Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES 24 -pte SEPTIBRÍBRE iráT iShi. E tcióN pis LÁ MAÑANA, PAGÍ so íift. Cuando la tienda dé ultramarinos de- clara rotas las hostiliaaáes con la panadería de la acera de enfrente, la cal, záda, que debiera ser tierra de nadie se convierte en la de todo un pueblo aue, con su apasionada marcialidad, obstaculiza jla firma de las paces entre los ofece; ádos beligerán t e s, cuyas sangres se mezclan en las venas dé un n i e t o común. La película- -producción franco- ita, liana- -es un modelo de gracia y humor que se manifiesta, a través de toda la proyección, e n escenas siempre felices y, en ocasiones, logradísiFernandel mas; tal, la del éntierró, bajo la lluvia, en la que. la conversación entre los que componen la cabecera el duelo es clara muestra de qué, aun en la más apartada aldea, el problema del alumbrado público constituye la principal preocupación dé los ediles. Héníy Vérneuil lleva adelante su empeño con soltura y agilidad, y se manifiesta cómo un consumado maestro en el arte de imponer su disciplina a la numerosa comparBería, todo un pueblo de excelentes actores. Feliciano, el seño Feliciano -eje dé la película- el Perñandel. el excepcional cómico francés. El mantiene siempre a puntó el interés del espectador; haciéndole sonreír o conmoverse casi sin transición, por obra y gracia de su arte personalísimo. Muy discreta la pareja formada por ¡Piérrete Bruno y Frailéis Wirtel, cuyos amores dan origen a la bulliciosa algaraba dé Valorgue. -Q. B. felALTO: CABALLERO MISTERIOSO Director: Ricardo Freda. Productor: Bino dé LaurentíiSi Guión y escenificación de Ricardo Freda, Mario MonicelH y Stefanq Vanzina. -Director producción: Luigi de Luarentüs. Fotografía de Rodolfo Lombardi. Operador: Gugliérmo Lomdar i. Música de Alesandró Cicoghiní. Dirigida por Ugo Giacomozzi. Ayudante de director: Valentino Travesenato. Ambientación: V, M. Novar ese. Vestuario: W rher, Ferroni y Cerratélli. Montaje: Otéílo Colangeli. Intérpretes principales: Vittorio Gassmann, María Mercader, Yvonne, Sansón, Gianna María Canále Élli Parvo, Sandra Mamis, Gíovanni Hinrich, Dante Maggió, Guido Notan, Vittorio Duse, Antonio Céntá, Aldo Nicodeitti. Las aventuras de Giaconío Oásahova han constituido siempre un tema tentador para los guionistas y a él han. recurrido, una vez más, Ricardo Freda, Mario Monieelli y Stefano Vanzina. De nuevo la aureola galante del famoso caballero de Seíngalt, va abriéndose paso a través de las cortes europeas, impulsado ahora por el ívoble intento ds salvar á su hermano, encarcelado én una mazmorra veneciana, bajó la acusación de haber sustraído una carta comprometedora, El film aue es lento en stié comienzos, se hace luego movido y ligero y llega realmente a divertir cuando las es- María Mercader y cenas se suceden en XíUoria Gassman la brillantísima Corte de Catalina la Grande, la despótica y caprichosa emperatriz que parece haber encontrado en los realizadores cíneiilaixj- gráficos sus más implacable detracto- película extranjera ha merecido, como determinados toreros, éso qué dieron los críres, ü a notable crítico norteamericano ha ticos en definir como división de opiniocalificado á Vittorio Gas man- -de quien nes. La verdad es que para Ips que forman se, recuerda su admirable actuación en esotan limitado que conocemos por mino Aña como el actor más completo de rías selectas, la- cinta es una. joya por su nuestros tiempos. En Caballero mistetécnica perfecta. Para los demás, sobre rioso se limita nicámente a mantener todo para este público español, que loa su bien ganado, prestigio. Con él interotros afirman no está preparado todaviene en un papel, reducido y sin granvía para, ciertas cosas, y que nosotros comdes ocasiones d lucimiento, María Merañadiendo que, cader, la notable actriz española, hoy es- pletaríamos esa definición de oro mereció afortunadamente, Casco posa del director italiano Vitterio dé Sicel pateo, es amarga, morbosa, y aun cuanca. -G. B. do su final, a tono con la más estricta justicia, siquiera con uñó de sus protagonisSE CELEBRO LA TERCERA JORNADA tas salva el desenlace moralmenté, no cabe DE X, A SEMANA- OÉL CINE admitirla, y hasta se justifica esa exterioSan Sebastián 23, (por, teléfono, de rizaoión de desagrado, porque, efectivanuestro corresponsal. La tercera, jornamente. nadie negara es da de la Semana Internacional del Cine, en cuanto se la aligereque ésosdesagradable tíé valores técque vioné celebrándose éíi Sari Sebastián, nicos, que no todos saben comprender ni se abrió ayer con una fiesta, al mediodía, muchos apreciar. en los salones del Real Club ús Tenis 1 donostiarra. XJña fissíá más a la española, Un camino a la derecha tampoco es con vitíos sin restricciones. La fiestá ¡or- una superjoya. Se ha seguido con ella ese ganizada per una áfafiiada firma de los rumbo que dio a. su film yictorio de caldos! jerezanos, imposición de condecora- Sida, pero menos. Bl trabajó de Rabal es ciones vitivinícolas y canté jando. Catite magnífico y extraordinario; el de Isabel frente a una artista qué asegura tu ne- de. Castro, de apariencia, insignificante, céssdad psrentorta, de totr. ar unas leccio- piro, en definitiva, con personalidad de nes dé los más clásicos ñires andaluces y gran actriz. Ahora nos corresponde ver Teresa Raquin Sospechamos que ÉO hay de sus copias más (profundas. Áunaue lá artista vista kimono, tenga pasaporte ja- variación en el género. -Alfredo R. ANponés y ss llamé algo así como Joshiko Ja- TIGÜEDAD. iliaguc- ni. RITA HAYWQRTH CONTRAERÁ HOY L relación dé nombres dé cierta fama MATRIMONIO en el firmamento del celuloide ss ampiió Las Vegas 3 La artista cinematográayer bastante y se espera qué vaya com- fica Rita Hayworth, contraerá, mañana pletándose córi ínayor relieve aún en las nuevo matrimonio con el actor Dick Haypróximas cuarenta y ófcho huras. En la mes, que acaba de conseguir, el divorcio fiesta: del Tenis se encontraban ya, junto en Nevada, de su mujer Nora Eddington. a. las ésh- rrllas y asurós qyé detallábamos Efe. efl nuestra crónica anterior, Mary Martin, llegada hace unas horas de Roma; María Anverso y reverso de una campaAsquerino, Marisa de Léza, Sylvia Morgan, ña. La ópera y los toros todas muy guafcjas y con sonrisas qué parecían hechas. a ttbqUél en cuánto cualOviedo 23. (Crónica de nuestro crítico quiera dé los cien fotógrafos que hacen musical. sólo en. la atmósfera peculiar sú agosto en tornó al certamen cinematodejos toros cabe el encuentro dé algo pü gráfico ponen su oáMara y sü flash rejo a esa pasión de los entusiastas de lá ante ellas. Y junto á las estrellas, los as- ópera, cuyas reacciones pasan, apenas sin tros: Albaicín Rabal, urao dé los shas intransición, del grito airado a la fiiás freteresantes, quizá, por él éxito de su tranética y vibrante viuestra de jubilo. No bajo en La guerra; de Dibs que anoche hay temporada lírica que sé estime con triunfó en su proyección, acompañada de ese tono inalterabls de bonanza que ló $l as más cálidas ovaciones. Y nombres de conciertos deparan. No hay tampoco, jacategoría internacional, como M. Delac- más, absoluta ecuanimidad. Los públicos presidente dé honor de la Internacional admiten lo imperdonable- -destemplanzas, del Cine; M. Fávre Lebréfe, seeretário del desigualdades, mala calidad de origen- -y Festival de Cannés, y Ráül Lévy, produc- se rasgan las vestiduras porque se protor de Teresa. Rauin que en estos moduzcq el fallo de un agudo, el roce de un. mentos, por la iioehej se está pasando en pasaje peculiar. Eso pierde la causa de la la pantalla del Victoria Eugenia, y como justicia; eso gana la del sensacionalismo. base de la jornada dedicada al cine fran- Hasta me consta no faltan los que precés, cuya representación ocupa el paleo de fieren a logros discretos IOS decididamente honor en el brillante marco del espléndido malos. Así- -explican- -puede al menos exteatro donostiarra. teriorizarse la protesta, y cabe la diversión. O magnifico, o detestable; lo decoAyer alcanzó el mayor triunfo La gueroso, ¿a quién attae? rra de Dios Ün éxito clamoroso del joven En el Campoamor hubo ya, en el plaza galán francés Rabal, Marco Davó ¿y Gil, de veinticuatro horas, reacciones para toén una dirección que nada tiene aue envidos los gustos: de entusiasmo, de indifediar a las mejores firmas italianas. Un rencia, de repulsa. Sobre el motivo de let film en el que si su pi- imera parte adolece de cierta lenisitud a fuerza de recrear- fundamental pasaría con rapides, de ño crearme con pleno üetechó a concretar se la cámara en planos muy aceptables, su segunda mitad entusiasma al (público. extremos, va que, mi nombré salió a relucir antes en público. Resumo: el tenor Es de esas qué se comenta luego coü aquéllo dé vete, porque se llora la mar... hapia cantado en Bilbao decididamente mal. Descuadrado, sin afinación, tas dos Pero sin denrasiadas concesiones. Hay emoción, a. fuerza de buen arte, incluso sal- funciones. ABC recogió la crónica en qué vando- la posibilidad tíe establecer Ciertas así lo explicaba. Pero el artista figuraba en las filas con oni aracioihes en orden a su originalidad. Todo, ello, sin etebéirgó, nó púéde paliar tratadas para el conjunto ovetense Hubo intercambio de. telegramas. La otganizáél triunfo eoiiseiru. ido por el ¡proúuctor, que tiene un cheque en blañcd éñ ms Jttanos dón asturiana pedía el reemplazo. El doctor Ronchí, empresario- director artístiéoti mf u é w a d e- Bios í Hoy, fér la iéMe, fe ha daño uh pro- co és. el título empleado én los pTOgfágrama f or demás discutido. Ha (Sido la ittaS- insistía en la bondad. hasta con ínayoí tdnóessóíi al ñéórreáliáinoí Del lado advertencias de fnentor innecesarias: Gí francés, coii Casco de oro (y del espa- y los otros críticos deben pensar én qué fiol. con Üii eaitlino k derecha La los artistas tienen días felices y otros menos brillantes Bien. Los telegramas sá publicaron. Vino él tenor. Cantó en San Sebastián: como en Bilbao, sé proxLujo el fracasó. En Oviedo: igualmente él falto adverso. Insisto: lo explico, ya que se Úii inesperado aire a un juicio qu, s ahora s 6 Extranjeros y Nacionales confirma, por cuarta vez, en todos los extremos. Por lo demás, de La Favorita prefiero nó hablar. Demasiado hizo lie artista qué reemplazó a Franca, SqcM, enferma