Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CEWSO t) E. DUDLICACI 0 MES los libro -y sus autores, o troves de las notas de información y lo crítica de AB C Crítica y glosa MENENDEZ PELAYO Y LA HISPANIDAD por E, Sánchez Reyes, UN MUNDO EN UNA CELDA pot F. Ximénez de Sandoval l La Sociedad Anónima Estudios Económicos y Europeos constituida en febrero de 1950, bajo el estímulo de dos admirables discursos pronunciados por el ex ministro de Hacienda, D. José Larraz, y con fondos de los cuatro grandes Bancos privados de España, acaba de lanzar un copioso volumen, primero de la serie, donde algunas de la, s autoridades más eminentes de nuestro país informan, compendian, analizan y juzgan los fenómenos económicos, no sólo españoles, sino universales, en sus partes integrantes y en su totalidad. Don Pablo- de Garnica, consejero de esta Sociedad Anónima, cuyo Consejo de Administración, presidido por el conde de Arteche, está formado, además, por el marqués de Aledo, vicepresidente primero; por D. Ignacio Villalonga, vicepresidente segundo; por D. José Larraz López, consejero de estudios, y por D. José Fuentes Ruiz, secretario; D. Pablo de Garnica, decíamos, en las palabras de presentación, que abren el volumen primero, especie de preámbulo de toda la ingente labor que se han fijado los editores, divide en cuatro las etapas que se han prepuesto para sus estudios. 1 Una, ya vencida, será objeto de esta recensión. La segunda, tratará del conjunto de los problemas típicamente europeas; la tercera abordará temas españoles, y la cuarta- deducirá conclusiones y equivaldrá a un balance general. Los componentes de la Sociedad, reservándose su criterio sobre cada una de las cuestiones económicas entregadas al estudio de sus colaboradores, hombres todos ellos muy renombrados por su? experiencias y conocimientos técnicos, hombres dotados de gran cultura y de juicio sagas, aspiran únicamente, y con notoria oportunidad, promover esta clase de estudios. No vacilamos en decir, a la vista de los preliminares, que formarán un cuerpo de varia doctrina y una galería de tamizada información que, al experto, lo mismo que al estudiante, servirán de rico manantial especulativo, y empírico. Se llena, como suele decirse, un gran Vacio. feas aún: se logra una aportación inestimaTiene razón el P. Félix García al escribir en el prólogo a Un mundo en una celble al estudio de estos problemas, y es una da reciente biografía de sor María de Agreda, por Felipe Ximénez de Sandoval: Dimanifestación bibliográfica que nos coloca fícilmente se encontrará en la Historia de áulicos consejeros reales y amigos de prínal nivel de las más relevantes que conocemos en el mundo moderno. cipes y de reyes una figura más cabal, más desinteresada y fiel, de más lograda belleza Si primer tomo de Estudios Económicos moral, que aunara el afecto al rey y el amor a la verdad, como sor María de Jesús de españoles y europeos sé abre con aquellos Agreda. De ahí la ejemplarizad dej caso, de un valor humano e histórico que desdos memorables discursos del ilustre econoborda el interés puramente literario. La escritora, con ser notable, se pospone a la mista, D. José Larraz, pronunciados el año mujer de eximias virtudes, y es cjaro que del contacto con esta prudente y sabia 49, en la Asamblea de las Reales Sociedades monja Felipe IV sale favorecido en el juicio a que la posteridad le somete, puesto Económicas de Amigos del País, y en el que, frivolo y todo, demostró sentir lai responsabilidad de la Corona, al solicitar, huCírculo madrideño de la Unión Mercantil; mildemente, consejo de quien poseía tan difícil don: Yo ando con deseos dé acerpiezas críticas de la situación económica tar y, no sé en qué yerro... No menos de veintidós años- -de 1643 a 1665- -se: mancreada en el mundo- -y, sobre todo, en Estuvo Felipe IV en alto y noble pie de preocupaciones políticas y morales. paña- -por la guerra, piezas doctrinales y Felipe Ximénez de Sandoval, que en estos últimos meses ha publicado también prácticas, desmenuzadoras, orientadoras, fleuna excelente novela- El hombre y el lgro es avezado narrador, y así, ha comxibles, penetrantes y exentas de pasiones puesto una biografía de sor María de Jesús de Agreda, que, por natural extensión del banderizas. El catedrático de Historia del tema a otros personajes y cuestiones anexas, constituye un relato muy movido. El Derecho, en un extenso estudio, que formaría interés de la obra radica no en la aportación de datos nuevos, sino en la amenidad por sí solo un perfecto volumen de historia que logra el autor al animar los ya conocidos, nó sin algún exceso retórico en la de la economía política, menos fecunda en amWentación de tipos y situaciones. Y permítanos Ximénez de Sandoval que no arbitrios originales de lo que creen los homparticipemos de su juicio al asegurar que el siglo XIX aleja de sor María de Agreda bres de ahora, expone clarividentemente las 1 atención del pueblo español El mismo reconoce el mayor servicio prestado al fórmulas que el crecimiento de las sociedaconocimiento de la regia consejera, por Silvela, en su autorizado estudio, a más de des políticas y las vinculaciones internaciootros trabajos y ediciones. nales han encontrado para resolver los problemas a medida que, desde el feudo hasta- rr M. FERNANDEZ ALMAGRO la economía nacional, evolucionaban conde la Real Academia Española, gruentemente, las unidades económicas. Don Mariano Sebastián, en un ensayo que titula El fracaso del intento de una economía cosmopolita estudia, con admirable copia de man Bernácer examina, bajo el título de La Economía admite una colaboración indefiejemplos históricos, el condicionamiento del doctrina del gran espacio económico los nida entre los hombres, o si tiene sus límites progreso económico al hecho político. Don obstáculos que existen para llegar a una precisos de extensión, excedidos los cuales, José Antonio Piera Labra, en su minucioso unión económica y la disyuntiva entre si la? la agregación de más elementos antes reduce que acrecienta el rendimiento per ca ¡análisis de la economía de los Estados Unipita El catedrático de Economía y Haciendos y de la Unión Soviética, economías del gran espacio observa y define los rasgos da, D. José Sarda, partiendo de un estudio característicos de- ambas: el hecho de que INVESTIGACIÓN luminoso del Zollverein (con el título Unioesos dos países posean un gran espacio te -nes Aduaneras y Uniones Económicas y PRIVADA Quienes deseen informarse muy reservada- deteniéndose en el ensayo del Benelux, fija mente de una persona, de algún asunto, co- su atención en la Unión de Pagos y en todos- rritorial en que basar su potencialidad eco- nocer paraderos desconocidos en Madrid, los múltiples y complejos problemas que esté nómica, si en apariencia los asemeja, en rea- provincias y extranjero, con absoluta ga- capítulo, esencial en la economía del mundo, lidad entraña divergencia sustancial, y ex- rantía, diríjanse a la Sección de Investiga plantea. Finalmente, D. Francisco Sánchez plica ese antagonismo en que, quiaa, se ven ió P i d Targo. Almirante, 17. M d l Ramos, profesor de Economía Política de la universidad de Madrid, eig- ra el libro con ESTUDIOS SOBRE LA UNIDAD ECONÓMICA DE EUROPA T 0 j. MO I (INTRODUCCIÓN) UANDO tanto, y con incuestionable razón histórica, se habla de Hispanidad, es oportuno el recordar la atención mostrada por Menéndez Pelayo hacia temas dé esa naturaleza en el grado de que dan cumplida muestra su Antología de poetas hispanoamericanos determinados pasajes de algunas otras obras suyas y las cartas reunidas y glosadas por Enrique Sánchez Reyes, bajo el patrocinio de la Biblioteca de Menéndez Pelayo ejemplar fundación que actualmente dirige, como es sabido, tan docto y celoso investigador. Trátase, en efecto, de un curioso epistolario que, aparte ilustrar, en concreto, las relaciones de Menéndez Pelayo con los escritores de Hispanoamérica, refleja, más o menos ocasionalmente, distintas particularidades de la vida literaria de su tiempo: los años que van desde que D. Marcelino, én, plena juventud, es maestro ya, y se cartea, por ejemplo, con el colombiano Miguel Antonio Caro, hasta los últimos días de su fecunda vida, atento al desarrollo de las nuevas formíS literarias o al desenvolvimiento de algún escritor novel. Por cierto que leemos: con especial interés la carta dirigida por Enrique Gómez Carrillo a Meniéndez Pelayo, en solicitud de su opinión sobre el Modernismo- -la cuestión palpitante de entonces: 1907- y es lástima que no sea conocida la respuesta a preguntas tan sugestivas como ésta: j ¿Qué piensa usted de la literatura joven, de la orientación nueva del gusto, y del porvenir inmediato de nuestras letras? De la correspondencia con los poetas modernistas hispanoamericanos no cabe deducir mucho. Consta, sí, el juicio que le merecen los versos de Santos Chocano, en su Alma América ...tan elevados y varoniles, -tan llenos s de entusiasmo y nobles afectos. Sus brillantes e inspiradas poesías han de ser un nuevo lazo entre España y América. Las cartas que le dirige Rubén Darío no acusan otra relación que la de una admirativa cortesía por parte del genial autor de Prosas profanas Se insertan también cartas de Icaza, Amado Ñervo, Guillermo Valencia. El hecho en sí mismo dé esta correspondencia y del tono en que sus jóvenes comunicantes se expresan demuestra, la autoridad que Menéndez Pelayo ejercía sobre una generación rebelde y hostil a lo inmediatamente anterior. Naturalmente: la relación más asidua e íntima de Menéndez Pelayo es la mantenida con los escritores de formación análoga a la suya, aunque sólo fuese por razón cronológica: el ya citado Caro, los Amunátegui, Gómez Restrepo, Cuervo, Ricardo Palma, José de Armas... A través de estas cartas se percibe un paisaje de comunes preocupaciones y afectuosa convivencia. Pese a la emancipación política y a las quiebras interiores de la Metrópoli, España seguía, atrayendo a los. escritores de Hispanoamérica. Lo hacen ver las circunstanciadas notas de. Sánchez Reyes, a cada una de los corresponsales de D. Marcelino. No era un, caso aislado el de Ricardo Palma: asistía a las sesiones de las Academias durante su estancia en Madrid; frecuentaba las tertulias de Valer y la de la Librería de Fe. Le escribían versos en el álbum de su hija, Zorrilla, Nunez de Arce y Echegaray... iHermosa fraternidad nunca desmen. tida! Alguna vez le llega a Menéndez Pelayo un eco fie su propia juventud. Un antiguo condiscípulo, Joaquín Olarán, le escribe, desde la Argentina. Menéndez Pelayo le contesta. Y las dos cartas nos transmiten datos de la vida de estudiante en el Bachillerato, no exentos de valor biográfico. C