Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MIÉRCOLES- 2 S D E A f i R i L D E 1950. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 17. INFGRMACÍONES, NOTICIAS Y CRITICA DE LOS RECITALES Y CONCIERTOS DÉ MINA SEMANA Las brillantes actuaciones del Orfeó Cátala marcan una etapa en lá historia artística madrileña ¿CONSUELO KUBIO, EN LAS SESIONES DE MÚSICA CONTEM PORANEA D E L ATENEO Solistas en diversas intervenciones fueron las señoritas Núñez, Barhany- -bellísima voz- Salvado, Bial, Colomer y señores Torra, Renóm y López Esparbé. Sólo resta añadir que los éxitos del Orfeó Cátala én estas actuaciones han sido apoteósicos, culminando con el triunfo, en su despedida del público, madrileño en. el Monumental Cinema verdadera manifestación de fervor y entusiasmo hacia esta soberbia agrupación y su director, Luis María Millet, quien en- todo momento compartió sus éxitos con los subdirectores senorés Tómás y Llongueres. En el Instituto Italiano se presentó el- jueves, el pianista Alfredo Rossi, ya conocido del público madrileño por anterioras achia- ciónes. En su programa, integrado por ¡obras de; Scarlatti, Mozari, Schuniaiin, Chopin, Ra- vel, Albéniz, Busóni y Páganini- Liszt, este pianista mostró su habitual juego fácil y naturalidad interpretativa, que le valieron entusiastas iplausos. Obtuvo un. gran éxito. Claude Beche se presentó con un programa de música gala en el Instituto Francés En la vida musical de las grandes duda? mente el fenómeno experimentado en todos des, siempre cuajadas de intervenciones pres- ¿os aspectos dé la historia de la música, en- tigiosasy de. acontecimientos artísticos que la que la evolución y progreso de las for dan empaque y categoría al ambiente de ele- mas instrumentales se ha desarrollado siemvación que constituyen su tradición de arte e a tenor del progreso experimentado por y de belleza, surge; de ves- en cuando el s, propios instrumentos en sí, lo que ha peracontecimiento excepcional- que jalona y. mar- mitido al compositor encontrarse en posesión ca etapa, como. hito en ese continuo, florecer de mayores y más depurados medios expreartístico. Sin vacilar, podemos calificar como sivos para el desarrollo de sus ideas. Por esto, En el Ateneo se celebró, el jueves por la zimo de éstos acontecimientos la presencia en si Chora de Luis María Millet, muestra tarde, una sesión de música contemporánea. Madrid- del magnífico y glorioso Orfeó Ca- una audacia en su forma coral y un trata- La presentación, tanto verbal copio musical talá, no sólo por el hecho artístico en sí, miento de las voces casi orquestal, se debe de este acto, estaba, encomendada al iniciasino también por su significación- -al cabo- al magnífico instrumento que. él tiene entre dor de esta sesión de- arte, Carlos Suriñach, Y dé treinta y ochó años (le su última visita- -sus manos y que l e- ha. permitido una entre- que se apresta a ofrecernos otros dos con y por él carácter dé oportunidad, artística y ga total en la expresión de. sus pensamien- ciertos más, con esta misma intención de nosocial que tal acontecimiento ha revestido. tos, para ofrecernos algo nuevo en. la música vedad e inquietud artística. Tres han sido las actuaciones, que- en el cantada. De este mismo autor escuchamos Para este fin, Suriñach se: aseguró la vaespacióde cinco díasIta ofrecido el Orfeó al también Canción de cuna y: La sardana liosa colaboración de la soprano Consuelo público madrileño, que desde el primer mo de abril i De Llongueres, En Belén cantan Rubio y un grupo, dé notables instrumentisminio tuvo) la certeza de hallarse unte, un las. glorias canción en la que muestra si tas, cuyos nombres omito por temor de error grupo coral de calidad excepcional. musicalidad y. profundo conocimiento del. coro u olvido: En las, grandes agrupaciones corales u or. La primera parte comenzaba con un questales que cuentan con una larga existen Trío para Ob oe, Clarinete yi Fagoí de, cia y- tradición artística, palpita impalpable, Henry Barraud, obra anodina y désprovisr pero perfectamente perceptible, ese halo, ese la de. interés en la. que, ni por estética ni perfume que constituyen su solera, artística, por. hallazgos sonoros, se encuentra la me fruto de una sedimentación de experiencias, nor aportación positiva al mundo de los cuajadas a trüvé, s délas prestigiosas- batutas sonidos. (pie les dieron vídá y continuidad. En pocas De mejor enjundia- y calidad musical es agrupaciones podrá acusarse está caracterísel Sexteto del joven compositor catalán tica con más fuerza y autenticidad, que en él Alberto. Blancafort, que, dada la juventud Orfeó Cátala. Su actual director, Luis María de su, autor, abre, paso a. las inás fundadas 1 Millet- -apellido que encierra y evoca toda esperanzas, ya que la obra demuestra inla vida y gloria de. este céríjunto- ha sabido ventiva y facilidad de construcción. mantener, é incluso acrecentar, todas Has virEn la segunda parte, Dos Intermezzos- tudes y cualidades del Orfeó a través del de Montsalvaige, mostraron las caracterís fuego del entusiasmo de sus. componentes; -ticas de, sensibilidad y finura, tan peculia- que con admirable disciplina y tesón se enres de su autor, que hacen esperar, siemtregan a tan noble tarea tras el duro trabajo pre con interés toda obra salida de su diario. pluma. Los tres programas eran varios y abarcaOtra novedad era el Concierto en mi ban los más diversos géneros y estilos. De bemol de- Strawinsky, para orquesta: de la canción popular, al más severo arte policámara, obra, indudablemente, interesanfónico; del estilo religioso, at moderno fragte, dada la personalidad, de su autor y su mento- de- carácter impresionista o al poema indiscutida maestría, pero que muestra, una. coral de contextura orquestal. Si hubiéramos vez más, la desorientación estética en que- de; señalar momentos cuinbres, acudirían al Strawinsky se debate, ep, estos últimos recuerdo el Credo de la Misa del Papa Mart i e m p o s celo de Palesiriná; él andante y final; del IMPORTADORES íXCIUS 4 VOS La s versiones orquestales del- Tríptico Motete de Bdch; El canto del herrero fiKARDG MEDEM Y S. A. de canciones de Leoz, y los Cuatro made Holst; La m ort de Ves cola de Nicelau; drigales amatorios de Rodrigo, completa: Carfero te San Jerónimo, 19 Oda- a la mar lejana de Vives, verdadero bán- el programa. -M Á D R l D hallazgo en idea y procedimientos, y tantas Consuelo Rubio, fue la magnífica intéroirás obras del folklore, en su mayoría cata- prete de éstas canciones- -con. sus- grandes lán, de las que este coro hace creaciones realcualidades de voz escuela y musicalidad mente, únicas. Como modelo de maestría en la fusión, unidad y pureza de las voces, rió pueCOMO PROPAGANDA, envia- bien acreditadas- de las que lmbo. de. re. do, dejar de citar la bellísima Plegaria a la mos a toda España tresi- petir dos, una por cada autor. Virgen del Remedio de Luis- Millet, en cuya llos tres piedras) en Plata de Esperamos las dos nuevas sesiones de. Ley con rúbi. Envíen medida música contemporánea que se nos. promeinterpretación alcanza el Orfeó cimas; inaccesibles para cualquier otra agnipación co- del dedo (uña- tira Je papel o un hiló) a ten, con curiosidad y deseos de un elevado ral. De propio intento he dejado para citar Estudios España- Apartado 16.123 Madrid, nivel interpretativo. reembolso; aparte tres obras: del svibdirector Juan To- y lo recibirá aNecesitamos Plazo de entrega, oejio. días. representantes. más, una; del director, Luis- María Millet, El Cuarteto Clásic o siempre pleno de otra, y, del también subdirector J. J. Llondinan %i smo y envidiable actividad, ofreció gueres, la otra. pfr. O recital en la Exposición que esi el. Mu- seo de Arte Moderno celebra el pintor Ga- Del primero, la canción- en forma de sarllego Mar quina. Fueron interpretados en- esdana Fum, fum con gran acierto conseta ocasión el Cuarteto de las quintas d guida, -dentro de una plena maestría en el H- qydn i y el Cuarteto La muerte, y la donmanejo dé las voces. De Luis María Millet, cella de Schiibert. el poema. Chora obra de gran aliento e inspiración, con sutiles hallazgos armónicos y José Fernández; Emilio. Moreno, Anlo- sonoros, que abre nuevas rutas en el arte conio Arias y Carlos, Báena, los notables insral. En esta obra se nutesírá bien palp able- trumentistas que componen esta agrupac. ón, POR 15 PESETAS