Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MARTES 21 DE JUNIO DE 1949. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 25. jugar, sino para desmarcarse, parecieron haber agotado o equipo, que dio muestras de cansancio al término del primer plazo. Los comentarios durante el descanso se re ferian al temor h la recuperación francesa debida a la fortaleza física. No sucedió tal. Ellos se habían cansado Basora marcó tres goles en el primer tiempo, y Gainza, dos, en el más y al reaparecer estaban en peores condiciones que los nuestros. Así fueron posisegundo, uno de ellos de penalty bles un fútbol de impresionante belleza, de, del púBARATTE FUE EL AUTOR DEL TANTO FRANCÉS, TAMBIÉN iniciativa española, y el entusiasmoNo obsblico, seducido por el espectáculo. tante lo cual, fue entonces cuando se proDE PENALTY dujo el tanto, de penalty francés por el Más de sesenta mil espectadores, entre los que había muchos españoles, empujón de Asensi a Baratte, que no puede considerarse injusto, teniendo en cuenta presenciaron el partido, celebrado en el estadio de Colombes París 20. Tenían razón los que habían bara con Una numeración verbenera y dis- la severidad con que el arbitro señaló las escrito que el equipo francés estaba cansa- paratada. i faltas en el área. Pero el gol francés resuldo al cabo de una temporada demasiado larLa decisión de nuestros futbolistas dio a tó un nuevo estímulo para los españoles que, ga. Es verdad. Tan verdad como que los España una magnífica iniciativa de juego, en réplica, lograron, con un buen tiro de nuestros llevan jugando desde mediados de salvo las obligadas reacciones de los riva- Gainza el cuarto; Al que pudo sumar se aU septiembre pasado y... todavía no han ter- les y los temibles baches del último cuarto guno más que el quinto- penalty que aseminado. La diferencia reside eñ que la pre- de hora de la primera parte, que acusó cien guró Gainsa- ya que el once francés, desparación de los nuestros ha sido suficiente, to desfallecimiento en el campo español. Él graciado y roto, se entregó decididamente, eficaz y entusiasta. Y la suya, breve, inope- trío defensivo francés, fuerte y seguro, no durante los últimos minutos. rante y sin interés. Ellos han jugado seis tiene la flexibilidad suficiente para conté Una feliz puesta a punto de nuestros separtidos internacionales, y nosotros, cuatro. ner la elástica avalancha de Zarra, en uno leccionados, articulados en excelente engraLos entrenamientos anteriores fueron lar- de sus mejores momentos, apoyado por lói naje técnico, la velocidad y el mareaje, detergos, con magníficos paseos por nuestra mon- dos extremos rápidos y profundos que van, minaron la terminante seguridad. Soberbios taña, y los recientes, aunque breves, cons- sobre todo el catalán, rectos hacia el gol por los tres delanteros, que llamaré esenciales; tituyeron intensas lecciones de técnica y es- el camino más corto, aunque más peligroso. Gonzalvo fue el más espectacular, pero Pufuerzo, bien meditadas, y concretas adver- Buena prueba son esos tres goles marcados chades resultó más efectivo y más duro. Asentencias acerca de lo que cada cual debe hacer a trueque de correr otros tantos riesgos, al- si anuló por entero a los que le tocó marcar, o intentar. guno de los cuales a Basora. le dejaron hue- i y Eisaguirre, seguro y arriesgado, no deslia en las narices. Pero él había dejado la, mereció, como tampoco los compañeros del No quiero puntualizar los resultados, su- bolita en la. casilla. resto del conjunto, intrépido y entusiasta. El mándome al coro de alabansfls del momento. No fueron tampoco Venancio y Panizo equipo arbitral- italiano, recto y quizá excer Diré, sí, que el secreto del casi repentino cambio de la selección española se contrae los interiores excepcionales que buscamos; swamente severo, encauzó con ponderación a la definitiva adaptación de las modernas pero, en su defecto, se emplearon con res o- el partido que los futbolistas jugaron con en fórmulas de juego, -fundidas con el aprove- luCión aquél y con, inteligencia éste, capas tera corrección. La temporada internacional ha terminado chamiento, el entusiasmo, el ímpetu y la furia ees de zurcir una excelente línea de ataque, españoles. Nadie reconocería en estos ven- muy superior a la francesa, donde sólo bajo los mejores auspicios con dos victorias cedores de Colombes a los vencidos en Cha- eje, Baratte, y a ratos Vdást, lograron in rotundas en el extranjero que mañana habrán quietar a nuestras defensas. Quede constan- recalificado el fútbol español en todo el munmartín por los italianos. cia de que, La tar. de victoriosa de Colombes quedará aproximaronmientras los peligros que ellos do, a través del vocerío de la Prensa frana nuestro no sólo como hito triunfal, sino como la más forcejeo, el empujón y marco nacieron del cesa. Se han asimilado las lecciones, se ha el barullo, los de brillante esperanza, de conjugar todos los nuestro ataque resultaron soberbios des- improvisado poco, se ha jugado con entusiasesfuerzos en busca de esa superación que ya pliegues ofensivos a ras de tierra, de bota mo y calidad. Yo creo que si en muchas ocasiones, cuando hay. motivos, de censura, éstos parece posible como inmediata promesa. a bota, muchas veces sin dejener la pelota Síntesis y espejo de este partido debe ser y alcanzandot tras esquivar todos los bor- no pueden omitirse, ahora no mporta valo la afirmación rotunda de que el equipo fran- ceguíes rivales. el epílogo del disparo más rar en lo justo el esfuerzo realisado y premiar a los muchachos con un aplauso popucés es un buen conjunto, fuerte y atlético, o menos próximo a la red lar, que es el que más envanece. Total eso que, jugando cuanto ha podido, se ha visto En el famoso cuadrilátero, el moderno cuesta poco, y el jueves citarán de vuelta las superado por otrg once de mayor fortaleza y con juego mas brillante y eficaz. Ni me juego fue posible y tangible en el español triunfadores. -Juan DEPORTISTA. convence ni es cierto el argumento del tor- muchas veces; en el francés, nunca. Aquél Preliminares del partido pe conjunto francés en una tarde de todas fue, a lo largo del partido, el más sólido y las desgracias y de todos los goles increíble- el más brillante, mientras enfrente Hom dio París 19. El público ha madrugado, y ha hemente fallados. De éstos hubo tres notables: réplica tan acertada que quedará como el cho bien, jorque se ha registrado un taponatodos los dos que debieron alcanzar la meta francesa único que no. pereció, en el naufra- miento en la circulación por Colombes. caminos que conducen Cuando y uno que debió alcanzar el foydo del mar- gio. Eri iodo caso, acompañado de Baratte, llegamos á las al estadio de ya habia un lleno dos y media, co español. Si los tantos no se hubieran ex- a modo de náufrago de primera Tres tantos a cero es el balance confor- imponente, que supone unos 65.000 espectatraviado milagrosamente, el saldo triunfal dores. v español sería Un siete a dos, más desconso- tador -de un primer tiempo, aunque se haüa Muchos españoles aparecen repartidos en tofallado un penalty Sobre todo si entre dos los recintos, tanto en las tribunas como en lador aún para los galos. aquéllos han quedado dos goles tan soberDe este partido se puede y se debe decir bios cómo el primero y el tercero. Ahora las entradas de fondo. Se les conoce por sus banderitas nacionales, y pancartas y por que ellos han jugado su match menos bue- bien, los plurales esfuerzos, no sólo para sus rostros risueños, carteles confianza del triuncon la no, y los nuestros, el más próximo a lo exfo y de haber realizado un gran viaje por tal traordinario. Son distancias relativas. Desde motivo. el principio del encuentro, el mareaje ha A las tres menos cuarto ya se respira con aire sido estrecho y próximo. Diez hombres al- ¡d impaciencia, y la emoción comienza a aporededor de sus sombras respectivas y dos derarse de los ánimos. hombres más debajo de li madera, que en He aquí los dos equipos, que salen juntos, PARA SU HOGAR este país sigue siendo cuadrangular. Pero encabezados por los respectivos capitanes Son aclamados con entusiasmo. Los catorce o quinellos, mal informados del suceso de Dublín ce mil españoles, o sea la cuarta o quinta parte o confiados en su calidad atlética, creyeron del total, chillan más que todos estos juntos. imponerse por su fortaleza y fracasaron MESONERO ROMANOS. 3 DECIDIDA REPLICA A LOS QUE ONDEApronto desbordados hábil y velozmente. Los ENTRE GRAN VIA Y GALERJAS PRECIADOS RON UNA BANDERA TRICOLOR nuestros, más rápidos y ligeros, lograron esParís Í 9. Antes capar frecuentemente de sus rivales empleanGHALETS EN VILLA- JOYOSA Fiancia- España, endeí comienzo del partido el estadio de Colombes, do la técnica más brillante y también, más Alquflanse amueblados, con seis camas, cinco una tricolor difícil: rapides en los pases, con la- mínima habitaciones, cuarto de baño, agua corriente un grupo sacó a relucir una banderatribunas. tamaño en, retención de la pelota. Los españoles se mos- y garaje, de nueva planta. Informes: Amparo de bastante de españoles se de las Otro grupo abalanzó sobre traron siempre superiores a los franceses. IWoret. Punteta. Viilajoyosa (Alicante) ellos y deshizo la baniderá, dando vivas a EsEl engarce de nuestras jugadas fue tan paña y propinando una paliza a los que la; perfecto que durante el segundo tiempo el hicieron tremolar. -Alfil, 1 AUTOBUSES público se entregó muchas veces, subyugado SUENAN LOS HIMNOS NACIONALES por el alarde preciosista, pero continuamen Loa Himnos nacionales, primero el español; te ofensivo, y silabeó un ¡oh! de estupor, os preliminares consabidos, y pronto el árbipreocupado ante el temor de que aquello acaAlenza, 20- Teléfono 33 3 7 1 1 io. convoca a Eizaguirre y Batteux, quienes LA SELECCIÓN ESPAÑOLA DE FÚTBOL VENCIÓ EN PARÍS A LA DE FRANCIAPOR CINCO TANTOS A UNO FUCO MADRID- SAN SEBASTIAN