Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE Los libros y sus outores, a (revés de las notas de infamoíión Orítica y glosa SINFONÍA DEL VIENTO A- sv por t, r. Stella Coryalán iffPífeSSi f pi y l a c r í t i c o d o A B C SIN POSIBLE REDENCIÓN POR i EL CABALLERO AUDAZ Trabajador infatigable, raro era el año que Él Caballero Audaz -que acaba de morir- -no daba a la estampa un par de tomos, últimamente del género novelesco. Como escritor resultaría desde luego obvio intentar descubrirle- ahora, ya q, ue su pseudónimo se Ya elegí destino... soy novia del viento, hizo, de mucho tiempo atrás, popular, y famoso entré el público. Por eso habremos de Soy. libre, y, ligera, mi. novio es e l viento contentarnos con comentar su nuevo y último libro. Lleva por título el volumen apareAI viento, en eftícto, se abandona Stella Corvaláñ, con entrega total de su inscido durante la gravedad de D. José María Carretero (Sin posible redención y en él piración poética y jhumano sentido. Al viento, dueño de toda h u m a n a creación multiforme, voraz, tréniulo, inquieto... L a metáfora del obsesivo amor a l viento sé se hallan reunidas unas cuantas novelas corsostiene a través dej todo el libro: el viento y el mar, el viento y. la tierra el viento tas- -comprimidos de relatos largos- -que, por y l a mujer, el vient y l a muerte. Probablemente, n o faltará quien eche de menos su concisión, se brindan más ricas en intenla causa por l a euaB. concede Stella Corvaláñ a l viento u n cetro t a n absoluto. Elsidad de acción. El ambiente de todas ellas 1 es el de la época. actlal y algunas han de viento es. el Hombre -pOt. antonomasia, con todos sus atributos, y a u n sin necesidad de ninguno de ellos. E s impetuoso violador de nubes, galán temeroso en ocasiones y considerarse como documentos vivos, como espectador, inhibido a vecéis, del imponente espectáculo de l a Creación. Para que la crónicas de instantes recientes que todos repoetisa nos hiciera ver los motivos de se altísimo significado del viento como clave conoceiriós y en; cuyos fondos reales se desuniversal- ...el qué gestadla vida del Universo -habría sido necesario que su n u envuelven los personajes que, sólo relativamen se asistiera d ciertos elementos épicos, cuyo empleo le apartaría fatalmente de mente, pertenecen a la ficción, pues a más su propósito, genuinamente lírico, sin duda. Con todo, en Sinfonía del viento laten de uno, podríamos: identificarlo sin esfuerzo. los malogrados gérmenes d é u n poema que pudiera hallar su unidad más profunda Cabrillean en las diversas narraciones, que en u n dramático, concepto d e l a lucha cósmica: Y en t a l escala de posibilidades r a de manera sucinta glosamos, los rasgos dradica uno de los atractivos del libro, concebido e n grande, aunque no realizado en máticos, los humorísticos, los de simple, ditodas sus partes con igual magnitud. recta, aguda observación. Y cada una de esas narraciones posee su aleccionadora- inInstrumento fiel, el verso responde siempre a l designio poético de Stella Cortención, su profunda moraleja, aunque el auvaláñ: designio que acaso haya pasado por idos fases distintas, en lo que hace, más tor no hiciera nunca alarde de criticar, rti que a la técnica, stricto sensu a l concepto d e la imagen, e n general, y a l ritmo. de corregir. lié bastaba con atenerse; a su Nos parece oír la antigua música del 800 e n versos como éste: Canta el viento s u cometido de contar. Presentaba los tipos y copla por l a floresta... y a u n en estrofas cual la siguiente: ellos se fijaban conforme a sus propias re En el silencio augusto de la tierra, acciones, a los principios que. recibieron, al- en la música oscura del- pinar, derrotero que les hacían emprender los acbn 1 en. la montaña absorta y recogida, -teeimiéntos. en la rapsodia trágica del mar, En cuanto al estilo de El Caballero Auvivirán sus acentos suspendidos, daz ésí- -porque permanecé ése a que tenía ¡vivirán! acostumbrados a sus fieles lectores, pero cada vez sé ha ido advirtiendo mayor simplicidad en él, más cuidado en no ser jamás prolijo, Mientras que en otros poemas es, niuy otra la armonía del verso a que lleva Stella en no emplear inútiles adornos retóricos, sino Corvaláñ notas de angustias actuales s servidas por u n lenguaje figurado a l gusto las pinceladas necesarias, rápidas, que sirnuevo: vieran para dibujar y fijar con certeros rasgos a los personajes. Todas las hondas Tuerzas, van empujando Al tratarse de varias narraciones, como sus cósmicos poderes sobre los siglos; v i anteriormente hemos indicado, la nómina de anchos ríos de savia, manjar eterno humanos seres que desfilan por las presendevorado con gula sobré- la- mesa tes páginas es copiosa, y el. principal arte del redonda y despiadada de. los, instintos autor, a juicio nuestro, fue el de diferen, La vida que germina sobre la tierra, ciarlos perfectamente a unos de otros, el de levantando capullos como banderas, haberlos sabido dotar, en sus íntimas com. la vida derramada sobre la carne, plejidades, de personalidades bien definidas secando o floreciendo la piel 1, del hombre y veraces con su vaivén, de inviernos, y primaveras. Así, por cuanto nos ha complacido senalar, y por muchas otras posas que sería aquí Arrebatada, por el viento, o entregada a él de buen grado, Stella Corvaláñ se demasiado, prolijo discriminir y exponer, deja llevar lejos: a ese lejos que tantas Veces se esconde dentro del poeta mismo consideramos, las breves novelas de Sin poComo que en las lejanías o profundidades del espíritu guarda la Poesía el mejor sible redención llenas de apasionante inde sus secretos. terés. -V M. FERNANDEZ ALMAGRO O CRECE O MUERE COLECCIÓN PUBLICADA POR EL ATENEO DE pa, la revolución y el, nacionalismo; se ana- obra- Tratado de la Santísima Eucaristía MADRID liza el diagriostico de Niétzsche, y se profun- de D. Gregorio. Alástruey, canónigo de la Ha empezado a lanzar él Ateneo de Ma- diza, por ultimó, en el espíritu del cristianis- Santa Iglesia Metropolitana de Valladolid y drid una interesante colección de folletos, mo, y; su trascendencia en el viejo Conti- rector magnifico 1 de la Pontificia Universicon el lema general de O crece o muere El ngente dad Eclesiástica de Salamanca, además de presidente de la docta casa, D. Florentino Ha- sido una gran idea, a juicio nuestro, erudito, intérprete, traductor y glosador de Pérez Embid, director de las nacientes, pu- la de- ir dado a la estampa, en una colección textos sagrados y teológicos. blicacior. i3 S, hace la presentación y explica el -máxime tan pulcramente presentada y cui- i El Tratado teológico de la Eucaristía propósito editorial con unas palabras pro- dada en las- versiones de idiomas extranjelógales al primer trabajo, que se titula La ros- -Ios interesantísimos trabajos desarro- -dice en su ensayo prologal el doctor Barbados- -ha sido uno de los más estudiados por unidad del mundo y cuyo autor es Cari por sus propios Se nos dice en la sucinta aludida in- llados y que merecían autores ante un audK los teólogos y. apologistas. Algunos de los torio, ser manera fueron troducción que la serie de conferencias da- público más vasto. conocidos por uri aspectos del mismo de tal, por Santo To- profundizados y expuestos- das: en la tradicional tribuna ateneísta durante el curso de 1950- 51, constituye el nú- TRATADO DE LA SANTÍSIMA EU- más, de Aquino, que apenas, ha habido progresos cleo inicial dé los ensayos que habrán de ir CARISTÍA POR GREGORIO ALAS- añade- en las investigaciones posteriores. Y que lá labor principal de los estuapareciendo, para responder al espíritu de diosos- ha consistido en exponer la profunafirmación creadora que la inteligencia esTRUEY dísima doctrina de la manera más sencilla pañola siente y patentiza en la actualidad. Con un prólogo del obispó dé El ensayo de Cari es el magnífico ca, ¿óctor Fr. Francisco Barbado, Salaman- a nuestra comprensión. ofrece empeño de un pensador que parte del exa- Biblioteca de Autores Cristianos, en una la Ahora, trasude haber intentado el empe de fio y llevarlo a, término D. Gregorio Alasmen del problema de la Unidad y lo desarro- susiediciones- de admirable presentación, la lla hasta mostrar, con indubitables- argutru- ey, cabe decir que su trabajo es un momentos, la verdad y la fuerza de la concepdelo por la solidez; de su doctrina- la cla 1 ción cristiana de la Historia. ridad expositiva, el escrupuloso método teo ...El otro folleto; es de Christopher Dawson, él y por la CAMIONES Q. M. C Tipo guerra lógico seguido en investigaciónadmirable co- y su texto responde al de su disertación en ordinación. de laescrituraria, e, l Ai. eheo el 14 de noviembre del corriente Transformados a 2 EJES. Basculantes y nor- patrística e histórica, con el análisis esco- año. áe analizan en sus páginas la- pérdida- males. LA CASTELLANA, S. A. Paseo Mo- l á s t i c o de la hegemonía de Europa, la idea de Eüro- lino, 14 (Legazpi) y Paseo Castellana, 10. -esperarse tal resultado en un libro s poetisas, h a nacido Stella Corvaláñ, autora de esta Sinque nos llega en caja esmeradísima de amplias resbnandibujos de Agnes Van den Brandeler. No se trata, ciertamente, de u n t ülo concebido a fin de logran u n determinado efecto exterior, sino que responde a l a realidad del contenido, desarrollado eii función del viento úe es p a r a l a autora fuerza hegemónica de la Naturaleza; incluso, r a z o n o cifra de amor.