso. Tamr- bien acudieron el gobernador. feivíl, señor Acedo; alcalde, Sr. Simarro; ayudante del capitán general de, la Región, jefe superior de: Policía, representaciones oficiales y comisiones de los diversos grupos carlistas. De Madrid llegaron la hermana del extinto, archiduquesa doña Margarita, esposa del embajador de Italia en España, marqués de Taíiani di Marchio; auditor general de la Armada, D. Jesús de Cora Lira; 1 jefe regional tradicionalista de Castilla y otras personalidades. Otra hermana del finado, la archiduquesa doña Dolores, que reside en Barcelona, no ha podido acudir al domicilio mortuorio por hallarse enferma. EJ presidente de las Cortés y del Consejo del Reino envió también su pésame, al no poder trasladarse, a Barcelona por c. ctar indispuesto. se Verificará el acto del sepelio Tárrlbiérí. se lían íec bido numerosas coranas de- flores. Entre ellas, figura una de la- Jefatura Provincial dü Movimiento y ctra del- gobernador civil. El ayudante mayor de S. A. R. conde de! iVaíleacasar de V llserejia, recibe a las autoridades en el domicilio. mortuorio y Tía expresado- el reconocimiento por l a atención que la Prensa y la radio españolas; han- prestado a la súbita muerte de D. 1 Garlos. -Las. princesas Alejandra Blanca e Inmaculada, hijas del finado, han sido llevadas por el diplomático norteamericano Mr. Richard Ford, ex cónsul general en: Barce, lona y ¡ex embajador en Tel- Avi- v, a su residencia particular de San Justo, donde pasan la, jornada. Mr. Ford era íntimo del finado y estuvo en la casa. mortuoria para expresar su, sentimiento por el óbito de Su Alteza Real. HOY SE VERIFICARA EL SEPELIO Mañana, de seis a nueve, se dirán misas de corpore insepulto en la capilla ardiente. El sepelio, al que asistirá el señor Iturmendi, se verificará a las doce de ia mañana. Se ignora aún donde serán in- PARA BOLSILLO DE CHALECO Es la nmcá Agenda que representa un gasto único para diez años. SERVICIO constante de repuestos y accesorios. Pida folleto a LUXJUNIOR. Apsrl. 400? -Madrid. De venta en las principales papelerías. el gran masaje con BARCELONA Los últimos modelos en juegos cama, man telerías y ropa interior. Véalos en nuestros escaparates, completamente reformados. Don Carlos de Habs burgo y Borbón, du que, de Madrid, na ció en Viena el 4 de, diciembre de 1909, en el palacio, de, I03, duques de Toscana, enclavado en la Ar- gentinier Strasse. Fue su. padre el archi- duque. Leopoldo Salvador, descendiente, d la familia de Habsburgo- Lorena, sobre cu yos primogénitos descansó la Corona im perial austro- húngara. Por, línea maternat D. Carlos era descendiente directo de los Reyes españoles de la Casa de, Borbón, ya que su madre, doña. Blanca de, Castilla de, Borbón y Borbón, fue la hija primogénita del Monarca tradicionalista: Carlos Vil, que había ostentado la jefatura de, la casa de Borbón desde el fallecimiento de Enri- que, V de Francia, Monarca que no llegó a sentarse en el Trono y que, pasó a la his toria con el nombre, de. conde, de, Cham- i bord. i Los primeros años de la vida de don Carlos de Habsburgo transcurrieron en Austria, al lado de sus padres, en el histó. rico palacio de Frosdhorf, que guardaba inestimables recuerdos de. los Reyes de la rama francesa de Borbón. A la capitulación inesperada de Austria con los aliados en 1918, firmada por el nuevo Emperador, Carlos, la revolución ensangrentó las ciudades del viejo Imperio. Don Carlos hubo de correr en unión de su familia los azares y riesgos de aquella catástrofe. La plebe, amotinada, al tener conocimiento de que el Emperador y. su. familia habían pasado la frontera de Suiza, se dirigió al palacio de la Argentinier Strasse con el ánimo 1 de ¡apoderarse del archiduque Leopoldo. Salvador, que había corrido momentos, antes, a unirse con los suyos, y de su esposa 0, hijos. La intervención del embajador de. Chile fue decisiva para salvar a la familia del archiduque, 4 tie pudo huir disfrazada y con salvoconductos diplomáticos. La familia pasó de, Austria a Italia y despuéside un corto descanso en Viareg gio, durante el cual fueron resueltas las dificultades que se oponían a su entrada en España, se instalaron definitivamente en nuestra Patria autorizados por Don Alfoni so XIII, cuya madre, la augusta doña Ma- ría Cristina, era prima del archiduque. L e, o poldo Salvador. i Fijó su residencia la regia familia en Barcelona en una torre del barrio de Sarria, que al poco tiempo quedo, convertida en el centro de la aristocracia y el carlismo catalánes. En esa mansión iranscurrie- ron los años adolescentes de D. Carlos, ediicado bajo la direccién de los- Padres de. la Compañía de Jesús y Religiosos Escolapios, Con ellos hizo los estudios de la primera y segunda enseñanza e inició- los de Ingeniería industrial, carrera que, termina años después en Austria. A la proclamación de la República aban donó España la familia de D. Carlos, y, éste quedó solo en Barcelona, con disgusto y sobresalto de sus parientes. Llegados los sucesos del lo de agosto de 1932, el joven archiduque fue detenido por los guardias de i Asalto y conducido a Xa Cárcel Modelo de Barcelona, de donde logró salir al cabo de una semana- merced ala intervención del Cuerpo Diplomático, Obligado, a abancioiiar España; Wl- C atlos se instaló con su familia;