Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. J U E V E S 25 DE J t J J í l O B É 1853. EinClON DE LA MAÑANA. PAG. 39 raída dirigida por Juan González Chamorro, e interpretada por Amparo Soler Leal, Porfiria Sanchiz, Mercedes Muñcz Sampedro, Ricardo Acero. Salvador Soler Mari, Joaquín Roa, Miguel Ángel y Manuel Márquez. La escenografía de estas obras ha sido encomendada a José Caballero y Emilio Burgos, y las ilustraciones musicales al maestro Parada. ESTRENO EN RJALTP DE UNA PELÍCULA POLICIACA INGLESA: GRITOS EN LA NOCHE Autocrítica de la comedia de Julia Maura Chocolate a la española EL MINISTRO DE EDUCACIÓN NACIONAL IMPONDRÁ LA GRAN CRUZ DE ALFONSO EL SABIO A ANDRÉS SEGOVIA EN EL FESTIVAL DE GRANADA Representaciones populares de teatro clásico en los jardines dé Sabatini del Palacio Nacional Autocrítica Esta noche se estrenará, en el teatro Cómico, ¡a comedia Qhocolate a la española. Su autora dice; Título original: Wanted for mur- Sabatini, en la, primera quincena fiel pró: der Producción: Excelsior Film ximo mes de julio. Production. -Guión de Eméric PresSe representará la comedia de Tirso fie burger. Director i Lawrence- Hunting- Molina Doin Gil de las calzas verdes di. i i tan. Intérpretes, principales: Ene rigida por Luis González Robles, e iitérT Portman, Dulcie Gray, Roland Cul- prétada por Mercedes Prendes, Mercedes ver. Stanley Hollowáu... Alber, Ana María Ventura, Antonio Casas, Les falta a la mayoría de las películas po- Salvador Soler Mari, José Luis López Vázlicíacas inglesas movilidad, dinamismo en quez, José Luis Caballero, Rodolfo del Camsu acción, y por ello, a juicio mío ¿tienen po y Victórico Fuentes. A continuación, la más de teatrales que de cinematográficas. obra de Lope de Vega La discreta enamoSiguen, por lo general, una- línea en la que ss advierte el influjo sherlock- holmesco, que si sieftipre- habría de resultar interesante e ingenioso en un libro, por lo que supone de piepflndfirancia de lo discursivo aburre en la pantalla, en el desarrollo principalmente Visual de una. trama- Así, en Gritos en la noche asistimos a unas escenas de escasísimo movimiento y a una copiosa serie de conjeturas del: insp e c t o r Cónway, al quer ayuda el sargento Me Laren, que procura poner un poqui: tp de sal y. de pimienta en los diálogos. Todo se va, o casi todo, en- las idas y venidas del protagonista, u n terrible estrangulador por locura, a S c o t l a n d Yard, atraido allí por lospolicías desde que D u l c i e c ray, trie le consideran c o m o Portman y D e r e k s o s p e c hoso de la caFarr ¿e na de crímenes que de un tiempo a la fe- de mañana cha se perpetran en Londres. Le falta asimismo originalidad al guión, y campo. o mejor al asunto, ya que con temas de perturbados criminales llevamos presenciadas infinidad de. cintas. Las situaciones- son, cabe decir, también las de rigor err las proEn deliciosos tejidos ducciones, fílmicas de esa modalidad: el de algodón personaje que actúa arrastrado por su locura, y, que pasado el momento de su ofuscación, en el que ha cometido el delito, procura conducirse fríamente, y emplea su inVestidos confeccionatuición y su inteligencia para no ser descudos en tejidos glaci- C i ft bierto. ber pesetas 3 1 Es buena la realización de Gritos en la noche ya que el libro está fielmente traVestido de popelín, es- i C ducido a imágenes, y la ambientación es coces y rayado Hl J aosrtada- y es, asimismo, buena la interpretación de los principales componentes del Vestido de alpaca, fonreparto: Roiand Culver, en el inspector; do gris, a cuadros y Stanley- Hollóway, en él sargento; Dulcie rayas, en colorido bri- OCft Gray, en Ann; Derek Parr, en el joven coliante 0 J 7 brador de autobuses; etc. Pero la labor sobesaliente corresponde a Eric Portman, que brinda un excelente trabajo en su dramático papel de ¡perturbado estrangulador... Y una gran variedad en boleros, cha- Las sesiones finales del festival de Sin embargo... a pesar de las virtudes señaladas en la dirección de Lawrence Hunquetones de hilo y de piqué abrigos de Granada- tington y en los intérpretes, la película pesa sobremanera. -DONALD. verano, trajes de chaqueta... ConfecGranada 24. El próximo día 29 llegará a Granada el ministro de Educación Naciones de Señora. Tercer piso. Representaciones populares de cional, Sr. Ruiz- Giménez, con el fin de asistir a las sesiones finales del n Festival Inteatro clásico ternacional de Música y Danzas, en una de las cuales impondrá la Gran Cruz de AlfonEl Ministerio de Información y Turismo, so el Sabio al guitarrista español Andrés en la. labor de divulgación cultural que reaSegovia, cuya condecoración le ha sido conliza a través de la Dirección General de Incedida- recientemente. formación, prepara una. serie de representa- MADRID Continúan llegando numerosos extranjecienes de teatro clásico español, que se des- ros para asistir- a, -las sesiones, del fastival. arrollará al aire libre, en los jardines de También se espera la llegada de destaca- Novedad TRAJES La autocrítica resulta muy difícil, por no decir absurda. La verdadera misión del crítico es siempre dirigir al público, nunca al artista. Al público es a quien hay que enseñarle el camino de lo bello, de lo- bueno, de lo selecto, porqué no tienen ninguna obligación de saberlo. En cambio, al artista hay que dejarle entera su libertad. Aconsejar al artista, es casi como cortar las alas al pájaro. Cierto que no parece mal decirle al gorrión que debe volar como las águilas. Pero, aparte de que el gorrión no podría hacerlo jamás, se corre también el riesgo de equivocarse; y decirle al águila que debe volar Como los gorriones. Dejemos, pues, que surquen ese; cfelo; que ni es cielo ni es azul, pero que siempre es amplio, los gorriones, las águilas y hasta los murciélagos. Procuremos no coger una escopeta y abatirlos á tiros, cuanto más certeros más dañinos; con el pretexto- de que su vuelo no ha conseguido agradarnos, porque, quizá, los echemos muy de menos cuando los hayamos suprimido: Es difícil reemplazarlos, y es muy triste un cielo sin pájaros... Pero aunque no autocritique mi comedia, sí puedo hablaros un poco de ella. Se llama Chocolate a- la española y como su mismo título indica, es una comedia puramente nuestra, totalmente nacional... Una, comedia que no solamente no hubiera podido escribir, ningún extranjero, sino qua además ni siquiera 4 a entenderían fuera d? nuestra patria. Es el problema de una mujer que no encuentra un hombre que quie- ra llevarla al altar, y que, sin embargo, no se resigna a vivir solaí Mi comedia es una comedia de costumbres y, además, cómica. Mi intención ha. sido hacer reír lo más posible. También un poco, demostrar que las personas demasiado estrictas cimbrean casi siempre su rigidez cuando de su propia conveniencia ss trata. ¡Ay, la caritativa, la bondadosa tolerancia! La indulgencia con los demás es casi la (mejor forma de la bondad. Pero no busquéis lecciones en esta comedia. No las hay. Si acaso un poco de sátira, busn humor, ironía... y, una interpretación inigualable. ¡Qué pocas veces el autor encu, entra en los intérpretes los tipos exactos con que soñó al escribirla! Pues este raro y apreciable caso me ha sido dado a mí ei Chocolate a la española Si yo hubiera creado mis actores reales como creé mis personajes de ficción, no los hubiera f. ab. ricaido distintos. Y no me refiero solamente a Antonio Vico y a Carmen Carbonell, cuyo genial talento nadie discute, sino a teda la compañía, que es exactamente eso, una compañía. Es decir, uñ conjunto en el que cada uno ejecuta su parte de una manera magistral. ¡Así resulta la melodía! v. Parque en las. comedias, como en. las orquestas, el conjunto más armonioso resulta desagradable al oído en cuanto hay un solo instrumento que desafina. Y lo mismo da que sea el violín... o el contrabajo. -Julia MAURA.