Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID, DÍA 13 DE f U l I Q DE 1 9 5 0 NUMERO SUELTO 50 CENTS if EXTRAVAGANTES XTEAVAGAÑTE, dice el Diccioi nario, es lo que sé hace o dice fue v rá del orden o cornún modo dé obrar. Con ésta denominación se han publicado á veces obras que no podían calificarse de mejor modo. En el géntfro dramático, más que en ningún otro, han abundado siempre l a s extravagancias; producto de esa Musa loca; de la qué tan acabado estudio hicieron lc hermanos- Quintero en una de sus primorosas comedias así titulada. Hay veces que esta Musa loca es consecuencia de un cerebro perturbado y que, como suele decirse, no echa a perder nada que no estuviera de antemano perdido, pero otras veces, y es el caso que presentan los hermanos Quintero en su comedia, la endemoniada Musa cae sobre una persona- qué sólo, como Don Quijote, citando a sus libros de caballerías se toca, da señales de haber perdido él juicio. Todos hemos conocido y padecido a señores muy cuerdos, locos por sus comedias. -Algunos de ellos suelen ser peligrosos, pues a- su monomanía dramática suele ir unida la monomanía persecutoria, y puede llegar hasta el á entado personal si las dos monomaiiías combinadas se recrudecen con el tiempo, porque las dos ¿on incurables. Para espectadores y lectores, no deja de ser propicia ocasión de regocijo. En todo tiempo y lugar ha habido siempre algún autor de éstos que ha dejado memoria de sus engendros. En el siglo pasado, en los años 6o al 8o, existió en Málaga el famoso- Pascual Torres, que alegro por muchos años a los malagueños y aun trascendió su fama por toda Andalucía y no fue desconocido en. el reste de España D l i R 1 O I L UST R A D O D E INF O R MA G I O N G E ÑERALL la obra se hizo popular en toda España y aun hoy se recuerda y se aplica en ocasiones parecidas. En una escena, decía la dama: BUQUE- ESCUELA DE LOS ESTADOS UNIDOS, EN I A CORUÑA Per un rato momentáneo que con. el príncipe tuve (a perder mi hener me expuse, como se, ha verificado. De otro drama, del mismo orden, qué se estrenó en La Coruña, son estos versos: Patíres buenos, hijes buenos: leí de malos, malos son. algunos nacen obscenos. No hay re Ia sin excepción. En Madrid, aun quedamos algunos qué podemos recordar el estreno de La noble y rica pastora cuyos eran estos versos: En este mundo traidor. i rada es verdad nj mentira. Ta lo dijo Campoamcr. a ¿Qué quiere usted que le diga? Y el vivo diálogo entre un guardia y la mujer de un detenido: 1 ¿Le van ustedes. a ator? -Pues claró, doña Pilar. Pero no eran siempre, perturbados por la Musa loca los que ofrecían a los teatros tan peregrinas joyas. Autores aplaudidos y en obras muy celebradas dejaban caer cosas como éstas: Tu cabello es un íesoro y tu cari- es u jardín, 1 n porque tu cara es jazmín y tu cabello es Ce oro. Y este otro, final de una carta qué una niña- interna en un colegio escribe a su Escribió muchas comedias. Lá más cé- padre: lebrada fue A ia mar que se represen tó en muchas partes, que fue- impresa, y Que mi cárcel se taladre, dé ella sé agotaron varias ediciones. Re- sácame, aunque no les cuadre, de éste que es sepulcro frío, cuerdo que mé costó mucho trabajo ha y pues qué murió mi madre, ceírne con un. ejemplar, que conseguí por que no me quede sin padre, mediación de una actriz, que. la había in- ¡papá míe! terpretado. La obra empezaba del siguiente- modo: La dama joven bordaba cerca de Y de un drama, estrenado nada menos un balcón y decía: que en el teatro Español. Llega un personaje del Congreso, en donde ha presenA la labor, a la labor, ciado una sesión borrascosa, y dice ló simano al bastidor. ¡Cómo palpita mi corazón! guiente Desde el balcón distingo la paseante reunión. Es domirgo. Hay mucha animación. ¡El vizconde! ¡Qué hermoso caballo! ha. ¡posición en el forum y el Gcbierno, que también llenaba el Sancta SanctcrunT per sécula seéulcrum requiescat in pace Amén. Hé áqui el Eagle bello buquo- escuela Y en este tono y por este aire seguía toda la obra. En un pueblo, cerca de Salamanca, por. aficionados de la localidad se estreno un drama de un. buen señor del pueblo, víctima también de la Musa loca. Alguien de Salamanca, que por casualidad asistió a la representación, recomendó la obra al actor cómico, creo que era don Mariano Fernández, que a la sazón trabajaba en Salamanca, para que la representara en su beneficio, con les mismos aficionados que la habían estrenado, seguro de que no podría ofrecer al público nada más divertido? En efecto, autor y actores se trasladaron a Salamanca y allí sé. estrenó la obra con un éxito de regocijó que dejó recuerdo para mucho tiempo. Una de las frases te- i Olvidemos lo de: Hermoso jardín es éste. V esta estatua es de Minerva... Y cómo crece la hierba con este viento Sudoeste. Y í los árboles gigantes, plantados por la mano dé Dios mismo, antes de la Creación de quién, a pesar de todo, era un buen autor dramático. Hablamos de don francisco Camprodón. Y digan ahora, los que hablan de decadencia en le teatro, si hoty es posible que se oigan cosas como éstas, aun en las obras más disparatadas Jacinto BENAVÉNTE de la Marina de los Estados Unidos, que, con el cañonero Campbell se encuentra estos días fondeado en el puerto de Ua Coruña. El Eagle fue construido en 1836, en los astilleros de Hamburgo, y estuvo al servicio de la Marina alemana, también como buque- escuela, con el nombre de Horst Wessel Fue entregado después de la guerra a IOÍ; Estados Unidos en concepto de indemnización. Tiene 90 metros de eslora, 12 de manga, cinco de calado y 1.800 toneladas de desplazamiento. Ha llegado a alcanzar, vela, una velocidad de 18 nudos. (Foto. Blanco.