Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
lviADRíDf MIEKCQ LES 4 DE FEBRERO E 1953. NUMERO DIARIO ILUSTRADO AÑO (gtlADRAGESI M Q S EXT. Q NUMERcT l4.639 EN ESTE NUMERO Elsenliower inicia su manaato colocándose ante aquellos peligros se: gurameníe después de madura reflexión I AS PALABRAS DEU NUEVO PRESIDENTE HAN- DESPERTADO GRAN. PREOCUPACIÓN EN EUROPA Norteamérica, al entrar en conflicto armado con China, dejaría a nuestro Continente en la situación más angustiosa El 27 de junio de 1950 el presidente Tra- ¡dos. Es inevitable pensar que los efectos nsan dictó una orden memorable, cuajada serán también trascendentales y que la carde efectos trascendentales para la paz del ga de electricidad que ha transmitido al inundo. Que cesen- -dijo coactivamente mundo en su primer discurso a las Cámaa los nacionalistas de Chiang- Kai- Shek- -to- ras de Washington no. se extinguirá fácildas las operaciones aéreas y navales con- mente. Ejsenhower no se plantea- -así, al tra el territorio de China El resultado fue menos, lo creemos hoy- -disyuntivamnte la que los nacionalistas quedaron paralizados, oposición Asia- Europa, que Truman resol clavados en Formosa y que, si viéronse vió en favor de Europa, sino que se limita ellos obligados a represar su ardor bélico, a dar, por ahora, la primacía temporal al us enemigos, los comunistas, renunciaron, Asia, sin que ello suponga menoscabo alpor su parte, a invadir la isla. Con lo cual guno para Europa, o un desistimiento, o alese previno un riesgo que no ha cesado de jamiento de la preocupación europea en el estar latente en el Asia: la expansión de ancho campo de los problemas generales la guerra coreana, su dilatación a Europa, de la defensa mundial contra el comunissu internacionalizacion, en suma. -Truman mo. Eisenhower inicia su período presi e impuso un límite que equivalía a un sa- dencial haciendo frente a los peligros que crificio en el afán de ir, poco a poco, co- Truman quería, en lo posible, soslayar. rrigiendo los funestos errores de Roosevelt; ¿Cuáles son esos peligros? Los conocidos ¿se límite estaba justificado por la necesi- y presuntos menos, graves que los recóndad de eludir el peligro de la guerra mun- ditos. Formosa. (ocho millones de habitanisla dial. Llegó hasta donde pudo; declaró la tes) no es ya una desdeneutralizada, y ahora en guerra a la Corea nórdica; aceleró el rear- Chiang- Kai- Shek está su ejército, que franquía para atacar con me trazó los planes defensivos de Europa es, como máximo, de 500.000 hombres, sólo la contra la posibilidad de una agresión sovié- China comunista. Si contara dentro dela tetica; contuvo con la máxima energía los rritorio soviético de Mao- Tse- Tung con la, ímpetus del general Mac Arthur, cuando ayuda fortuita de guerrilleros anticomuniséste procónsul de la República Federal en ías- -hipótesis racional- su aventura poel Asia exhortaba el bombardeo de Man- dría conseguir algunos triunfos en el lichuria, como rápido y eficaz expediente toral de aqueí inmenso territorio. Pero es para dar término a la sangría coreana. de presumir que los soviéticos chinos res ¿Qué hubiera sucedido si los consejos ve- pondan al ataque, y pretendan la invasión hementes de Mac Arthur hubiesen pre- de una Formosa que ha dejado de estar ponderado s o b r e la Administración de neutralizada a cuya defensa se compro ¡Mr. Truman? ¿Habrían. provocado la gue- meten los Estados Unidos. Ya se vé cuan rra general, tan temida, o habrían abierto sencillamente puede por ese camino soel camino expedito de la paz? Esta es la brevenir la guerra entre Estados Unidos incógnita que pende todavía sobre el mun- y China. Se ha dicho- -lo ha dicho Trudo. En cuanto al hombre que acaba de man- -que el bombardeo de Manchuria, que desalojar los salones y oficinas de la es muy hacedero, requeriría inevitablemenCasa Blanca, una fotografía nos lo ha te la presencia en esa zona asiática de un mostrado, en su retiro de su villa na- ejército de cinco millones de norteamericatal, envuelto en silencio y abandono, al nos, dispuestos a afrontar las consecuensiguiente día de su alejamiento de la vorá- cias. Rusia callaría y seguiría en la sorrigine política y mundanal de Washington, gozándose en la paz de la naturaleza y en el trato y frecuentación de sus oscuros paisanos, como uno más entre ellos. Cualquiera que el juicio de la historia sea, su conciencia debe de estar hoy despejada de resquemores. No fue un pacifista a ultranza; no sacrificó al concepto de paz las realidades de su país y del mundo. Pero hizo todo cuanto dignamente Dudo por cerrar el paso al espectro pavoroso de la guerra, ahuyentando un peligro que llegó a aparecer un día corno inminente. Y he aquí, ahora, bruscamente transformada la perspectiva de Washington. El general Eisenhower irrumpe en la escena y comunica nuevos bríos propulsores a la política internacional- dejlos íEstadosj JJniv Nuestro corresponsal en Washington, José María Massip, cree. que. el presidente, de los Estados Unidos hará una declaración que coloque a Formosa bajo la protección norteamericana, y que, a partir de ahora, Ckiattg Kai- Shek mantendrá relaciones normales y soberanas con aquel país. Añade, que. Foster DuUes informará a París, Londres y Extremo Oriente, de. la nueva política china de Eisenhower, J Miquelarena, nuestro corresponsal en Londres, dedica su crónica a la repercusión que han tenido en Inglaterra las palabras del presidente Eisenhower y su decisión de. retirar de Formosa la VII Flota norteamericana. Tanto en el Parlamento- -Edén lo ha calificado de imprudencia política -r- como en la, Prensa y en distintos sectores del país, entre ellos el militar, el nuevo plan relativo a China es acogido con bastante, reserva (Pág. 17) La. huida ¡de las zonas inundadas en Holanda y las trágicas escenas qué se producen recuerdan los días de la invasión en la última guerra. Londres da un total de 1.099 víctimas en la catástrofe producida en Inglaterra, Holanda, Bélgica y Alemania. EN BOLTVTA HAN SIDO DETENIDOS VARIOS POLÍTICOS Y EX OFICIALES DEL EJERCITO, Y EN EL PERÚ, COMUNISTAS Y DIRECTIVOS DEL PARTIDO A. P. R. A. (Pág. 19) En una casa en construcción, de la, madrileña calle del General LácyJ, sobrevino ayer tarde el hundimiento de dos pisos y el sótano. De los. treinta operarios Que al ocurrir el accidente se hallatoan en la obra, unq resultó muerto, y cuatro, heridos (Pág. 25) bra, en guardia permanente, esperando el momento de intervenir, o clavados quizi sus apetitos en una Europa desguarnecida, pues todo ejército poderoso que. -los norteamericanos comprometan en Asia con tribuye a hacer más angustioso el problema europeo, al que dedicafemos otro día un comentario, sobre la base del discurso presidencial del pasado lunes. El presidente Eisenhower ha medido siempre el pro y el contra de las grandes operaciones que ha dirigido; operaciones que fueron gigantescas en los dos últimos años de la guerra mundial. Y es lógico suponer que su gallardía frente al peligro asiático no responda únicamente a las pre- ¡siones del partido político que le ha ele vado a la presidencia de los Estados Unii dos, sino que sea fruto de una madura re- flexión y responda a un convencimiento profundo en la fuerza militar arrolladura de su patria. Las crónicas de Washington, y Londres que en otro lugar de este mismo número publicamos demuestran bien a las claras la inquietud que las palabras del presidente isenlio ejEÍ J jge tgdo Ey I 1 i