Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. S Á B A D O 8 D E A B E I L D E 1950 EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 25. DIECINUEVE MUERTOS Y MAS DE CIEN TAMBIÉN AQUÍ VAN HERIDOS AL DESPEÑARSE EL EXPRESO DESAPARECIENDO LOS DESGENDENTE MADRI D- GÍÍOÑ Tres vagones- -de primera, segunda y tercera clase- cayeron a una carretera desde oclio metros. de altura Sustituidos por locales con aire exótico de samba ENTRE LAS VICTIMAS FIGURAN É ¿PROCURADOR EN CORTES Boma 6. (Crónica de nuestro corresponsal. D. FERNANDO RENDES Y EL COMANDANTE MÉNDEZ VIGO EÍ mismo, proceso dramático de los viejos y tradiéionales; cafés de. Madrid, está llegando a sus últimas conclusiones en Roma. Los glo- Fallece la artista de variedades que resultó herida por lasí quemaduras riosos cafés con mesas de mármol, divanes dé de su vestido incendiado terciopelo y espejos dorados agonizan ante la CAFES A B C en Roma indiferencia de estas generaciones, amorfas e indiferenciadss, carentes de tiempo, de ingenio AB C EÑ- BARCELONA: LA CIUDAD SUBTERRÁNEA y dé conversación para las tertulias artísticas, literarias y políticas de otros, tiempos. Algu. Barcelona 6. (De nuestro, correspon- baño, y los interurbanos eléctricos de la nos, ni siquiera agonizan, porque han muerto sal. Acaba dé construirse, y. pronta va Renfe. y de los ferrocarriles de. Cataluña. oscuraínente. Otros resisten heroicamente, como a abrirse al público, en. pleno corasón de. En la primera planta, un pasajero lleel Greco Aragno Babington y Eampolla urbe, en el qrrflnqye mismo de. lv, Ram- gado en un. tren matutino y que tenga fii con sus mismos divanes, sus mismos espejos, sus mismos tapices descoloridos, sus misbla, el décimo- séptim. o acceso a Ha parte necesidad de salir por la noche- puede, mas mesas de mármol, ganando batallas de subterránea dé. la ciudad, de tan amplias sin abandonar el subterráneo, hacerlo sidignidad, ya que no de oro, después dé dos diniétísiones que bie n merece, el. líombre guiente desayunar en cualquiera de los siglos d nobilísima vida. Los demás cafés de de ciudad subterránea Constituye un. bares fastuosos que. Hay por todas partes, Roma, aquellos que no tenían nombres ilussistema de calles, de glorietas, de cru- leyendo algún diario local, nacional, o tres o que han nacido en la postguerra, viven ces, etc. destinadas exclusivamente- al extranjero que encontrará en alguno de bailando la samba. Nada de nombres humberpaso de los- peatones, y en las cuales sé los varios quioscos. Podrá enviar cartas, ticos, nada de nombres italianos, aquí donde encuentra todo lio de la superficie. comerlos nombres encienden luminarias poéticas y rótulos líricos. Ya, por estos cafés, no parece cios) lócales donde la gente puede cóm- echándolas a los buzones o haliéndolas que se viva en Koma, sino en Sudamérica. Inprar, degustar, disttfaierse y, descansar, remitir por los: recaderos. Podrá comprar mensos letreros luminosos ariimcian Brasil desde primeras- hpras- de la mañana hasfa los más variados objeitos en cualquiera de las sesenta tiendas- que los ofrecen; Perú Santo Domingo Haití Mokambo las últimas, dei- la noche. Si Colorado Argentina y me dicen que den. más tarde podrá almorzar ala carta o a Es una- ciudad, si se quiere ún gran un precio, fijo, ir al cine o visitar taj tro de poco surgirá México dos pisos subterrá- atracciones paira esperar la hora de. la bar- rio, que- constar de. De esta manera no hay en el centro de Koma neos, practicad S, en la masa de. tierr t ¡de cena. Luego, podrá tomar el tren para ir, una sola calle que no tenga un café que baile la vasta plaza, de Cataluña, y algunps? de la samba. Un café sin mesas, sin divanes, sin si quiere, hasta Francia. o ala zona inespejos, pero con unas enormes máquinas ex- S- u ¡s vías- adyacentes (calles- de, Pelayo, dustrial textil, o á los deportes pirenaidet. íf- erg ara; Ronda de. San Pedro. Paseo preso con muchos sacos, donde se lee Moka de Cpacia) llegándose a- eüó s- por- dieci- cos de nieve. Si sube al exterior por las Caracolillo y otras especialidades, amontonasiete- escaleras, distribuidas en distintas amplias escaleras eléctricas, de movidos, como para demostrar que hay para dar y tomar hasta el paroxismo. Y junto a las luces puntos del, vasto perímetro. Todas tas miento continuo, infatigables, norias, -los de neón arrebatadas y temblorosas, las esescaleras van ai primer piso, lo que lla- peldaños- cangilones le verterán en la copectrales: paredes pintadas isurrealísticamente, maríamos primera planta desde, arriba rriente del río humana barcelonés, en la per malos copistas áe Dalí o dé Picasso, con Allí, útrials escaleras, independientes de inmensa, plaza que bulle a la luz del sol, obsesión tropical. Roma está a una distancia las primeras, conducen a la... y, úl- como la otra subterránea bulle ¡a la luz, esírériiecedora de estos cafés burgueses donde, del dosel y de las columnas de. tubos tima planta, de donde parten los ferrosi la destilación es buena, el mar gusto- -no del carriles metropolitanos del servicio ur de neón... -RETQ. café que se toma, pero sí del local- -invita inmediatamente que se ha consumido, a. alejarse, no sólo por la ofensiva de los coftazoi aae pugnas en los largos mostradores, sino por. -la La catástrofe del expreso Madrid- Gijón incomodidad general que supone tod punto Mieres. 6. E 1 tren éxpreso: descendente prjmera, otro de segunda y otro, de tercera, pequeño donde se amontona gente can mucha Madrid- Gijón, al llegar a 1 las proximidades mientras, que, inclinado entre la vía y la v caprisa y con poca; educación. V Sin embargo- -según me explican y he podido del. pueblo de Villallana, concejo de Pola de rretera quedaba el coche de cola, que. era de comprobar- la culpa de toda esta invasión, Lena, quedó cortado, por causas que se des- tercera. dé esta manía tropical y del mal gustó de las conocen. Inmediatamente se. dio aviso a la capital decoraciones y de- a coreografía cafeteril En, la. vía quedaron la locomotora, los co- del concejo y a Mieres, así como al resto no es de los americanos, sino de los milaneses, ches- cdrre o y cama y el vagón restaurante. de las poblaciones importantes de Asturias, que en su afán de conquistar comercialmente A la- carretera cayeron, desde Í una altura a fin de movilizar personal sanitario y amRoma, no reparan en disposiciones arquitectó- aproximada def o cho; metros, un vagón He bulancias. nicas de gusto típicamente de stand de feria, El ministro de Obras Públicas, general o de almacén standard de producción en seFernández Ladreda, que se encuentra enrie, orgullo típico de la capital lombarda. Los milaneses se han empeñado en que la única Oviedo, al tener conocimiento del accidente ciudad del mundo que ye cpn indiferencia cómo se traslado al lugar de la catástrofe para pasan los siglos, se decida a vivir de prisa, todisponer personalmente los trabajos necesa- mando el café de un golpe. Un cronista dice ríos. También acudieron las autoridades. La que la guerra eníre Roma y Milán- -encendida Cruz- Roja movilizó fuerzas y ambulancias por los Comités llamados de Liberación- -ha terde Mieres, Oviedo, Gijón y- otras, ciudades. minado; pero hay que considerar que estos úlLa Diputación Provincial requirió, a. los métimos hechos constituyen una gravé provocadicos de la Beneficencia. ción contra la urbe por antonomasia. 1 Terminados los trabajos de- salvamento La única compensación a estos daños es que fueron extraídos 19 cadáveres. El número de el Café que se toma es exquisito. Y justa; mente, posesas máquinas expreso que fabrican heridos asciende a más, dé un centenar. Al los milaneses. Si no fuera por las malas pinambulatorio de la Cruz Roja de Miereé han turas surrealistas, y la antipática luminosisido traídos cerca- de- sesenta heridos, entre dad del neón se podría soportar la invasión ellos algunos graves, que fueron hospitalitropical. Y aun mejor, si hubiera mesas para zados. Los demás, una vez realizada la prisaborear el café, charlar con los amigos j dimara cura, se. trasladaron- a sus domicilios S. fl. T. vagar un poco sobre los fenómenos políticos, artísticos o literarios. El fascismo contribuyó y llevarás- más, velocidad, consumirás de 28. a en. ambulancias y camiones. Principalmente mucho a matar las tertulias creyendo que de litros por 109 kms. y economizarás ruedas. salieron para Gijón, Ayüés y. Oviedo. -Ciesa manera eliminaba los chistes contra el ré- TALLERES (transformaciones y reparaciones fra, ¿gimen. Pero los chistes brotaron entonces, como G. M- C. con recambios de origen) Paseo MoliRELACIÓN DE MUERTOS siempre, por generación espontánea como los no, 14 (Legazpi) Teléfono 21 29 61. Oviedo 6. L a relación de muertos: recohongos, pero más venenosos que nunca. Y tal (3 veneno no fue ajeno ni a la derrota ni al fin VENTA CAMIONES 10. y 2 ejes) y piezas: Pa- gidos hasta ahora en el. lugar de la catásseo Castellana, 1 Teléfono 35 59 23. de la dictadura. u 1 i á n CORTES CAVAtrofe es. la siguiente: NILLAS. Eduardo Barros León, médico, de Madrid