Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
C DE PUBLICACIÓN RECIEMTES Crítica y glosa los libros y sus autores, a través d e l o s notas d e y j o critico d e A 6 C LA O. N. U. EN EL PALACIO DE CHAILLOt POR JOSÉ LUIS O hace falta profundizar mucho en el conocimiento de nuestra Historia liteí BUSTAMANTE Y RIVERO raria, para darse cuenta de la especial significación- -por la influencia ejercida, más que por la obra en sí misma considerada- -de D. Alberto Lista. El ex presidenta de la República del Perú, D. José Luis Bustamante y. Rivero, brinda a Nacido en 1175, murió en 1848, y así la cronología ayuda a explicar cuanto hay de los aficionados a escrutar el porvenir policontradictorio, a tono con tiempos dé violentos choques, en el- famoso poeta y adoctico internacional, o lo que puede presumirtrinador, obligado a pasar de un siglo a otro por el puente de su equívoca fe, neose que sea ese porvenir, basado en los he- clásica pedagogía y romántica gravitación. chos, y también en lo que tratan las potenLos biógrafos y críticos de Lista, en estudios monográficos o en juicios ocasiocias, un opúsculo en el que se reúnen divernales, han aportado útiles noticias y no han eludido, en algún caso, el punto de sas crónicas, muy vivaces, extraídas de su vista más conveniente a la interpretación de la vida y d é l a obra en su consagacidad y experiencia personales, bajo el junto: desde Ochoa, Anaya, Ferrer del Río y Fernández Espino, hasta Chaves y titulo general de La O, N. U. en el EalaJosé María de Cossío, pasando por Ángel Lasso de la Vega, Escosura y Benetjpor, ció de Chaillpt Explica el propio autor su el marqués de Pelayo; propósito, y advierte en cuanto. a los gra- antecedentes 4 e Molíns y el conCalmar; por Cánovas, Valera, y Menéndez diversas bibliográficos, algunos más, que sólo interesan, en sus ves y delicados temas (abordados que vividirecciones y calidades, por darnos la medida del extraordinario esfuerzoque ha mos en un ambiente de inexplicables consrendido el profesor llans Juretschke al reconstruir totalmente. lavida de Lista, va tricciones mentales, en el cual la opinión no lorar stf obra y exponer su pensamiento, én función ds multitud de datos nuevos acierta sino a fluctuar en un dilema: o se y, sobre todo, en relación con las corrientes del pensamiento y sensibilidad. de la acoge al eufemismo para no herir slogans época, no siempre aprovechadas para definir a tan curioso, personaje, refractario personas p actitudes del propio bando, o se a. dejarse confinar en los tasados límites de la escuela poética sevillana. encastilla en el silencio para no escandaliPor primera vez se nos ofrece un 1 K Alberto Lista completo, ya. que nó Sorprenzar al adversario dente, aunque no falten dei les imprevistos; poco simpático, pero intérpsante en Pero el Sr. Bustamante se decide aquí, grado superior al establecido hasta ahora, por sernos dado percibir, gracias a la sn la sucesión de sus impresiones escritas, erudición de Juretschke, lá. ás abusada presencia de Lista en la. historia dé nuesa tomar otro rumbo: el de la verdad; el de tra cultura; concretameiíte, B la dé. nuestra alta enseñanza: historia: que, naturalsu verdad, tal como él la comprende y siente. mente, está por hacer. AipjS ftfjfc ta se le verá siempre, en figura de un desDe pinceladas rápidas, pero trascendentes concertante claroscuro, c n w l y l p d e Sai Mateo al fondo. por la misma profundidad dé los asuntos No sólo el Colegio de í- p éflí en Madrid. También el le vSan Feliue Néri, -no sólo los que afectan al porvenir de Eu- en Cádiz, y el de San D j ip S V lla; dondequiera, un aula: Colegio, Universiropa, sino del mundo- -está compuesto, el dad, Ateneo, Academia; flístet M jSetóíiuio. NOL llegamos a saber mucho dicl íhodo opúsculo, que va tratando de los puntos más de enseñar de Lista, perb; sl. léíiás jpafjis a que s u pedagogía debió. de responder, y, nerviosos tocados por la O. N. U. en. la eta- en todo caso, el hombre q e j tábjt: en el maestro queda, a plena luz, en él ir pa aludida por el cronista. Rotula. el capíy venir de su pensamiento, c ian n ás. en el expresivo azar de su vida, Suretschke, tulo primero, de enfoque y situación del documentado al pormenor, nos habla de los dos Listas que se suceden en el tiemtema, La barraca de la Paz y. a éste sipo: el segundo hace olvídaf á í piero Es el hijo pródigo que vuelve al hogar guen otros de apasionante interés, tanto. por de las tradiciones patrias, y sxfs ¡iiir as, tanto como su experiencia personal, le sisu contenida como por la manera de estar túan en él camino que implo, a la comprensión del teatro clásico; tratados. Así nos enfrascamos en la lectura de Calderón, en partic valores nacionales. Al conocimiento de, las de Duelo oratorio El señor Edén Las fuentes? de Lista, por lo anticismo alemán, y a sus nuevos rumbos verdades de M. Schuman La proliferación intelectuales, allega Jure precisiones, que no sólo aclaran puntos biode Estados nuevos Este y Oeste La gráfico- críticos referente r. también. la cultura española de su tiempo y cuestión del Marruecos francés La. últila matización de nuestro en lo literario y en lo político. t, ma, crónica se titula ¿Y después? y en s de Lista qué Juretschke incorpora a los Aparte las poesías y ella apunta el sesgo drtai ticb de, la actua ¡ario de aquél y sus amigos- -Reiáoso, Miña- apéndices; es de notar e. lidad, del que no parecen darse muy exacta al paisaje dé la sociedad española, en una no, Blanco White... cuenta los hombres de la O. N. U. de sus más oscuras y El pequeño y muy enjundioso libro del señor Bustamante es, desde ahora, un magnífico documento para quien mañana quieta Isabel Calvo de Aguilat- acredita en su reciente novela La isla de los siete pe- hacer la historia de la O. N. U, y, en genecadós que sabe contar, fácil y amenamente, cuanto se le ocurre, que no es poco, neral la tíe esta época de incertídumbres, pues posee imaginación en grado suficiente para, complicar un asunto, sencillo en sobre el futuro ds las naciones. un principio, con toda suerte de incidencias, si bien el ifiterés suscitado peca un tanto de mecánico o artificioso, por no justificarlo el auténtico movimiento de las UN NUEVO NUMERO DE NUEVA pasiones aludidas en el relato, -más que estudiadas. ETAPA Lectora asidua, probablemente, de gimenoa y de Agaíha Christie, tiende Isabel Muy interesante es el número de Nueva Calvo de Aguilar a un tipo de novela poco cultivado entre nosotros: novela sentietapa. la revista de la Real Universidañ de mental, policíaca, rica eii peripecias, de vaga loralización... De ahí la novedad, reMaría Cristina, de El Escorial, corresponlativa novedad, para el lector español, de los elementos narrativos que la autora diere a mayo del corriente año. Como de maneja con innegable soltura. Pero dé ahí también el peligro del amaneramiento costumbre, su nutrido contenido se divide y que la en cuatro grandes secciones: Ensayos, Pro- la la superfici lidaá efectos, acechan muy de cer. ca. Confiemos en que, renunciando autora, a fáciles adquieran Sus novelas la dimensión de profundidad que sas, Poemas y Varia, y en la última se brinsus personajes y conflictos necesitan p, ara interesar del todo. dan informaciones, reportajes, impresiones y entrevistas de amena curiosidad. r M F E B N- A N D E Z A L M A G R (i En el apartado de los ensayos descuellan de- la Real Academia Espartóla. los trabajos d Rodríguez Rosado, Despujol Trenor, Alvarez Calleja, Díaz Gómez, Güitarte, Nieto y Alvarez- Uría, Fernando de árabe de Rode- lfo Gü Benumeya, trabajo tribución informadora de impar valor y pueGóngora, Díes Díaz y Serrano Cos- Gayón. muy oportuno por sn indiscutible actualidad, de servir de segura orientación para, cuanEntre las prosas, a más de algunas debidas ya que una visión global de presente tíe ese tos, se interesen en las cuestiones que- sé a autores que acabamos de citar, anotare- mundo al finalizar- el año 1951 es una con- plantean entre esos países y los demás, conmos las de Valera García- Trejo, Ortiz Monjunta o separadamente. toya, Luis de Benito, León Portillo, OrtiZj Anuncia el propio autor que esta nueva Alyear, García Bohórquez, Rüiz Zapatero, empresa suya- es una continuación de otra Górjez García y Moran González. En la anterior, Historia de la, política árabe en. sección dedicada a los poetas intervienen la que, señaló las etapas- principales de; la también muchos de los ya nombrados colaevolución histórica de árabes: y arabismos, boradores. y que de lo- que ahora, trata és de mostrar, El complemento de variedades resulta a grandes raspos, cónjo han auedado ios remuy movido, y en él se insertan conversaferidos países después de la estudiada traciones con figuras importantes del panorayectoria de los hechos pretéritos. La SOCIEDAD MINERA Y METAma español en las más diversas actividades: Está dividido el libro en diez capítulos, a teatro, cinematógrafo, deporte, etc. LÚRGICA DE PEÑAftROYA, S, A. los que antecede Una introducción aclara llueva, etapa aparece una vez más en tiene el gusto de participar a sus toria, y, a través de ellos, vamos conocienuna pulq. uérriiña edición, y constituye un do el Reino Imperial úe Marruecos. Argeamigos, clientes y proveedores que los tomo de. enjundio a lectura. lia, como país arábigo dentro de Frannuevos números de teléfono de la cia; el Principado o la, Regencia bavlicál d PANORAMA DEL MUNDO ÁRABE misma son I03 siguientes: Túnez; Libia, Egipto y la Corona; uel Nilp POR RODOLFO GIL BENÚMEYA las repúblicas de Líbano y Sirisu; Jordania Publicado por el Instituto de Estudios con el- intercalado de Israel; El Iraqr AraAfricanos, dependiente del Consejo. Superior bia Saudita, -y él- Imamato del Yemen, en de, Investigaciones Científicas, se ofrece a ¡Arabia felis lis lectpres el libro Panorama d! el mundo Así sofa; dfes partes en las- que Gil. Bsnü- VIDA; OBRA Y PENSAMIENTO DE ALBERTO LISTA por Hai s Juretschke. iLA ÍSLA DE LOS SIETE PECADOS por Isabel Calvo de Aguiíar N iras. AVISO 59 16 06 y 3916 07 1