Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 16- D ¿DICIEMBKE DE 1952. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 45 LOS CONCIERTOS DEL DOMINGO EXTRAORDINARIO TRIUNFO DÉ ANDRÉS Xa Sinfónica, dirigida por Hugo SEGOVIA EN EL PALACIO DE LA MÚSICA Balzer, en ei Monumental Ovaciones interminables premian la maravillosa labor del gran artista redoblaban los ¿bravos! Por fin, Segovia CUTÍ Se impone un resumen telegráfico. Que él. -sobre toda a versión espléndida podría co. nsA truírse la crítica- tuvo que conceder, lector justifique s u necesidad. Monumental. separadas por interminables aplausos y sa- rogó el silencio para pronunciar unas palabras: Estoy profundamente conmovido por Sinfónica Hugo Balzer. Versión discreta de un recibimiento como el que me Habéis dis Oberón -muchos trombones y estimable pensado, y al que quisiera corresponder tosolo de la Octava Sinfonía en qu el trío cando incesantemente para vosotros. Pero el del minuetto resultó muy tosco. Excelentes tren para Santander, en donde actúo mañalas ejecuciones ordenadlas por Balzer de la ña, sale las diez y media, y son las diez Marcha fúneibre yde El ocaso de los. diomenos cuarto. Sólo entonces, por causa de ses y la obertura de Tannhauser -a cuyo fuerza mayor, a petición de parte, cesaron final se escuchó, una ovación impresionante. las muestras de júbilo que nuestro público El maestro tuvo la gentileza y consideración dispensó til intérprete, y que se iniciaron ANTES DE ADQUIRIR SU, PISO de estrenar una obra española: Evocación desde que Segovia salió para dar comienzo y nostalgia de los molinos de viento amplio VISITE LÓPEZ DE HOYOS, 76. a su recital. Ovaciones a un solista, de tal poema en que los ideales románticos y casintensidad, fan, prolongadas, yo no las retellariistas del maestro Conrado del Campo, cuerdo. La simple información, por otra parsu, diríamos, divagación ordeñada, no exente, y habida cuenta de la prisa que nuestros ta de líricas frases, hallan campo abonada. aficionados tienen siempre fie ganar la puerEl autor fue objeto de calurosas ovaciones. ta cuantió el CQttcierto da fin, es harto exAteneo. Juventudes Musicales. Cuarteto presiva. Clásico de Radio Nacional. Versiones anágnír Y justificada. Segovia no puede tasarse ficas de Ra el y Guridi- -al final de su inscon medidas al uso. Toca, no ya magníficapirado segundo cuarteto el cpmpositor re- 1 mente, sino de una manera distinta, procibió en persona el premio de palmas- -y espia, inconfundible. Su guitarra suena de trsno del con piano. de Aaron Copland. Car- otra forma. Sería ocioso intentar explicadomen Diez Martín, prestó u concurso. Obra Mes. O habrían; de formularse en largas pahiriente, acre, disonante sin justificaciones, rrafadas sobre la técnica- -que no es sólo el con muy escaso relieve musical expresivo, mecanismo, la autoridad coi (i que se adovsolo en el arranque del Non troppo lento in los diversos modos y estilos, la sensipueden gustarse algunas intervenciones: graili ad exquisita para el matiz, que sólo totas. En conjunto, digna del soberano pateo lera el fuerte hasta donde el sonido no s que parte del público discriminó. Aunque he rompe, y, en fin, él sonido mismo, con su de confesar que me sumé al bando de los pasmoso muestrario de posibilidades. entusiastas- por dos rabones: de premio al De todo, puesto a seleccionar, lo qué más esfuerzo del Cuarteto Clásico; de aliento en me asombra es la calidad y riqueza de timla tarea de brindar nuevos títulos. En la bras. ¿Que su guitarra es una orquesta? que, claro, Habrá éxitos y fracasos de obra. No me gusta- el símil. Prefiero pensar que Pero siempre éxitos para sus arriesgadas exhace realidades lo que idealmente pensaploraciones. -F. -C. s- mos qus debiera ser el instrumento. De él arranéa Segovia, las notas más hondas, más CONMEMORACIÓN DE LA NAVIDAD EÑ humanas- ese tercer estudio, sincero, HtsEL ATENEO DÉ MADRID pirado y emotivo, de Villalobos! y los El Ateneo de Madrid, en colaboración con efectos más sorprendentes, que se suceden Radio- Nacional de España, está organizandemodo ininterrumpido: Es una vez- el timdo una serie de actos conmemorativos de la bre cristalino- otra, el armónico construido Navidad, que comenzarán el día 20, con un en la atmósfera; otra, la caja, de resonanconcierto de los Cantores de Madrid, al cia que cobra personalidad propia, o la nota que seguirán varias conferencias, a cargo metálica, o gangosa, o nítida, o paralela en de P. Germán del Prado, D. Gerardo Dieunas dobles, cuerdas sencillamente milagrogo y D. José María Garrafc, que hablará del sas. Recordemos el Fandáhguillo de Tu Pesebrismo en Barcelona rina; el; Andante de Torraba; la CanHabrá también numerosos actos musicació popular regalada, la pequeña obrita les, con la intervención de los mismos Cande Crespo, con un sabor inca y una melodía teres de Madrid, el Cuarteto de Madrigade infinita ternura. Eso, y, antes que todo, listas de Radío Nacional de Sspaña, la Orla Gavota de Bach, en que pasman la inquesta Ibérica y el Cuarteto Clásico, él ¡piafinidad de recursos, excusado decir que legínista Manuel Carra y la cantante Carmen timos, con que, dentro de la más; noble exPérez Durías, con la orquesta de Radio Napresión, los, distintos efectos y pasajes se cional, en un programa en el que figura la valoran. Nochebuena del Diablo del maestro OsSegovia se halla en un momento de su, ear Esplá. arte para el que sobran los ditirambos al En una de las sesiones se darán a conocer uso. Su manera de tocar tn prisas -jarmas los villancicos premiados en el concurso orcorre, ni se desqmcia -t sin atropellamienganizado por el Ateneo. tos y borrosidades, permite que oigamos la Finalmente, habrá dos sesiones extraordimúsica y disfrutemos con el insólito regalo narias en función de gala. La primera conque nos brinda. Insólito, sí, porque la guisistirá en el estreno de un Retablo de Natarra eleva su jerarquía y puede nivelarse, vidad, con textos clásicos seleccionados par incluso rebasar la línea de otros instruEnrique Llovet y música de Jesús Beoz. Los mentos. figurines, decorados y dirección escénica co 1 Entfe él Aria de Frescobaldi, y Torre. rrerán a cargo de D. José Caballero En. la Bermeja último título del programa, y salsegunda sesión, el Ateneo rendirá homenaje vo un Andantino de Paganini, de muy a la cantante María de los Angeles Morales, después de su triunfante actuación en Escuche todos los domingos, a las 7,3 Q de relativo interés- -escrito para guitarra, la la. tarde, por Radio Intercontinental, el pro curiosidad justifica su inclusión Segovia París. grama Baile usted en su casa presentado nos ofreció una serie de obras bellísimas, ATAÚLFO ARGENTA DIRIGE EN PARÍS por Ángel de Echeniqúe, y podrá, ser favo- aptas para eX contraste, de- las que resulta recido con tina magnífica merienda, y. adeQuede, París: 15. El. director de la. Orquesta Na- más, otro premio de 500 pesetas, si su carta imposible hacer mención expresa. los tres cional, de Madrid, Ataúlfo, Argenta, ha diri- sale favorecida y tiene en su; reunión una. solo, recogido un elogio particular a de condeliciosos Estudios de Villalobos, gido 3 a Societé des Concerts du Conserva botella de esté delicioso licor. tenido romántico y una calidad guitarrístoire Ven el teatro da los Carnuos Elíseos. tica ideat, que culminan su atractivo eyi el- El programa, incluía urna sinfonía de Mentercero, cantábíle del que antes se habló? delssohn, un, concierto dé Cháijjqvsky, aca la Cavatina de Tansmann, excelente tuando- de- solista la pianista francesa Jeaamúsica- fina, -delicada, sin estridencias, con ne Márie Dartév- y tres danzas da Turina. una feliz armonización, y una preciosa Bar Ataúlfo Argenta fue calurosamente aplaucarola corroo rúbrica; por fin, a la Sonadido por el público que llenaba la salar Las tina de Moreno Torroba, y a los dos bises danzas de Turina no fuerdn muy del agrade este autor que cerraron la sesión, porque do del. público, y lps críticos de París diss trata de buena, magnífica música, la mecen que son una imitación de las obras de jor suscrita por el maestro) y digna d- i co; acuerde Falla -Efe. El Cuarteto Clásico, en el Ateneo, es- AZ concluir el programa de su recital, An- lidas, jde cufio número perdí la cuenta, tres ürés Segovia, que ya nos había regalado en obras, más. Seguían las ovaciones. A cada trena una obra de. Kopland la segunda parte una Gavota de Bacfp nueva aparición del artista en- la escena se DIPLOMÁTICO