Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MA DRIDí SÁBADO 2 Oc 70 DE M AYO NUMERO GE N T I M O S DIARIO iLUSTKA O AÑO CUADRAGES I MO S Ek T Q NUMERO 14.713 EN ESTE NUMERO: Banderas rojas y pancartas contra el Ejército, presidieron la manifestación comunista del 1. de mayo en París (Pág. 19) En Indochina, los defensores franceses y laosinos esperan el ataque de los invasores, que han llegado a, 16 kilómetros de Luang- Frabang Dos países del Oriente Medio, Jordania e Irak, celebran boy la coronación de sus Reyes. (Pag. 20. CK BREVE VIAJE DE CONSULTA DEL EMBAJADOR DE LOS ESTADOS UXIDOS EX MADRID. EX EL QUE LE ACOMPAÑAN EL GENERAL KISSXER Y EL JEFE DELí RUPO ECONÓMICO DE LA OFICINA DE SEGURIDAD SIETE EXPLOSIONES SE PRODUIERON AYER EN BUENOS AIRES, UNA DE ELLAS CERCA DEL CONGRESO, DONDE PERÓN PRONUNCIABA UN DISCURSO El presidente denunció las infames mentiras de agencias y periódicos norteamericanos EN OTRA ARENGA, DIRIGIDA A LA MUCHEDUMBRE QUE LE VITOREABA, PIDIÓ A ESTA QUE NO REPITA LOS INCENDIOS Y OTROS ACTOS DE VIOLENCIA 1 jefe de los Sindicatos ha hablado de la posible necesidad de que Perón se proclame dictador Ayer, una bomba estalló debajo de un banco de la plaza de Rodríguez Pena, en Buenos Aires, y otra explosión se escuchó, treinta minutos después, en la plaza de Francia, a ochenta metros de la residencia del presidente Perón. No hubo víctimas. El ministro del Interior y el jefe de la Policía acudieron a los lugares de las explosiones. Más tarde estallaron otras bombas en la plaza de Irlanda, el Mercado de Abastos y dos lugares más de la ciudad. Finalmente, otra bomba hizo explosión a la una y tres minutos de la tarde (hora española) a media manzana de distancia del Palacio del Congreso, tres minutos después de que comenzara a pronunciar su anunciado discurso si presidente Perón en el mismo edificio. La explosión de ia bomba colocada cerca del edificio del Congreso íué oída desde el interior de éste. El artefacto era de mecanismo de relojería y había sido encondido en el andamiaje de una casa en construcción, correspondiente al número 187 de la calh de Pozos. Fuá descubierto por el policía Hernán Pavía, pero no dio tiempo a c. -te a impedir que estallase. Momentos antes fueron vistos por aquei lugar un hombre de unos treinta años, y una mujer de unos cincuenta, que llevaban un- paquete. Luego desaparecieron. UN MENSAJE AL CONGRESO En su mensaje al Congreso, el presidente Perón habló de las aspiraciones de las naciones sufamericanas a unirse, y afirmó que tanto los elementos oposicionistas en el interior como los agentes del imperialismo, ayudados por malos argentinos en el exterior, tratan de crear la impresión de desorden en este país, para poder decir: ¿Cómo puede Perón aspirar a una unión suramericana, si no es capaz de resolver sus problemas internos? El tmeblo argentino, al que representáis, debe ser juez- -dijo- -de las calumnias propaladas en el mundo por un grupo reducido de extranjeros, indignos de nuestra buena voluntad y de nuestra hospitalidad. No me limitaré a denunciar la campaña internacional de calumnia contra la República que llevan a cabo tres agencias de información norteamericanas. Os pido realicéis una investigación urgente, total y rápida, e imponeáis la sanción apropiada, que sirva de ejemplo, y por muchos años, de cómo se defiende un pueblo de sus enemigos, incluso cuando, para vergüenza de los auténticos periodistas servidores de i a verdad, disfrazan sus mentiras con la máscara de periodistas inocentes. PARA LAS AGENCIAS. LAS BOMBAS LAS COLOCA PERÓN También citó un despacho del periódico de Boston Christian Science Monitor, según el cual ¡a seauía ataca a la Argentina una vez cada siglo, y ningún Gobierno sobrevive a ella. La Argentina y su Gobierno han sobrevivido- -dijo el presidente- -a tres sequías seguidas, y ahora, con buenas cosechas otra vez, el país marcha hacia la prosperidad. Ese periódico sabe tanto de cosechas como nosotros de paleontología. El presidente añadió: En todo el mundo occidental, la situación de la Argentina- es presentada como de crisis, con el fin de demostrar que la Justicia Social no es sino una consigna de lar dictadura peronista. Las pruebas que se aducen son la escasez de carne, el creciente costo de la vida, los rumores que se propalan y la ofensiva de bombas, sincronizados en infame campaña de calumnia internacional. Cuando en la plaza de Mayo se congregan un millón de trabajadores, las Agencias informativas imperialistas sólo ven cien mil funcionarios públicos, obligados, según ellas, a hacer acto de presencia. Para las agencias, las bombas las coloca Perón, cuyo poder y prestigio están desvaneciéndose. Cuando para defender al pueblo se detiene a los especuladores, lo que se hace es destruir los últimos- restos de libertad comercial con las medidas de la. Policía contra la plaga organizada de rumores, lo que se hace es suprimir la libertad de palabra. CUANDO HAYA QUE QUEMAR ALGO, YO OS LLEVARE Además del mensaje al Congreso, Perón pronunció un discurso en la plaza de Mayo, a las cinco de la tarde. Una inmensa multitud se congregó para escucharle. En los más altos edificios ondeaba la bandera argentina. A dicha hora hizo su aparición, en un balcón de la Casa Rosada, el presidente, siendo acogido con vítores y aplausos, que duraron varios minutos. Luego se guardó 5 un minuto de silencio en recuerdo de doña (Pás, 23. PAGINA EDITORIAL Nuestro ideal es que no haya necesidad de cubrir un déficit de producción con el trigo de Turquía En la raíz de toda comunidad política están las virtudes militares Eva Duarte. Seguidamente hizo uso de la palabra el secretario general de la Qoiifteleración del Trabajo, Eduardo Vuletich, que dijo: Si con objeto de eliminar a los que arrojan bombas, a los alarmistas e incluso a los traidores de menor importancia y pscu doperonistas, necesitáramos un dictador, entonces- -señaló, dirigiéndose al presidente- te daríamos la bienvenida cerno dictador. Vos seriáis, os lo aseguramos, el único dictador del mundo que podría contar con el amor y el apoyo de la totalidad de su pueblo. Se creen- -comenzó diciendo Perón- que a gentes como nosotros se nos puede asustar con pequeñas bombas. Esta creencia sólo puede anidar en las retrasadas mentslida des de los estúpidos del exterior. Está en juego la dignidad de la nació: i- -prosiguió- De la misma manera que hicimos morder el polvo de la derrota a Braden (ex embajador de los Estados Unidos en Buenos Aires) haremos morder el mismo polvo a los Bradens que puedan venir. En el mismo tono enérgico, continuó el presidente: Sabemos de dónde vienen los golpes y vamos a contestar con inteligencia. Ellos quieren informar de que en Argentina reina el caos. No les hagamos el juego. Por esto os pido que me dejéis actuar a mí, y que no. actuéis vosotros colectivamente, porque esto les daría motivo para decir que vivimos en absoluto desorden y que aqní no hay Gobierno. Os pido, que no provoquéis más incendios ni hagáis más cosas por el estilo, porque cuando ha i qua quemar algo, yo 03 llevaré al incendio. PETICIÓN DE GARANTÍAS PARA LOS CORRESPONSALES El embajador de los Estados Unidos, Aíbert Nufer, ha pedido al ministro de Asuntos Exteriores de la Argentina, Jerónimo Remorino, garantías de seguridad para los corresponsales norteamericanos acreditados en dicho país. La petición se hizo pocas horas antes de que el presidente Perón solicitase, en su discurso de inauguración del Congreso, una investigación urgente, rápida y total de las actividades de las agencias norteamericanas. ¿Resumen de Efe. En los viajes remedio científico mano