Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. BOBiINGO 9 BE NOVIEMBSS DE. 1953. EBICIOÑ DE LA MAÑANA. PAG. realización y dibujos fie EmiJe Cohl, de evidente valor histórico, pues data de 1908, y Ls petit soldat con dibujos de Paul, Grimsult, guión de Jacques Prever y música de Kosma, y que representa u n a modalidad innovadora en ese difícil y difundido género en el que Walt Disney posee la s u p r e m a maestría. Pero el film que d e s pertaba verdadera expectación era Lss beíles- de- nuit de Rene Clair, que, retirado por su realizador de la competición oficial del Festival Internacional de Venecia de epte año, obtuvo, no obsfertite, el p r e m i o especial que concede la crítica. Alguien ha escrito, Martíne Carol y con razón, que la de i Gerard Philippe Rene Clair y la de Chaplin (Charlot) conKideradas globalmente, son las únicaá empresas cinematográificas que presentan en su rica diversidad, una indiscutible unidad. El mismo comentarista ha afirmado que tal vez con El millón sea Les belles- de- nuit el éxito más claro del ya veterano y genial plasmador de Entr acté Sous les toits de Paris A nous la liberté etc. En esa línea del ensueño, el humor, la burla y la- poesía, sa halla la empresa que suscita él comentario a la sazón. El propio Rene Clair ha señalado las fuentes dé esta fantasía, los Pensamientos de Blas Pascal, donde dice: Si soñásemos todas las noches lo mismo y permaneciésemos entregados al sueño igual mero de horas que permanecemos en vela, lo soñado nos afectaría de idéntica manera que los objetos que vemos cada día. Así, un obrero, o artesano, que soñase durante doce liaras que era rey, creo que sería casi tan dicho; como un re, y que soñase todas las noches, mismo tiempo, que era obrero. 1 Son Les belles- de- nuit esas flores- -maravillas y dondiegos- -que se abren cuando han caído las sombras nocturnas, y también ¡se llama así en Francia los ruise. ñores que cantan con la nocturnidad en los cañaverales. Tales suscitaciones han servido a Rene Clair para crear una de sus más significativas y entrañables obras maestras. Un pobre músico, joven y casi indigente, se atiborra del opio del sueño, durmiendo cuanto puede en la mísera cama de su estrecho habitáculo para olvidar sinsabores, las contrariedades, y los fracasos, de su existir cotidiano. Y cuando se le cierran los ojos, ¡se convierte en envidiable héroe de bellas aventuras! Vive a través del tiempo en diferentes épocas: es personaje amoroso y agitador de la Revolución Francesa, enamora a la amiga de d Artagnan, penetra en el recatado y guardado palacio de una princesa musulmana, pega un prodigioso salto y se larga a la Edad de Piedra, para deslizarse sobre las aguas del Diluvio Universal, cruzar por en medio de las civilizaciones griega y romana, cabalgar a lomos del medioevo, y, acomodado en el asiento de un jiecp mirar de cerca todos los siglos que nos precipitan al nuestro. Las heroínas de sus sueños son damas y doncellas de su trato diario, y hay una por lia que siente mayor inclinación, la que le hace volver definitivamente del sueño a la realidad, que también es hermosa y merece gustarse. La pintura de los tipos de Rene Clair siempre es magnífica, y esta vez, extraordinaria; los lances, divertidos; las situaciones escénicas, ingeniosas y burlonas, y su amor por París, ese amor que tan tiernamente se mostró y se confirmó en Le silence est or entra y sale por su actual película con Una brisa nostálgica, y, aún mejor, que hubiera dicho, nuestro Ramón Gómez de la Serna, como un otoño dé nardos. Es. para mi gusto, más feliz toda la parte primera de la creación que el final, que comprende el burlón repaso de la histo- K ria, en forma de noticiario galopante Aunque hay imáeínes que son. impares hallazgos Está en Les bslles- de- nuit todo Rene Clair, y el más inteligente Rene Clair, y con ello estimo que digo bastante. La interpretación es afortunada en lo que toca; a cuantos intervienen en ella: Gerard Philippe, Gina Lolobriggida, Martine Carol, Magali Vantel, Marilyn Buferd, Raymand Bussieres... -DONALD. CALLAO: UN LUGAR EN EL SOL Título de la versión origirial: ÍA place in the Sun Productor y dSrector: George Stevens, para la Paramount. Guión de Michael Witson y Harry Brown, adaptado de la novela de Dreiser: Una tragedia americana Personajes principales: Montgomery Clift, Elizabeth Taylor y Shelley Winters. Según uno de les críticos extranjeros que han comentado más detenidamente la película Un lugar en el sol que anoche se brindó por primera vez en función de gala, y en el Callao, al público madrileño, encierra ésta el estudio social de un aspecto EnnuestroAnexodeARLABAN. 10, importante del hombre: el de su ambición. hemos establecido una amplia Sin embargo, yo creo que el alcance d e la obra fíknica va más exposición en la que podrá ver lejos, pues también concomodidadunagranvariedad toca, y con profunde modelos. didad, los registros de la pasión, amorosa, y el de la justicia, y los trata con impresionante valentía, creando una a t m ó s f e r a dramática que va creciendo en intensidad hasta convertirse y resolverse en trágico desenlace. Es la trama la historia de un joven, de humilde condición y empleo, que quiere ascender ds posición y se fija un alto ran go económico y mundano como uñeta, y piara ello, cegado por el brillante porvenir que se le ofrece, y por la deslumbradora belleza de una muc h acha, instrumento Elizabeth Taylor y de ese porvenir, deci- Montgomery Clift de no respetar sagrados compromisos y derribar cuantos obstáculos y barreras se le pongan por delante. Pero a la hora ds ir a cometer el crimen, que ha concebido para liberarse de la remora, que supone para sus proyectos la existencia en su vida de otra mujer con la que va a tener un hijo, el impulso se le paraliza. No obstante, como si el deseo que hasta el momento sintió tuviese ya fuerza irrefrenable, la mujer sucumbé casi de la misma manera prevista, y él es acusado de haber cometido el asesinato, y condenad ¡a la última pena. En el desarrollo del relato, traducido a imágenes, guionistas y director- han vuelto 1 las ¡espaldas adrede a cualquier paliativo, o detalle dulcificados, y han conseguido ¡una acción estremecedora. Así, desde el comienzo, el clima de. angustia es denso, se apodera del ánimo del espectador y pasa en él desconsoladoramente. Las circunstancias van empujando al personaje central, trastornado por sus torpes pensamientos, y por la tentación de una felicidad entrevista, hacia su tremendo fin. -La larga escena en el sombrío. lago del ¡protagonista, que ha llevado allí a su novia para deshacerse i de ella, produce una violenta tensión en quien la sigue y contempla. Desde ese punto la tragedia cobra pleno vuelo. Hace unos veinte años, Sternberg recogió el mismo tema, mas ahora lo ha tratado, a mi Entender, con más cruEscuche todos los domingos, a las 7,30 de deza, con más valentía y, quizá, con más la tarde, por Radio Intercontinental, el pro- crueldad, pero también con más sincegrama Baile usted en ¿u casa presentado ridad. par Ángel de Echeniqüe, y podrá ser favo- El peso de la interpretación lo asumen recido con una magnífica merienda, y ade- Monígcmery Clift, Elizabeth Taylor y Shelmás, otro premio de 500 pesetas, si su carta ley Winters. Cada uno en su papel r; alisale favorecida, y tiene en su. reunión una sa, a juicio mío, una gran tobar. El eb el botella de este deliciosa 4 icor. hombre ambicioso, cegaido por ilusiones ilícitas; la segunda, la. muchacha, llena de de. Calculadoras y Sumadoras. amor auténtico, que hasta el postrer segué! tlómbaxt, Hóítaieza, 30, T. 314503, do se imtsstra; digna ús abrigar tan purc-