Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID, DÍA 23 DE AGOSTO DE 19 50. i SUELTO 50- GENTS, DIARIO ILUS f R A D O E i X F, 0 R M A e I o N G E N E RA L n Honorio- esposa en primeras nupcias de Inteligente y bella, rige en el Salón y Ataúlfo, el primero 1 de los, Reyes de JEs- en el Club con un espíritu de novedad y paña, cómo. primero de los Monarcas visi- de reforma. Uno de sus mejores biógra- godos, y en segundas bodas de Constante, fos, Luis Hinet, Señala á esta gentil a. lian: qué. tiene Váléntiniano III, lleva, en IEMPRÉ fue la escena espejo de la del espíritu y aen su recuerdo una cifra, za dé hérrflosura y buen juicio cualidades su. Historia, Los- héroes legendarios un símbolo, un sinónimo: Rávena, la que rara vez van juntas f que, ciertamente, no la. abandonan hasta que perece en el K. J tuvieron! en las tragedias alto cotur- ciudad en que, está no y no- fcfáy. suceso bonito consignado por Bizancio tuvo sede enterrada, ailí donde cadalsó. y dejó su alma en Rollánd, gran periodista; sutil político, Herpdotb y quienes fueron cronistas; de fíbulas y mosaicos. r sólida virtud- legalista, despósase cbá esta las guerras médicas sj- n eco literario en Judit de- Welp. es la bella y disoluta bella y gravé adolescente, en unión casi la vieja y clásica liturgia téatiral. Expolíente principalísimo de lá civilización y. Judit de Saviera segunda esposa de Lu- paternal, puesto que le lleva veinte año; la cultura es él teatro y no hay. período doyicó- Pió, el, hijo y sucesor de- Carld- y casi dpctrinai; pu esto que- órdena. y guía dramático en el- que las comedias históri- magno, madre de Carlos el Calvo y nunca su culturaMqúe, en poco tiempd. es asom- cas dejen de tener puesto eminente. Toda hostil a los. galanteos del segundo conde b r e s a de Barcelona Bernardo, -duque, de, Séptiv la Historia de. España se refleja en el teaY h. é aquí- cómo én este hogar de inte- l 3 x trb de Lope, y Mené. nde ¿y Pelayo, en los m a n i a lectuaíidadés va. surgiendo la Evolución, Prólogos a la. primera edición de la La tragedia Andrónica -quev tradujo frente a la Revolución, la Medida 1. frente Academia, rio tuvo más que ordenar; con- al castellano Luis López Ballesteros- y a 1 Desborde, la Selección frente a la; forme a la. cronología, las piezas dramá- representaron en eí EspañóI María Gue- P l e b ticas dél Fénix de los Ingenies para com- rrero y Fernando Díaz de M. endozá -nos Rolland, ministro dé Luis. XVI, lleva a poner un tratado precios de historia pa- lleva, al mundo bizantino de ía Edad Me- las tria, desde los tiempos primitivos hasta dia y ncs hace -asistir a escenas espanto- y a Tülieríás. todas las ánsiás de la calle, lá calle toda la confusión de las. Tu- los años de Felipe III y Felipe. IV, -y, auri sas, -qíie hemos leído en Xiphilin y en la Herías. Es, por inspiración, de su, esposa, en materia. literaria, más acá, pues en el Cronografía de Psello. s. el Buen Samáritano de Francia. estudió que precede a cada üná de las Gala Placidia se convirtió, en ópera, Pero la Corte, no: transige, el Club n comedias va diciendo quien ha íratado con música del maestro. Pahissa. En todas cede. Entrambos fanatismos se aprestan el mismo asunto- en siglos; posteriores y estás producciones de Ángel Guimefáj en á envilecerse y envilecer. -Danton y Ro- cuáles han sido los méritos y las fortunas vez de pellizas de. pastor y de tufaradas. bespierré impulsan las ambiciones jacobi- de; cada versión. También Shakespeare de vino en. capataces libidinosps, -hay ñas hacia las- manifestaciones- públicas y ha contribuido no. poco a divulgar, desde oros, téselos para componer erí el m, osáicp las pasiones personales hasta las conjuras- el teatro, la, Historia de Inglaterra, en 1- las figuras hieráticas de emperatrices, super- secretas. La presencia de Doumpriéz en el vicisitudes de la guerra de las- Dos Rosas, ficies pulimentadas de pórfidos y jaspes, de Ja Guerra promüeye el des y no hay literatura dramática én ningún todo el lujo de Bizancio, y Rávena o- en fninisterío. de, los cuarteles, y los manejóá, -país que sé halle desprovista de la natural lá Marca Hispánica, de los Reyes francos contentó renuevan en. la Municipalidad dé; Pétión. y mil, veces repetida contribución de la que ha de ser Cataluña. los gritos dé la fuga de Versalies. 1 Historia al acervo de las representaciones v. Cunden las, corrupciones al extremo de teatrales. La Historia es, de continuo, un. Luis ARAUJO- COSTA que, habiendo solicitado; Doümqriéz fóiielemento y. una fuente de teatro, desde el dps secretos para su ministerio, a coiidi- carro de Tespis hasta. ¡os últimos román- ción de no rendir cuentas, sus cómplices. ticos, pasando por todos los clasicismos. y copartícipes, én. la Asamblea, erí la Mu r Existen, además, brillanteces de las que nicipalidad y en las Secciones dé. magógi- sacan partido decoradores y luminotéccas de los suburbios aceptaron la cláusu: nico. s cuando la acción o el episodio- des- L I B E R T Á 0 la infamante. Corrió el dinero desborda- arrollado, en el. curso- de Una tragedia o do por el escándalo; -pero las cuentas des- drama se presta, por. el. lujo. del ambiente, EUNIA- como dice Thieis las. gra- aparecieron a los redobles del tambor de- los trajes y el mobiliario a que la vista y. cias; de una francesa y él heroísmo m á g ó g i c o el. gusto. se recreen con las calidades y los de una romana. Pudo huir y afronvalores de gemas- preciosas el pulimento tó él cadalso; Ofrecióse al verdugo cómo Entonceá, tbdbs los espíritus pondera- de- mármoles y pórfidos, el colorido de las yícíimas: antiguas, vestida, de blanco. dos forman él Cuadro Girondino. damascos y brocados, el brillo de oros y Lapidó, por los siglos de los siglos, al TeHombres corno Gua- pedrerías, el tono de los marfiles y los rror revolucionario con su inmortal irn- et; como como- Vergniaud, Barbarou: Brisson, corno jaspes la. majestuosidad de las diademas, precación a la Libertad. oráculos de. la. Sibila, pretenden encauzar coronando cabellos y frentes imperiales: ¡Libertad! ¡Cuántos crímenes se come- los destinos: nacionales. Y entré la espada Diríase paradoja, pero en España quien ten en- tu nombre! ha contribuido en el teatro a estas brillan- s Se comprende qué Lamartine ciñese de de la Convericiqn y el. muro palatino, psre- teces escénicas ha sido Ángel Guimerá, laurel estas finas sienes románticas. per- ce la Legión dér, Pensamiento Entonando la MarseÚesa mueren los- el autor de Tierra baja y María Rosa ladas del sudor, agónico, por el batir dé dramas rurales; rriuy alejados de s mag- los tambores y la pleamar, de déscamisa- bravos girondinos: E impréeando a la Li, bértad, con un canto de cisne agónico, nifíceñcias. palatinas, Guimerá escribe, en- dos y calceteras, entré vivas a la nación cae bajo lá ségur liberticida madarñe Rolcatalán, aunque ha nacido, en Canarias. y mueras a l a tiranía. land, vestida de blanco, como las víctimas v v. -Es un aficionado a la Historia, particu ¿Qüé dolor comparable al de esta. SÍ- A antiguas, prppiciando las gracias de una, larmente a la bizantina y a la dé su tierra catalana éri- lo que tiene de plasticidades bila- de la Libertad; sacrificada por la Li- francesa y el heroísmo dé una romana. coloristas. Guimerá ha escrito Un poema bertad misma? Ninguna de las víctimas. Noticioso del fin trágico de su esposa, sobre la hija del: conde de Urge! el de- del Terror es tan insignemente patética. no quiso sobreviviría. Abandono trotado en la elección del Compromiso de Ni Lavoissier, -pídigndo el plazo, de unas a casa, hospitalaria donde. había recibido v Ce- spe; 1 y otro sobre la muerte del octo- horas para descifrar su última. reacción asilo, y, para no comprorrietef a ningún, química; ni Chéniér, corrigiendp su pos- amigo; fue a darse muerte en medio dé la genario Juán I I de- Aragón; padre del príncipe de Viana y de Fernando el Ca- trera estrofa, momentos antes de subir. -i carretera. En el. bolsillo sé le halló un es- la carreta, ofrecen él ejemplo, augusto de crito justificando su vida y su conducta tólico. érta mujer que, en plena juventud, en ple- en él partido como en el. ministerio. no ardimiento vital, rinde su vida a los Venios, fies, t ce Thiers en s. u, cÓ 3 efi- Las obras principales de las brillanteces sicarios de Ig Muerte... tario, que én aquél espantoso delirio en v escénicas con qué adorna Guimerá los Se comprende también que, los noírrna- que se denigraban él Genipj. Iáyirtud y eí decorados de. Barcelona se- intitulan In- -listas discípulos de Agustín Tierry, la Valor, -todo cnanto; había de mas. generoso; dívil y. Mandonio Gala Placidia Judit estudien, hoy docüméntalménte como una y noble én Francia, perecía por elsui- i de Welp y Andrónica profesora de energía intelectual; esto fue, r cidio o por él ihierrp y por el- fuego del 9 a I a ¡a? i d Í? hija del Emperador es- sobre todo: enérgica. Pero de una energía Terror sipário, pañol Teodcsib, liermsna de. Arcadio. y sin. estruendo. sin músculos; toda alma. CristóbaI; I) E C- STRO- BRILLANTECES ESGEN 1 GA: S; y R