Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
UNA VISITA AL ALBERGUE DE MARÍA CRISTINA, ANTIGUO ASILO DE HIJOS DE LAVANDERAS HAY TRESCIENTOS NIÑOS Y NIÑAS, CUIDADOS POR DIEZ MONJITAS QUÍ, junto al Manzanares, está el Albergue María Cristina (antiguo Asilo de hijos de lavanderas) Me abre la puerta una mónjita pequeña, vivaracha, sor Petra, y le pregunto por la madre superiora. -Sor Paz vendrá pronto- -me responde. Y añade: -Sor Paz celebró sus bodas de oro el pasado mes de marzo. Lleva cincuenta años de hermana, y veintiséis años en. este Albergue. ¿Cuántas hermanas hay aquí? -Diez. ¿Y de cuántos niños cuidan? -De 300, niños y niñas. Somos las mismas hermanas que había antes de la guerra. Nuestro edificio de la Florida Ib echaron abajo las bombas. n tanto me habla sor Petra, llega hasta nosotros el rumor dé enjambre de las criaturas que están en las clases. ¿A qué edad entran aquí los niños, sor A Petra? Sor Paz, superior del Albergue de María Cristina. -Los niños entran desde la edad de dos años hasta los siete, que se marchan, lias niñas se quedan hasta que se pueden colocar en oficinas, en talleres de modistas... Muchas de estas niñas, cuando ya son mujeres, siguen viniendo aquí con sus hijos. Qué asistencia reciben los niños y las niñas en el Albergue? -A las nueve de la mañana, se les da el desayuno a la una de la tarde, comen un buen plato de arroz, lentejas o judias, y carne, pescada, y postre; por la tarde, íes damos una meriendita con mermelada, higos y pan. -La Reina doña María Cristina quería mucho a este Albergue. -LAy, sí, señor K m e dice sor Petra con palabra emocionada. Nosotros le teníamos muchísimo cariño a la Reina Cristina. Su Majestad acudía con frecuencia al reparto de las comidas. Le gustaba a la señora verse rodeada de sus pequeñuelos. En el invierno, durante cuatro meses, la Reina María Cristina daba también a los. necesitados de la calle una comida diaria compues-