Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NFRENTACIÓN CON EL PROBLEMA ELÉCTRICO INVERSIÓN DE CINCO MIL MILLONES DE PESETAS ANUALES PARA UNA SOLUCIÓN ESTABLE SOLO LAS INSTALACIONES PARA REDUCIR AL MÍNIMO LOS CORTES DE FLUIDO SE VALORAN EN SEISCIENTOS MILLONES DE PESETAS POTENTE NÚCLEO INDUSTRIAL Durante mis largas estancias en Asturias, no me faltó tiempo para pisar despacio y recorrer el valle del Nalón. Se reúne en él el núcleo Industrial más potente de la región. Minería, siderurgia, abonos químicos, productos sintéticos, etc. etc. tmni ion allá creciente desarrollo. Persona autorizada me resumió, en números, afluel poder industrial. La renta, anual del valle del Nalón llega a los doce mil millones de pesetas. Como consecuencia del descubrimiento, sentí ascender a mi cerebro una. ráfaga de calor. La noticia, como es pañol, me envanecía. Jamás supuse esta valoración. La fuerza para la puesta, a punto de aquel ran proceso industrial la servía la LA CUANTÍA OE LA SOLUCIÓN La solución total del problema eléctrico se sitúa anualmente en el orden de cinco mil millones de pesetas. Sólo las instalaciones dedicadas a reducir al mínimo los cortes de fluido se estiman en seiscientos millones de pesetas. Es decir, si una averia se produce en el barrio de Salamanca, no se localiza a ei, se extiende por ctmoieto a la población. T posiblemente repercuta en otros sectores fuera de ella hasta generalizarse. La escasez de medios fundamenta la permanencia en esas anormalidades. Estamos, por lo tanto, anticuados. La maquinarla no se ha renovado. Las redes han dejado de remozarse. Y el sistema eléctrico de distribución no se ajusta a la potencia, del rendimiento. MAYOR INTERÉS AL CAPITAL Y las causas elementales radican en el poco aprecio del papel eléctrico. El capital va, allá donde se le ofrece un interés ranunerador. Y como en éstas inversiones no se satisfacen sus aspiraciones, se aleja y busca otras con mayor beneficio. Dinero lo hay en abundancia. Pero aquél se ha formado en estos tiempos con un exceso de apetencia especulativa, salvo casos muy aislados. Y, claro, rehuye su colaboración si no se le asegura una pingüe utilidad. Así se ve cómo las acciones GRUPOS DE ENERGÍA TÉRMICA En la visita del Jefe de) Estado, ae inauguró ei primer grupo para 25.000 Kw. Dos años después, se ponte en marcha el segundo grupo, de otros 25.000 Kw. Entre ambos se están produciendo actualmente 300 millones de kilovatios- toara anuales. Y maclas a este recurso, Madrid recibe el 40 por 100 de la energía eléctrica generada por la central térmica de Lada. Pero el tercer grupo, calculado para 50.000 kilovatios, ae encuentra incurso de realización por ese terrible problema de las divisas. Su obstáculo malogra el haber podido disponer de otros 300 millones de kilovatios. Por lo tanto, sumados a los anteriores 300 millones, cabría reunir un energía total de 600 millones de kilova- Bella perspectiva de! río Naion a su pasa por la loni de Muro Compañía Eléctrica de Langreo. Mas sus medios no eran bastantes para cubrir tes demandas. Luego, los corlees con restricciones, derivados de las sequías, perturbaban, imponiendo la anormalidad, con sus consiguientes y cuantiosos daños. SE RESOLVIÓ LA ANORMALIDAD Las empresas Industriales se debatían en una situación penosa cuando estos fenómenos se presentaban. Querían fluido a toda costa Fuera como fuera, antes de sufrir semejante cataclismo, pues siempre resultarla doblemente barato en comparación con las pérdidas. Vino la Inauguración por el Caudillo, en 1949, de la central térmica de Lada, propiedad de la misma Compañía Eléctrica de Langreo. Y 1 panorama adverso se disipó automáticamente. De entonces acá, ya no habido ni restricciones ni penurias eléctricas, ni nada parecido, llueva o no llueva. Aquello es una maravilla. Así florece su ¿íngulair riqueza. tíos, cantidad bastante apreciadle para aliviar lit penurias actúale de nuestra ESTUDIO DE NUEVAS MEDIDAS No es posible, ante el daño creado por las restricciones, calcular las pérdidas. Estas ya no se recuperan. Pasan al capícuto de quebrantos. Y bueno será tenerlo en cuenta para eliminar en el futuro cualquier contingencia análoga. Luego conviene pensar, estudiar las fórmulas arbitrables para afrontar la latente cuestión. Cuando, en tiempos del general Primo de Rivera, de Inolvidable memoria, planteó el conde de Guadalhorce, también de recuerdo imperecedero, la transformación hidráulica, de España, cifraba sus proyectos en cinco mil millones de pesetas. En los medios económicos hubo miedo. Creían aquello una aventura. Un sueño. Sin embargo, ¡cuánto tañaríamos hoy ganado de haber ido adelante tan geniales mientos! eléctricas no llaman su atención. Y sin alumbrado y sin energía, ni subsiste el negocio, ni se multiplica la ocupación ni la. vida alcanza la plenitud de la marcha del progreso. EL CONSUMO ASCIENDE VELOZ El consumo eléctrico asciende brutalmente Voy a aportar un ejemplo. Las restricciones de estos momentos equivalen a la absorción normal y libre de fluido del año pasado. Con el dato basta para justipreciar cómo va para arriba la curva. Y si no convenimos en estimar muy serias las circunstancias, no habremos hecho nada. Una corriente de ¡prosperidad vertiginosa flota en el ambiente. Estamos en presencia de una considerable evolución El ejemplo de Lada, la central térmica asturiana, nos ilustra. Y nos dice en dónde están las soluciones para asociarlas al sistema general eléctrico del pafs. M. PÉREZ BÜENDIA é